El intercambiador de Urbinaga echa a andar

Adif y el Consorcio de Transportes firmarán este mes el convenio que desbloquea el proyecto para licitar las obras en marzo

GORKA ASCORBEBEITIASESTAO.
::                                                        GRÁFICO                             EL CORREO/
:: GRÁFICO EL CORREO

Los tickets del proyecto para construir una estación intermodal en Urbinaga ya han sido sellados y tienen fecha de salida. Tras años de desencuentro entre el Ministerio de Fomento y el Consorcio de Transportes de Vizcaya (CTB), ayer se alcanzó el primer punto de acuerdo oficial desde 2007. A instancias del Gobierno vasco, el presidente de Adif, Antonio González Marín, el director general del CTB, Iñaki Prego, y el viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco, mantuvieron una reunión en Madrid que finalizó con el compromiso de firmar un convenio este mismo mes para licitar las obras del intercambiador en marzo.

La estación intermodal de Urbinaga está llamada a convertirse en el punto de unión entre las líneas de Renfe, metro y el futuro tranvía que una las dos márgenes de la ría y llegue hasta la UPV. El coste de la obra ascenderá a doce millones de euros, de los que, según el acuerdo alcanzado ayer, Fomento aportará 8,5 millones y los 3,5 restantes correrán a cargo del CTB. En los presupuestos generales del Estado de 2009 y 2010 ya se realizaron sendas encomiendas para el proyecto, que en total alcanzaron la cifra que corresponde pagar a la Administración central, por lo que sólo faltaría por aportar la parte que atañe al Gobierno vasco y la Diputación.

De esta forma se pone punto final a una pugna que ha durado tres años y en cuyo epicentro se encontraba un desacuerdo económico. Cuando nació el proyecto en 2003, la primera propuesta que realizó el CTB al Ministerio de Fomento, entonces en manos del PP, fue la de asumir todo el coste de construcción. Cuatro años más tarde, esta idea se materializó en un proyecto redactado por Eusko Trenbide Sareak y enviado a Adif. Sin embargo, el cambio de Gobierno en Madrid y la pérdida de optimismo respecto al número de viajeros que las líneas de Renfe podrían acercar al metro propiciaron que en su propuesta definitiva el CTB no contemplara hacerse cargo de ningún gasto. Este cambio radical provocó un desentendimiento entre ambas partes cuyas secuelas se han hecho notar hasta ayer.

Dos fases

La construcción del intercambiador de Urbinaga se dividirá en dos partes para que las obras puedan arrancar cuanto antes. La primera fase empezará con la instalación de las nuevas vías y catenarias y absorberá tres millones de euros. En segundo lugar se levantará la propia estación, incluyendo la pasarela que conectará con el metro. El acceso principal a la intermodal se situará del lado del barrio de Simondrogas, zona en la que está previsto edificar un área residencial en el futuro. Desde esta entrada se accederá a la citada pasarela, que discurrirá sobre las vías de Renfe y dará acceso a los andenes de las líneas Bilbao-Santurtzi y Bilbao-Muskiz y a los del metro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos