El Correo Digital
Sábado, 19 abril 2014
nuboso
Hoy 4 / 16 || Mañana 6 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
La recogida de basura baja el volumen en el Casco Viejo

bilbao

La recogida de basura baja el volumen en el Casco Viejo

El primer camión compactador eléctrico de Bilbao se estrena en este barrio para reducir las molestias a los vecinos

05.05.11 - 02:49 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El Casco Viejo tiene un nuevo vecino curioso y noctámbulo. A fuerza de recorrer las calles llegará a conocer sus secretos, pero a pesar de su envergadura y su vistoso color verde promete ser discreto. El Ayuntamiento de Bilbao ha decidido estrenar en este barrio el primer camión eléctrico para la recogida de basuras que opera en la ciudad, sin emisiones de CO2 y mucho más silencioso que el resto de la flota. En estas calles estrechas y empedradas, sin el tráfico como banda sonora, el ruido de la maquinaria se amplifica y la recogida de basuras genera quejas vecinales.
Hace unos meses se adelantó el horario -de diez y media a nueve y media de la noche- para reducir las molestias a las familias. El problema también se puso de manifiesto en las reuniones para preparar el plan de calidad de vida del Casco Viejo, del que este camión -adquirido por 128.000 euros- es uno de los primeros frutos. Lo ha fabricado la empresa Ausa de Barcelona, la ciudad española más adelantada en la incorporación de tracción eléctrica a los servicios públicos.
El destinado al Casco Viejo de Bilbao es similar a los que se diseñaron para tareas de carga y descarga en Londres -donde si contaminan se les obliga a pagar una ecotasa-, pero incorpora un compactador de basura y se ha adaptado a las necesidades de Bilbao. Le tocará capitanear la flotilla de 30 vehículos eléctricos que ya utiliza el área de Obras y Servicios en tareas de limpieza. Por ejemplo, para baldear las calles en horario nocturno, para el desplazamiento de operarios y en algunas barredoras.
El Modec tiene otras dimensiones. Más de seis metros de longitud, 4.550 kilos de peso y una capacidad de carga de 7 metros cúbicos, aproximadamente una tonelada de basura compactada. Tanto la marcha como el mecanismo de recogida -cuyos motores son especialmente ruidosos- funcionan con electricidad. Las baterías de litio se cargan en las instalaciones de Elorrieta con autonomía para recorrer entre 150 y 170 kilómetros. En cada ronda nocturna cubrirá «entre 18 y 22», calcula Joseba, su conductor.
No hay peligro de quedarse parado en plena ruta porque un panel indica en todo momento los niveles de consumo -en rojo- y la energía disponible, en azul. «Al frenar regenera la autonomía de la corriente que almacena», explica el operario mientras recorre a mediodía las calles del Casco Viejo, entre vecinos y turistas que salen de la catedral. Llevan dos semanas de pruebas para ver cómo se comporta en el barrio y «en las cuestas» de Artigas. «Va suave, pero si lo aceleras tiene arranque». La velocidad máxima es de 70 por hora.
De día no se aprecian ruidos en ruta. Por la noche, con las calles en silencio, el nivel bajará de 100 a 75 decibelios, aunque los técnicos aseguran que el efecto beneficioso es mayor de lo que indican estas cifras. El vehículo eléctrico hará la última ronda de la jornada en el Casco Viejo y también se probará en otras zonas peatonales.
En Tuenti
La recogida de basura baja el volumen en el Casco Viejo

El vehículo eléctrico, aparcado frente a la catedral, lleva dos semanas en pruebas. :: JORDI ALEMANY

Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.