El Correo Digital
Lunes, 28 julio 2014
nuboso
Hoy 16 / 21 || Mañana 15 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Nunca más se habló del bombardeo»

SOCIEDAD

«Nunca más se habló del bombardeo»

Durango homenajea a las víctimas del dramático ataque aéreo que causó más de 330 muertos hace 75 años

01.04.12 - 02:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cinco bombarderos y nueve aviones de caza italianos surcaron el cielo de Durango el 31 de marzo de 1937 a las ocho y media de la mañana con una cruel misión: arrasar un municipio indefenso incapaz de imaginar lo que estaba a punto de ocurrir. Los historiadores calculan que se arrojaron 281 bombas con 14.840 kilos de explosivos. El dramático saldo superó los 336 muertos y otros tantos heridos.
La ofensiva aérea se planificó bajo las órdenes del general Emilio Mola con el objetivo principal de amedrentar a la población civil. «A nuestro pueblo le tocó la triste suerte de ser campo de experimentación de nuevas tácticas devastadoras» que luego se utilizaron en la II Guerra Mundial, resumió el durangués Félix Arkarazo en la presentación del 75 aniversario del genocidio, que tuvo lugar ayer.
Más de 300 edificios resultaron afectados, entre ellos las iglesias de Santa María, Jesuitas y la del convento Santa Susana donde se oficiaban las primeras misas del día. Muchas de las víctimas fallecieron sepultadas entre los escombros.
El bombardeo de Durango ha vivido históricamente a la sombra del de Gernika. Gerediaga Kultur Elkartea, la asociación que promueve la Feria del Libro y Disco vascos de Durango, inició tímidamente la reivindicación de esta fecha en los años 80 y después se le sumaron otros colectivos locales hasta que, en 2004, el Ayuntamiento se involucró directamente en el reto de recuperar su memoria histórica.
El acto central de esta jornada se ha organizado desde entonces como homenaje a todas las víctimas de la Guerra Civil, bajo el lema 'Paz y reconciliación'. Hasta allí se desplazaron ayer un pequeño grupo de supervivientes junto a familiares y amigos de otros fallecidos. Ninguno ha logrado librarse de aquellas dramáticas imágenes pese al prolongado y duro silencio que se impuso tras el ataque aéreo.
«Nunca más se habló de lo que había ocurrido ese día», destaca Asun Elkoro. Ella apenas contaba con 6 años, pero le llamó la atención que todo el mundo callara a su alrededor. Tampoco ha logrado olvidar cómo empezó todo. «Sonaron unas sirenas muy fuerte y después empezaron a caer bombas por todas partes». Habitual en los actos conmemorativos, Elkoro se siente reconfortada ante gestos así aunque su corazón todavía guarda penas. Su padre fue dado por desaparecido tras el bombardeo y nunca más supieron de él. «Al menos, me gustaría saber dónde lo enterraron», subraya con los ojos llorosos.
Nunca más «la insensatez»
Un buen número de personalidades arropó a los supervivientes. Entre ellos, los dirigentes del PNV José Luis Bilbao, Ana Madariaga, Iñigo Urkullu, Andoni Ortuzar y Pilar Ardanza, y los socialistas Idoia Mendia e Iñaki Egaña. No acudieron al acto institucional concejales de Bildu, Aralar ni el PP. El Ayuntamiento también invitó a la ceremonia a representantes de otras ciudades bombardeadas, entre los que estuvieron el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, y el de la localidad catalana de Granollers, Albert Camps.
El único discurso oficial fue el de la alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras, quien hizo hincapié en la importancia de recordar «con responsabilidad» las vivencias de «nuestros aitites y amamas, las que hemos escuchado en las cocinas de nuestras casas», porque es una deuda contraída con las víctimas. El Ayuntamiento local ha solicitado a los Gobiernos de Italia y España que reconozcan su implicación en el ataque y pidan perdón público.
Irigoras también advirtió sobre la «insensatez» de las guerras con «la legitimidad que nos da el dolor» de nuestros antepasados: «Todas son iguales, nos abocan a la venganza y la destrucción, el hambre y el odio», concluyó. Un minuto de silencio, un aurresku y una ofrenda floral en la capilla que cobija la placa con los nombres de las víctimas pusieron fin a la ceremonia.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Nunca más se habló del bombardeo»
El alcalde de Bilbao, durangués de nacimiento, saluda con afecto a dos supervivientes. :: MAIKA SALGUERO
«Nunca más se habló del bombardeo»
Ofrenda floral en recuerdo de las víctimas del genocidio. :: M. SALGUERO
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.