El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 8 / 12 || Mañana 6 / 11 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Patxi Rodríguez : «Cambié mi trabajo de ingeniero por el de guía turístico»

Empresario en África del Este

Patxi Rodríguez : «Cambié mi trabajo de ingeniero por el de guía turístico»

Este vasco decidió abrir su propia agencia de viajes en 2010 con base en Uganda

15.01.12 - 02:25 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Siente pasión por África. Y pasión en swahili se dice mogambo, igual que la agencia de viajes que ha montado Patxi Rodríguez en Uganda (www.mogambo.ug). Pero la aventura de este vitoriano comenzó hace una década cuando decidió cumplir un sueño. Dar un cambio radical a su vida. Pidió una excedencia en el trabajo, cogió su mochila y empezó como guía acompañante de la agencia Marco Polo en Nepal, India y Vietnam. «Solo necesitaba saber inglés y poco más. No suponía un gran sueldo, pero podía viajar gratis», recuerda. De esta manera comprobó que era válido para llevar a gente por países desconocidos. Su siguiente paso fue África, donde comenzó a trabajar para una agencia catalana hasta hace dos años que montó su propia empresa. «Cambié mi trabajo de ingeniero técnico por guía turístico. Pedí la cuenta y dejé atrás veinte años en la cooperativa Mondragón. Y es que mi ilusión no era pasar ocho horas al día en una oficina frente a un ordenador. Quería conocer mundo».
Y qué mejor que conocer uno de los países con más encanto por sus paisajes y fauna: Uganda. Por algo la llamó Winston Churchill 'la perla de África'. Allí tiene Patxi la base de su agencia. Él y su novia Iria -ella fue clienta suya en una ruta turística- preparan presupuestos, rutas y viajes a medida por Burundi, Ruanda, Uganda y República del Congo. En este último país, este vasco fue testigo directo de la explosión de un cráter. Está más que curtido para guiar a todo el mundo que sienta la llamada africana.
El día a día de Patxi no puede ser más impredecible. Bien se cruza con una jirafa de cinco metros, unos búfalos dándose un chapuzón o un león con la mirada fija. «Se ve mucho en televisión cómo los ñus cruzan el río mientras los cocodrilos les esperan. Pero impresiona más verlo en directo. No tiene nada que ver», asegura. Su retina está llena de anécdotas y de imágenes imborrables, como la de un gorila de 200 kilos a tan sólo tres metros de distancia.
Uganda recibe una media de 350.000 visitantes al año. Y África está preparada para todo: para alojarse en un hotel por 1.200 euros o acampar en medio de la sabana. Patxi prefiere la última opción. Y es que resulta una oportunidad única para dormir rodeado de hipopótamos y del rugir de los leones. «Al sentirlos tan cerca te palpita el corazón, pero los animales están acostumbrados. Además, en los safaris se cumplen unas normas de seguridad como no bajarse del coche y se va acompañado de un 'ranger' con un AK-47».
Escenario de películas
El miedo se deja a un lado al contemplar las maravillas que ofrece la naturaleza. En plena falla del Rift, que según los geólogos dividirá África, se olvida que alrededor se encuentran diferentes especies de mamíferos. Uno de los espacios más bellos para este vitoriano es el parque de Murchison Falls, el más grande de Uganda, y escenario de películas como 'La reina de África' y 'Las minas del rey Salomón'. Una zona protegida desde 1910 y que es atravesada por el Nilo. Se puede cruzar en bote mientras se contempla a los elefantes africanos, hipopótamos, cocodrilos y aves. Pero si hay un sitio espectacular ésas son las cataratas Murchison. Allí el Nilo desciende con su mayor fuerza por una anchura de 7 metros y una caída de 40 metros de altura. «Uno no se acostumbra a ver caer el agua».
La 'perla de África' tiene muchas cosas que admirar. Pero si este vasco se ha quedado prendado de Uganda es por su gente. «Te reciben con mucha amabilidad y solo por estrechar la mano ya se abren a ti y charlan amigablemente. Ellos no miran al futuro, viven el día a día. Y se da más importancia a las personas. De hecho, se respeta mucho a los mayores y los niños se hacen fuertes desde temprana edad porque no se les sobreprotege». La hambruna amenaza África, pero tampoco es tan exagerada en todos los países. «Ruanda es uno de los países africanos más ricos y uno de los que más han crecido en los últimos años. Están bien desarrollados. En Uganda hay más pobreza pero porque están mal repartidas las riquezas. En España te aprietas el cinturón, pero en Uganda te mueres de hambre». Al margen de esas desigualdades, la gente es feliz y sonríe a la vida con lo poco que tiene.
La diversión pasa por disfrutar de la naturaleza o en las discotecas locales de las grandes ciudades, a las que Patxi suele llevar a los turistas. Los ugandeses reciben a los extranjeros con alegría, pero les entusiasma que le hablen en swahili y no en su lengua colonial. A pesar de que este aventurero domina el inglés -la lengua oficial- aprendió swahili hace unos años. Eso sí, en Uganda, por ejemplo, se hablan 56 idiomas diferentes. Para volverse loco si hay que aprenderlos todos.
En África hay que llevar los ojos bien abiertos. No por el peligro, sino por no perderse ninguna instantánea, como ver a los rinocerontes blancos o rastrear chimpancés en el bosque de Budongo. «A los turistas también les gusta cuando les llevamos al Hospital de la Comunidad de Bwindi, con quien colaboramos. Y después entrar en el bosque impenetrable y encontrarnos con gorilas».
Por esta y muchas razones, este vitoriano no se arrepiente de haber dado el paso de dejar su anterior trabajo como ingeniero. «He montado una pequeña empresa para que la gente vea lo que a mí me gusta de África». Y advierte de que quien visita este continente siempre vuelve.
En Tuenti
Patxi Rodríguez : «Cambié mi trabajo de ingeniero por el de guía turístico»
Patxi ha recorrido muchas de las bellezas naturales que esconde el continente africano. :: EL CORREO
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.