«Una sociedad como la nuestra no acepta un apagón»

Antonio González no tiene ninguna duda de que las líneas de alta tensión que Red Eléctrica impulsa en la actualidad en Vizcaya están plenamente justificadas y son «totalmente necesarias». «Conviene aclarar que nuestra compañía sólo ejecuta aquellos proyectos que han sido planificados por las comunidades autónomas y que han recibido el visto bueno del Consejo de Ministros», asegura.

Respecto a la contestación social que están teniendo estas iniciativas, el director de REE en Euskadi, Navarra y Cantabria achacó parte de este rechazo a la «falta de información y desconocimiento del mundo energético». González manifestó que «se han dicho auténticas barbaridades, como que las torretas de alta tensión tendrán 200 metros de altura o que no se podrá sembrar nada en un radio de 400 metros alrededor de las torretas».

A su juicio, el mallado de la red en Vizcaya es imprescindible, porque «las líneas deben de estar preparadas para satisfacer los picos máximos de demanda eléctrica. Nuestro modelo actual de sociedad no acepta un apagón o un retraso en atender una necesidad de estas características».

«¿Y por qué hacemos líneas de alta tensión en lugar de convencionales? Porque las infraestructuras de escaso voltaje tienen una pérdida del 10% frente al 1% de un tendido de 220 KV o de 400 KV», concluyó el directivo de REE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos