El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 17 / 22 || Mañana 16 / 25 |
más información sobre el tiempo

Más deporte

Estás en: > > >
La primera derrota de Contador

Tour

La primera derrota de Contador

Andy Schleck, con un fantástico ataque a 62 kilómetros del Galibier, rompe el Tour y acaba con el madrileño y Samuel

22.07.11 - 02:30 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Sucedió a dos kilómetros del Galibier, justo cuando pasaba sobre una pintada dedicada a Andy Schleck, el majestuoso vencedor ayer, el segundo en la general a sólo 15 segundos ya de Voeckler. Allí quedó clavado Alberto Contador. Con dos puntas. Clack. Clack. Ahí se le detuvo el Tour. Su orgullo se levantó sobre los pedales para tratar de seguir al grupo de Evans, pero era un orgullo sin piernas. «La flojera», dijo. Notó que eso que le acababa era el aire de sus pulmones. Y vio una imagen que nunca había visto hasta ayer: cómo se alejaban sus rivales y con ellos, el triunfo en una gran vuelta. Desde el Tour 2007, desde su primer éxito, no había perdido jamás: tres Tours, dos Giros y una Vuelta. El cuarto Tour tendrá que esperar. Así lo sentenció ayer el Galibier. «La victoria ya es imposible», declaró. El Galibier tiene otra muesca en su poblado cementerio.
No hay campeón sin derrota. Anquetil no ganó el sexto Tour porque no quiso; prefirió que lo perdiera otra vez Poulidor. Mala leche. A Merckx se lo quitó un puñetazo en las costillas propinado por un exaltado en el Puy de Dome. A Hinault le costó más renunciar. Trató de incumplir el pacto con su compañero LeMond y le atacó a traición. Hasta que se agotó ante el empuje del joven americano. A Induráin, su derrota le llegó el 6 de julio de 1996. En otro Tour, como éste, inundado de lluvia. Aquel día, sin embargo, salió el sol camino de Les Arcs. Como ayer. Aunque algo más lejos de la cima: a 3,5 kilómetros. De repente, tras cinco victorias consecutivas, el navarro torció la cara. Pidió sales. Estaba hueco. Lleno de sed. Se desvaneció el gigante. Contador fue ayer el Induráin de Les Arcs. «A ocho kilómetros del final me sentía ya muy mal», confesó.
A Armstrong, el imbatible, el de los siete Tours, le tuvo que tumbar uno de la siguiente generación, Contador, que acabó con la era del tejano entre Andorra y Verbier, en el Tour 2009. Sólo quedaba intacto el madrileño. Hasta que llegó a esa pintada premonitoria a dos kilómetros del Galibier que decía: 'Andy'. El luxemburgués había pasado por allí casi cuatro minutos antes. Arriba, tras cruzar la pancarta, les esperaba su padre, Johnny. El hijo se sostuvo en los hombros del viejo gregario de Ocaña. Andaba con dificultad y recibía una catarata de aplausos. Los merecía. Eddy Merckx se le acercó y le dijo: «Has ganado a la antigua». Como él.
Al ataque
Todo comenzó con un silbido. Lo escuchó el Izoard, el segundo puerto del día tras el Agnello. Andy Schleck silbó a Voigt. Fue como pulsar un interruptor. Luz sobre la historia del Tour. El alemán aceleró. Ignición. El cohete. Andy miró atrás, vio dudas y se fue. Sobre la roca de esa curva había colgada una bandera de Luxemburgo. Señal. Quedaban 62 kilómetros, medio Izoard y el largo ascenso al Galibier. Era una aventura. «O ganaba o reventaba».
Merckx disfrutó en el coche del director de carrera. Veía a un joven y se veía a sí mismo. Le guiñó un ojo al Izoard. Dicen que por este puerto los campeones pasan solos. Es un desierto de piedra. Atemoriza su grandeza. Andy activó la hélice de sus pedales. Tenía delante a dos gregarios. Posthuma le dio un relevo y Monfort le esperó para guiarle en el descenso del Izoard. Hace mucho pasó por allí Louison Bobet, con los forúnculos en carne viva. Solo ante el Izoard, como los campeones. «¿Por qué aguantas Louison?». Y respondió: «Porque no me vale ser segundo».
La frase se la pidió prestada ayer Andy Schleck. En su mejor día como ciclista. Al fin. Monfort tiró de él desde Briançon hasta que reventó. Desde arriba, el Galibier se lo ponía difícil a Andy: le soplaba en contra un viento frío. Ni eso le frenó. Detrás, Contador y Samuel hablaban. El asturiano negó con la cabeza. No podía ayudarle esta vez: iba a ser su peor día. Se le esfumaba el podio. El madrileño quería. «Querer es poder», repite como lema. Esta vez no. Cuando Andy ya les llevaba a todos más de cuatro minutos, supo que estaba pedaleando sobre su primera derrota. Y aún quedaban 15 kilómetros.
Voeckler sudaba de amarillo. Picor en los ojos, la mirada desenfocada. Bastante tenía con aguantar. Nadie se atrevía a tirar hasta que apareció Evans, el sigiloso. El Tour se resumió entonces en esos dos nombres. Delante, Andy tiraba solo hacia la faja de nubes que hacían corona para el Galibier. Al cielo. Detrás, Evans, con ese gesto suyo atormentado, le recortaba tiempo. A pulso. A Evans no lo pudo seguir Samuel Sánchez. «No había más fuerzas», alegó. Y, unos kilómetros después, tampoco Contador. Le dolía la rodilla. Le pesaba el esfuerzo del Giro. Y, por primera vez, tocó la lona. K.O. Perdió 3 minutos y 50 segundos en la cima, 48 segundos menos que Samuel. A 2.07 entró su hermano, Frank. Abrazo. A 2.15, Evans, el australiano que ahora tiene el Tour a tiro de contrarreloj si hoy aguanta en Alpe d'Huez (Voeckler le saca 1.12 y Andy Schleck, sólo 53 segundos). Uno de ellos ganará el primer Tour que pierde Contador.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La primera derrota de Contador

Andy Schleck realizó una demostración al escaparse en la subida al Izoard y realizar en solitario la ascensión al Galibier. :: AP

La primera derrota de Contador

Alberto Contador sufrió en solitario en la subida final. :: EFE

La primera derrota de Contador

Voeckler, exhausto, celebra el haber mantenido el amarillo. :: AP

buscador

Buscador de deportes
buscar
Desafío Winnerman Castro Urdiales 2016,  un circuito exclusivo para nadar, correr y volver a nadar
Su nueva edición tendrá lugar el domingo 11 de septiembre con la posibilidad de competir tanto a nivel individual como por relevos (1 nadador + 1 corredor, y también mixtos). La distancia a cubrir será de 1kms.-5kms.-1kms. El plazo de inscripción ya está en marcha hasta el 8 de septiembre de 2016
Hiri Krosa 2016, fiesta deportiva mayúscula en plena Aste Nagusia de Bilbao
La tradicional prueba de Aste Nagusia, que ha celebrado este año su vigésima edición, ha contado con la participación de más de dos mil corredores en todas sus categorías. El donostiarra Imanol Cruz suma su tercera victoria en la cita, y la bilbaína Maider Fernández estrena triunfo
20Km Bilbao 2016, destino running: 7 razones para venir a correr a la Carrera de la Ría
La primera edición de este evento gastronómico-deportivo, organizado por EL CORREO y a disputar entre el 16 y 18 de septiembre, tiene todos los ingredientes para convertirlo en tu próximo destino turístico, y en el que, al mismo tiempo, tienes la opción de calzarte las zapatillas de running ¡Inscríb
La «Carrera de los Boquerones» 2016, la prueba de corta distancia del Maratón de Málaga 2016
Esta prueba oficial de cinco kilómetros se correrá el mismo día del maratón y compartirá parte de su recorrido urbano sobre asfalto con línea de salida y llegada en el mismo lugar. El cupo de participantes está fijado en 3.000 corredores populares
Colonias de verano de triatlón, una actividad que despunta entre los jóvenes deportistas de Euskadi y Navarra
A través de la iniciativa Nik Tri, durante este verano un total de 132 jóvenes, de 9 a 16 años, no se perderán las colonias de triatlón, lo que supone un incremento exponencial en las inscripciones
Tenemos fecha confirmada para el segundo Training Day de la 20Km Bilbao
Esta segunda convocatoria de entrenamientos exclusivos de la cita bilbaína, del 18 de septiembre, volverá a tener a Imanol Loizaga como coach, tendrás la oportunidad de conocer parte del recorrido, llevarte camiseta y disfrutar de una refrescante sorpresa final
Bruno Hortelano saldrá en la tercera semifinal, pegado a Justin Gatlin
La segunda mejor de toda la primera ronda, ha concedido al plusmarquista español una de las calles centrales, por donde salen los mejores, desde donde se aprecia en cada momento la posición real con respecto a los adversarios
Orlando Ortega, medalla de plata en los 110 metros vallas en Río 2016
El atleta cubano, nacionalizado español, devuelve a España al medallero olímpico doce años después de los Juegos de Atenas de 2004
Bruno Hortelano, nuevo récord de España en Río 2016: \
El velocista español sigue hanciendo historia con su clasificación clasificado para las semifinales olímpicas de los 200 metros con una marca de 20.12, superando a Yohan Blake en la primera ronda clasificatoria
Sergio Fernández bate el récord de España más longevo del atletismo español
El pamplonés, subcampeón de Europa de 400 metros vallas, borró de las listas el récord más viejo de España con un tiempo de 48.85 en la primera semifinal olímpica de 400 metros en manos de José Alonso Valero(49.00) desde 1987
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.