El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 8 / 12 || Mañana 6 / 11 |
más información sobre el tiempo

Pelota

Estás en: > > >
Un delantero reciclado a zaguero

PELOTA

Un delantero reciclado a zaguero

31.03.10 - 02:59 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El caso de Aritz Laskurain Arrizabalaga no suele ser muy frecuente en la pelota. Hasta los 20 años estuvo jugando como delantero, pero su avance se ralentizó. «Progresaba muy poco y me atascaba en defensa», admite. E hizo caso de los consejos de los expertos. «Si no te reciclas como zaguero no tienes nada que hacer en el mundo de la pelota», le dijeron. Tuvo que sufrir una metamorfosis a una edad infrecuente.
Nació en Soraluze (Guipúzcoa) un 3 de octubre de 1979 en el seno de una familia trabajadora. Sus padres, Gustavo y Encarna, tuvieron que afanarse para sacar adelante a dos vástagos más, Arantza y José. De crío, lo de todos. «No hacía nada más que travesuras, correr de un lado para otro, subirme a los árboles y jugar a casi todos los juegos infantiles». Y muy pronto, a los siete años, tomó contacto con la pelota. «Se organizó en el pueblo un campeonato individual de mano a nivel escolar y me apunté, quedé en tercer lugar y me hizo mucha ilusión». Desde entonces, además de su asistencia diaria al colegio, se dedicó plenamente a la pelota.
Dos hombres fueron quienes le guiaron y aconsejaron por los frontones, José Luis Ubago y Kepa Arroitajauregi. «De no ser por ellos, hoy no estaría aquí». Se plantó con 20 años, jugando como delantero, sin emitir ese brillo que encandila a los cazatalentos de las empresas. Hasta que tuvo que tomar una de las resoluciones más complicadas de su vida deportiva, el tener que canbiar de demarcación, de los cuadros alegres a la escabrosa zona larga de la cancha. El primer partido que jugó en esa nueva demarcación nunca lo olvidará: «Ubera I-Iñurrategi contra Muguruza-Laskurain».
Su reciclaje resultó todo un éxito. Con 83 kilogramos de peso y 1,84 de altura, dos palancas de consideración y 23 años, los técnicos de la promotora de los Vidarte se fijaron en él. Configuran el contrato en enero de 2002, pero no da el salto al profesionalismo hasta el 9 de junio. Lo hace en el Astelena, a un tiro de piedra de su pueblo, y ante un montón de fieles seguidores.
Sin embargo, instalarse en la zaga le costó. «El primer año en el profesionalismo fue un calvario para mí por el mal de manos. Ni tenía continuidad ni podía ofrecer el nivel de juego real». Superó el trance seis meses después, cuando en compañía de Chafee se proclaman campeones del Parejas de segunda categoría. Fue un importante espaldarazo a su carrera.
Pero en el mundo de la pelota, hasta que la mano no se endurece y brotan los callos, los parones por lesiones son ineludibles. Aritz Laskurain rebasó lo admisible. «Durante año y medio -entre 2004 y 2005- estuve en el dique seco, sólo llegué a jugar tres partidos y en esa situación es totalmente imposible realizarte como pelotari».
Cuando reapareció, vuelta a empezar. «Terceros partidos y procurar ganar crédito en cada intervención». Su primer estelar lo tiene grabado a fuego en su almacén de los recuerdos. «Me tocó respaldar a Patxi Eugi y tuvimos de rivales a Miguel Capellán y Apeztegia». En 2008 le llegó su gran oportunidad. Fue incluido en el Campeonato de Parejas con Titín III.
Mal recuerdo
Se metieron en la final, disputada en el Ogueta, y abandonaron Vitoria arrastrando el sabor amargo de la derrota. Olaizola II y Mendizabal II se hicieron con las 'txapelas' al imponerse por un apretado 22-17, después haber estado rezagados 7-15. El pasado año intervino formando sociedad con Yves Xala y no pudieron entrar en la liguilla de semifinales. En 2010, respaldando a González, vuelve a la última cita del Parejas y al mismo escenario donde salió trasquilado.
En la pasada liguilla de clasificación, Xala y Zubieta pasaron por encima de ellos (22-10). González se calentó con el material del cestaño, del que dijo que «el lote de ellos es muy exagerado», y firmó una actuación para olvidar. En Vitoria espera que no ocurra lo mismo. «Es otro partido distinto y seguro que habrá otras pelotas». La resolución de la final pasa por dos aspectos principalmente. «Ganará la pareja que mejor sepa aguantar esa tensión negativa que genera una final y cometa menos errores», vaticina el de Soraluze.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Un delantero reciclado a zaguero

Aritz Laskurain tendrá mucho trabajo en los cuadros traseros del Ogueta en la gran cita ante Xala y Zubieta. :: RAFA GUTIÉRREZ

buscador

Buscador de deportes
buscar
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.