El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 13 / 18 || Mañana 11 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
López insiste en la necesidad de subir los impuestos para mejorar los servicios

i 'foro liderazgo euskadi' de el correo, accenture y deusto

López insiste en la necesidad de subir los impuestos para mejorar los servicios

Pide a las diputaciones que entren en el debate y que cese la «competencia malsana entre territorios»

17.09.10 - 02:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Foto: Ignacio Pérez. Vídeo: elcorreo.tv
El lehendakari, Patxi López, insistió ayer en la idea de que es ineludible un aumento de la presión fiscal si la sociedad vasca quiere tener unos servicios públicos modernos y equiparables a los que disfrutan los ciudadanos de los países más avanzados de Europa. «La pregunta fundamental no es qué impuestos queremos pagar, sino qué servicios esperamos recibir», apuntó el jefe del Gobierno vasco en una intervención que inauguraba el 'Foro Liderazgo Euskadi', organizado por la Deusto Business School, Accenture y EL CORREO. El acto, que reunió a varios centenares de directivos empresariales y representantes sociales y políticos, a seis consejeros del Ejecutivo y a decenas de altos cargos de la Administración autonómica, tuvo como marco el nuevo edificio de la biblioteca de la Universidad de Deusto.
Justo en el momento en que Gobierno y diputaciones se aprestan a elaborar sus presupuestos de gasto para el próximo año, López quiso poner el acento sobre una cuestión clave, los ingresos públicos, que, como consecuencia de la crisis, han sufrido una notable reducción en los dos últimos años. «Exigir servicios y prestaciones públicas está muy bien y es un derecho frente a un sistema democrático -apuntó Patxi López-, pero esa reivindicación no puede ser ajena al compromiso común para su financiación». Rechazó la idea «que algunos intentar trasladar malintencionadamente» de que la Administración cobra impuestos «para su propia supervivencia», y argumentó que la clave está en definir «qué educación, qué sanidad, qué cobertura social, qué infraestructuras y qué justicia queremos».
Relanzar la cuestión
La apelación del lehendakari ha chocado en los últimos meses con el rechazo frontal de las diputaciones, que son las que tienen en su mano la competencia normativa en materia de impuestos. De ahí que hiciese un llamamiento a los ejecutivos forales, los tres en manos del PNV, para que «entren en el debate». La presión fiscal vigente en el País Vasco -por cada 100 euros de valor añadido que se generan se recaudan 30 en impuestos-, permite defender, en opinión del lehendakari, que hay margen para pedir una mayor aportación del conjunto de la sociedad. «En Alemania tienen un 42% de presión fiscal y su economía sigue creciendo», matizó.
El emplazamiento a las diputaciones no se limitó a la vertiente fiscal, sino también a las pugnas cíclicas que surgen entre las instituciones vascas en relación a las inversiones públicas o a la ubicación de centros de decisión. «Si Europa no puede permitirse enfrentamientos estériles, nosotros tampoco. Tiene que terminar de una vez -enfatizó- la competencia malsana de los territorios y las ciudades. Dentro de muy poco vamos a ser una gran metrópoli unida por el TAV. En media hora se unirá cualquier capital con otra. Y eso tiene que facilitarnos las cosas, porque las inversiones y los esfuerzos se tienen que hacer mirando el bien común de todos, optimizando energías y desterrando de forma drástica las duplicidades y triplicidades tan habituales en este país».
Edad de jubilación
López no dudó en cuestionar también las opciones que baraja el Gobierno central en torno a la reforma de las pensiones, y se mostró contrario a elevar la edad de jubilación por encima de los 65 años. Acepta la necesidad de una reforma que considera inevitable «porque la demografía nos puede llevar a una situación muy complicada», pero cree que la opción más justa es la de dificultar las jubilaciones anticipadas. «En la actualidad, la edad media real de jubilación está en los 60 años y lo más lógico -dijo- sería que se acerque a los 65. Hay que explorar fórmulas para conseguirlo, antes de elevarla hasta los 67». Incluso, llamó la atención sobre el hecho de que se plantee la aplicación de una medida genérica que puede resultar injusta. «No es lo mismo hablar de la jubilación de personas que realizan trabajos físicos que hacerlo de quienes desarrollan tareas intelectuales y que, por lógica, pueden mantener su actividad durante más tiempo. En la práctica, lo que vemos ahora es justo lo contrario. Quienes realizan trabajos intelectuales, se jubilan antes».
No ahorro críticas al Partido Popular nacional al referirse a la reforma laboral que acaba de finalizar su trámite parlamentario, y acusó a la formación que lidera Mariano Rajoy de «haberse lavado las manos» cuando era necesario definir y negociar su contenido, después de haberla reclamado durante años. «Sólo ha habido un partido con sentido de Estado y responsabilidad de país para hacerla, cuando todo el mundo, empresarios y sindicatos, decían que era necesaria. Llegado el momento, el PP dijo 'no' y se negó a sentarse a negociar». Esa carencia de apoyos en la tramitación de la ley es, en opinión del lehendakari, la clave que ha impedido mejorar su contenido. «Tiene cosas positivas -dijo- pero a los empresarios les parece poco y, a la vista está, los sindicatos han convocado una huelga general porque les parece todo lo contrario».
En su intervención, López pidió a los agentes sociales que exploren al máximo las posibilidades de alcanzar acuerdos en las empresas para ganar cotas de «flexibilidad». En esta línea, puso como ejemplo los pactos que se han logrado en el seno de muchas empresas vascas en el transcurso de la crisis, «que han sido determinantes para resistir en este período».
El lehendakari desgranó también su pensamiento político para dibujar una «nueva modernidad para Euskadi», lejos de los «espacios artificiales donde la discusión política se autoalimenta de manera que, cada cierto tiempo, volvemos al punto de origen sin haber resuelto nada». El futuro debe sostenerse, en opinión de López, sobre una «nueva ética ciudadana basada en el esfuerzo, la austeridad y la colaboración». La innovación y el conocimiento, defendió también, son elementos críticos en el desarrollo de cualquier sociedad y, por ello, quiso sintetizar su propuesta de futuro «en el desarrollo de la nueva Euskadi como una gran metrópoli del talento».
En Tuenti

Convertir

en
Resultado
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.