El Correo Digital
Martes, 21 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 24 || Mañana 14 / 20 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Hasta doce multas al mes por no cubrir los pintxos en bares de Bilbao

CONSUMO

Hasta doce multas al mes por no cubrir los pintxos en bares de Bilbao

El Ayuntamiento sigue imponiendo sanciones de entre 300 y 500 euros a los locales sin vitrinas protectoras

03.03.12 - 02:25 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Ayuntamiento sigue peleando por concienciar a los hosteleros de la importancia de mantener bajo cubierto los alimentos que lucen en sus barras. El área de Salud y Consumo reveló ayer, en el transcurso de un balance general de sus actividades, que el Consistorio impone entre diez y doce sanciones al mes a bares de Bilbao por no proteger sus pintxos con vitrinas.
Javier Orduna, director del departamento, reconoció que el problema es «díficil» de abordar en la ciudad. «Cada vez se registran menos casos, pero todavía hay muchos bares que no cubren sus tapas y a los que seguimos sancionando», aseguró. Las multas por incumplir esta ley oscilan entre los 300 y los 500 euros. El gerente, sin embargo, matizó que «el objetivo de las penalizaciones no es recaudar dinero, sino conseguir que los dueños de los locales entiendan que una tortilla contaminada puede producir una deblace». Advirtió, incluso, de que «podría derivar en consecuencias judiciales y penales».
Orduna hizo un llamamiento a los consumidores para que «no coman en los bares que incumplen la normativa», como medida de presión a los dueños. «Así, en el plazo de un mes, pondrán algo con que tapar su comida». El director admitió que, en el caso de los bocados más peligrosos, preparados a base de nata, mayonesa o salsas, «sí se ha notado una mejoría a la hora de protegerlos».
Los 2.600 establecimientos que venden comida en la villa están regulados en función de su peligrosidad. Hoteles, comedores y grandes superficies se inspeccionan cada dos o tres meses, mientras que los bares y restaurantes de menor tamaño reciben visitas periódicas. «Un local que sirve 500 menús al día es mucho más peligroso desde el punto de vista de la salud pública que un restaurante en el que comen seis», aclaró Orduna, que, sin embargo, se mostró satisfecho con el bajo índice de infecciones alimentarias registradas en la villa por casos de este tipo. «Hay muchos bares con pintxos descubiertos, pero se venden muy deprisa, por lo que la seguridad alimenticia es exquisita», confirmó.
Más de 66.000 atendidos
Hasta 66.664 personas se beneficiaron en 2011 de los programas y actividades desarrolladas por el área de Salud y Consumo. El trabajo del departamento se centró en el colectivo escolar y en el de la tercera edad, que fueron calificados por su concejal, Mariano Gómez, como «dos pilares fundamentales de la sociedad bilbaína». El proyecto PERSEO instruyó a 543 niños de entre 8 y 12 años en el campo de los hábitos saludables y actividad física. 3.143 ciudadanos con una edad media de 76 años, a su vez, participaron en el taller 'Salud para mayores', que abarcó iniciativas deportivas como 'La red de Caminantes'.
Las jornadas de prevención de drogodependencias -en las que tomaron parte el 70% de centros educativos de la villa-, casi un centenar de programas para 84 ONG y los talleres de 'Cuidar al Cuidador', para familiares de enfermos crónicos, fueron otras de las líneas de actuación que llevó a cabo el área a lo largo del año pasado.
En Tuenti
Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.