La renovación de la calle Eduardo Coste consigue ralentizar el tráfico en Las Arenas

T. IZAGIRREGETXO.

La calle Eduardo Coste se ha convertido en una alameda de 700 metros de longitud que ha conseguido ralentizar el tráfico en Las Arenas y aumentar la seguridad vial. Según el alcalde, esas han sido dos de las claves de un proyecto finalizado que incluye un monumento dedicado a la industria y enlaza con la temática del museo de piezas antiguas del Puente Colgante que habilitarán muy cerca, en Zubiko Enparantza. Imanol Landa resaltó que la avenida ha reducido a la mitad sus carriles -uno en cada dirección-, lo que ha permitido habilitar 106 aparcamientos.

«Se ha facilitado el uso del transporte público, se han anchado las aceras y se ha construido una rotonda ajardinada y embellecida con la escultura de hierro», resaltó. La obra de Ramón Carrera en hierro fundido, inaugurada ayer, se llama 'Homenaje a la industria'. El propio autor explicó que «la obra tiene estructura de lauburu vista desde arriba, porque es una forma muy energética, y en el centro tiene un hueco en forma de paloma, un símbolo de la paz».

El objetivo del proyecto, en el que se han invertido 2 millones de euros procedentes de los Fondos Estatales, ha sido «crear espacios mas amables, vitales y accesibles». Landa aclaró que también han realizado otras actuaciones, como mejorar la iluminación e incorporar un tramo de bidegorri que conecta el muelle con Máximo Aguirre y la estación del metro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos