El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 5 / 10 || Mañana 6 / 10 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Empresa 2.0: ¿Bailamos?

ARTÍCULOS

Empresa 2.0: ¿Bailamos?

03.08.10 - 02:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Es momento de acordes musicales, de secuencias sinfónicas, de pentagramas y de baile.
Cuando la gestión e innovación hace a las organizaciones actuar como auténticas orquestas acompasadas, vemos cómo en algunas de ellas una batuta hace variar el ritmo sinfónico. Y sin saber muy bien cómo, los músicos emiten sonidos que acompasan creando nuevas melodías. Surgen entusiasmados acordes que, unidos, animan a otros a colaborar en una música suave, rítmica y con un resultado inesperado pero que llena de aplausos el auditorium.
Y así es… Esto es lo que en muchas empresas, hoy en día, hace que bailemos a otro ritmo, a un ritmo acompasado, coordinado por sus recursos humanos y que facilita las operaciones y potencia los resultados de estas organizaciones. Empresas donde se dispone de una actitud de colaboración, de intercomunicación, de valoración y mejora, en todos sus ámbitos; atribuyendo la importancia que merecen a las personas, que aportan sus intangibles conocimientos para llegar a un objetivo común en la empresa.
Son empresas que adoptan la filosofía 2.0 (actitud que permite colaborar, interactuar, valorar y comunicar información entre todos los agentes involucrados en la cadena de valor de la organización, desde proveedor a cliente, mediante el uso de aplicaciones tecnológicas) en sus procesos de negocio, que aplican las tecnologías 2.0 avanzadas, creando entornos colaborativos en una 'nube' que permite soñar y acceder desde cualquier geoposición y en cualquier espacio temporal que se proponga.
Las tecnologías 2.0 ya están utilizándose en las organizaciones, interna y externamente, y están posibilitando llegar a nuevos mercados, atender mejor a los clientes, mantener una información más actualizada, adecuar sus productos a las necesidades reales y actuales de los clientes.
Es el momento en el que las redes sociales, las intranets, los gestores documentales, los blogs, wikis, el video casting… facilitan y dan soporte a relaciones ágiles entre todos los agentes de la empresa y hacen más inmediatas las comunicaciones, la gestión de las actividades de la empresa y el registro de lo realizado y de lo que queda por realizar.
Y es la empresa, entendida como un conjunto de personas, la que posibilita bailar coreográficamente en un entorno cambiante y veloz, y donde las tecnologías 2.0 juegan un papel relevante en sus procesos de negocio.
Entendemos por una organización 2.0 aquélla que está compuesta de personas, de procesos y de agentes del entorno alineados a la filosofía 2.0. Por un lado, desde la organización late la preocupación de formar y preparar a las personas en el uso de las tecnologías 2.0 y de convertir a sus empleados en 'e-mpleados 2.0'. Por otro lado, la de identificar aquellos procesos susceptibles de cambio, de mejora a través de actitudes 2.0, que faciliten y optimicen dichos procesos. Y, por último, la de involucrar a todos aquellos agentes (proveedores, clientes, instituciones…) para colaborar en sus redes de conocimiento e información.
El cliente persigue y devora comentarios de otros clientes sobre productos y servicios para tomar sus decisiones. El cliente conoce, compara, selecciona, prioriza, valora, consume y aporta valor directamente en el proceso de compra. Nuestro cliente es un cliente inteligente e infiel, que posee herramientas que le permiten tomar decisiones de compra individualizadas y, por ello, no nos debemos descuidar y tenemos que destinar recursos para que forme parte de nuestra empresa, no sólo como comprador sino también como colaborador, de ideas, de requisitos, de calidad, de proceso, de satisfacción y como profeta de nuestra empresa.
En las organizaciones 2.0 el cliente interno es un cliente activo que participa, colabora, exige y se entusiasma por las cosas bien hechas, por los procesos eficientemente realizados y por satisfacer sus necesidades. También tiene a su disposición un entorno colaborativo que permite accesos rápidos y con contenidos y resultados compartidos.
Y además, estamos de suerte; los fabricantes de dispositivos y de software adecúan sus funcionalidades a la realidad 2.0: desde teléfonos móviles con la posibilidad de alertas de cambios de estado en las redes sociales, a aplicaciones totalmente integradas con otras a través de funciones 2.0, enlazadas y actualizándose en tiempo real. Funcionalidades enfocadas a una actitud 2.0 de los procesos de negocio.
Me atrevo a recomendar que busquemos nuestra pareja de baile y salgamos a la pista. ¿Bailamos?
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Empresa 2.0: ¿Bailamos?

:: JESÚS FERRERO

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.