La Naval asume que se retrasará la solución al sistema de financiación

J. L. GALENDEBILBAO.

La dirección de La Naval no espera una pronta solución a la situación creada por la suspensión por Bruselas de la 'tax lease', el instrumento financiero utilizado en España en el sector de la construcción de buques. La Comisión Europea trabaja con expertos del Ejecutivo español en la búsqueda de una nueva fórmula, pero que se retrasará, entre otras causas, por el actual proceso de cambio de Gobierno.

Para analizar la situación, el comité de dirección del astillero sestaoarra inició ayer una serie de reuniones, que finalizarán mañana, en las que analiza las opciones de que dispone la factoría para encarar las dificultades del mercado naval, que no ha contratado en España ni un solo buque desde la suspensión en verano de la 'tax lease'.

Estas reuniones, que tienen lugar fuera del astillero, fueron criticadas ayer por el comité de empresa. El sindicato CAT censuró que la firma se haya quedado «sin ningún responsable», en unas fechas en que se espera la resolución del Gobierno vasco sobre el último ERE presentado por la dirección, y cuando el comité de empresa va a presentar alegaciones a las sanciones contra ocho de sus miembros. Según el órgano laboral, estos fueron expedientados por denunciar la realización de horas extra ante la propia dirección, pero ésta precisa que el castigo se debe a que impidieron trabajar a una quincena de operarios de una industria auxiliar.

Fuentes de la dirección negaron tal bandono y aseguraron que los responsables «siguen de cerca en todo momento» la situación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos