Bildu arropa a Garitano

La izquierda abertzale, EA y Alternatiba acusan a PSE y PP de promover una «campaña de acoso» en su contra y de utilizar a las víctimas

A. SANTOSBILBAO.
Antonio Basagoiti y Rodolfo Ares, ayer, en un acto contra la violencia sexista./
Antonio Basagoiti y Rodolfo Ares, ayer, en un acto contra la violencia sexista.

La mejor defensa es un buen ataque. Es lo que ha debido pensar Bildu, que ayer salió en tromba en defensa del diputado general de Gipuzkoa, Martín Garitano. Los tres integrantes de la coalición -izquierda abertzale, Eusko Alkartasuna y Alternatiba- se pronunciaron por separado para restar importancia a las declaraciones de su máximo representante institucional. El viernes, en un curso de verano, Garitano calificó de «error» los atentados de ETA en Cataluña, sin condenar el resto, y aseguró sentir «un respeto especial» por las víctimas de esa comunidad, cuando desde hace semanas elude hablar del sufrimiento causado por los terroristas por considerar que «ese debate no toca ahora».

Para la alianza independentista, se han tergiversado sus palabras en un supuesto afán de PSE y PP por generar «polémicas» e «instrumentalizar a las víctimas». Aunque las tres 'patas' que sostienen a Bildu hicieron declaraciones por separado, unos y otros coincidieron en el mensaje. De hecho, las formaciones habían acordado el lunes que aguantarían hasta ayer para responder a las críticas.

La izquierda abertzale, en una nota de prensa, acusó a socialistas y populares de dedicarse a «la utilización política del sufrimiento» y la «consiguiente instrumentalización de las víctimas». Todo ello, insistieron, para ocultar «su inmovilismo y falta de iniciativa» para «dar pasos» que acaben con «el conflicto». PSE y PP permanecen, en su opinión, quietos mientras la antigua Batasuna «ha impulsado iniciativas y ha adquirido compromisos para la construcción de un escenario sin violencia». Y sostiene que el «verano tranquilo» del que habla el Gobierno vasco por la ausencia de kale borroka y de cartelería en favor de ETA es fruto del «esfuerzo constante de la militancia de la izquierda abertzale», pese a «las agresiones y las provocaciones de las diferentes policías y sus responsables políticos».

En esta línea, la secretaria de Comunicación y diputada foral de Cultura en Gipuzkoa, Ikerne Badiola, criticó el «acoso» que, en su opinión, sufre Bildu por parte del resto de partidos. «Parece haberse instalado el 'todo vale' contra el independentismo, obviando el importante respaldo que la unidad de fuerzas abertzales ha recibido de la sociedad vasca»», sostuvo en una nota de prensa.

«Brindis al sol»

Badiola reprochó a quienes han cargado contra Garitano que lancen amenazas «de ilegalización» o de «mociones de censura» y que traten de «sembrar discordia» entre los socios de la coalición independentista. A su juicio, el discurso que realizó el diputado general contenía «un expreso reconocimiento» a todas las víctimas. «Crean estas polémicas -advirtió- sabiendo que es un brindis al sol porque, si algún representante de Bildu hubiera hecho algo imputable, estaría en los tribunales».

El círculo de la defensa a Garitano lo cerró el líder de Alternatiba. Oskar Matute cree que socialistas y populares están promoviendo una «campaña de persecución judicial» contra Bildu, a pesar de su «compromiso claro por superar cualquier escenario de violencia, incluida la de ETA».

Los reproches, sin embargo, no cesaron. El más contundente, el del líder del PP vasco. Antonio Basagoiti calificó al diputado general de Gipuzkoa como «lo peor de lo peor» y lamentó que otras formaciones hayan estado «poniéndose vendas en los ojos durante los últimos meses». «Euskadi -dijo- necesita otros referentes morales, políticos e institucionales para conseguir la paz con libertad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos