El Correo Digital
Jueves, 18 septiembre 2014
tormenta
Hoy 19 / 28 || Mañana 18 / 29 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Mi casa es mi bicicleta»

RECORRIENDO EL MUNDO

«Mi casa es mi bicicleta»

Roei Sadan llega a Bilbao tras cubrir 40.000 kilómetros

06.02.10 - 02:54 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Lleva más de 40.000 kilómetros a sus espaldas y su bicicleta ha rodado por caminos y carreteras de más de 25 países diferentes de cuatro continentes, pero todavía le queda camino para rato. Roei Sadan, un israelí de 28 años que se ha propuesto recorrer el mundo pedalada a pedalada. Estos días descansa en Bilbao para recobrar fuerzas y seguir su aventura.
En julio de 2007, tras terminar un largo servicio militar de tres años, Roei -más conocido como 'Jinji'- decidió que las armas no eran lo suyo y cambió el fusil por la bicicleta para embarcarse en la aventura de su vida y recorrer el mundo sobre ruedas. Aunque su misión puede parecer ya de por sí una empresa de titanes, se propuso un reto todavía mayor: mostrar una cara de Israel diferente a la de los atentados y ataques en el marco del conflicto que su país mantiene con los palestinos. «Quiero demostrar que no todos los israelíes estamos cortados por el mismo patrón», dice.
Desde que comenzó su aventura sólo ha pasado una vez por su casa. Fueron cinco días y los aprovechó para solucionar trámites con su embajada y reunirse con sus patrocinadores. Y es que este nómada sobre ruedas necesita algo más que la fuerza de sus piernas para continuar su aventura. Al principio, financió su travesía con sus propios ahorros «y la ayuda de la familia y los amigos». Sin embargo, los bolsillos de 'Jinji' se fueron vaciando a medida que iba sumando kilómetros. Varias empresas de su país decidieron apoyar su noble causa. Además, entre etapa y etapa, aprovecha para escribir un libro en el que cuenta su experiencia . «No escribo bien, aunque lo que importa es transmitir a la gente las sensaciones que he vivido», confiesa.
Aventura con obstáculos
Entre las anécdotas más espectaculares que este peculiar Phileas Fog en bicicleta ha escrito en su cuaderno de bitácora y ha publicado en su blog (www.dreamwithopeneyes.com) destaca «la noche que dormí rodeado de leones en Kenia o cuando pude nadar junto a las ballenas», recuerda orgulloso. Para todos aquellos que se han cruzado con él a lo largo de su camino guarda un hueco especial en su corazón. «La gente es maravillosa. Cuanto menos tienen, más te dan», sostiene.
No todo ha ido rodado en su aventura y varios obstáculos han estado a punto de tirarle del sillín. En México le robaron parte de sus escasas posesiones, y en Mozambique contrajo la malaria y estuvo a punto de perder la vida. Pese a todas estas penurias, lo tiene claro: «Vale la pena, hay momentos difíciles, pero el placer de la aventura compensa todo».
En sus alforjas transporta todo lo que necesita. «Mi casa es mi bicicleta -proclama-. Llevo ropa, un ordenador, el colchón, un saco de dormir y mi diario». Todo su equipaje supone una carga de 35 kilos, «sin contar el agua ni la comida», matiza. «Aunque en el desierto de Bolivia tuve que cargar con 60 kilos», se apresura a añadir. Con todo ese peso deberá cargar un año y medio más, que es el tiempo que ha calculado empleará para llegar a su destino, que no es otro que el Muro de las Lamentaciones.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«Mi casa es mi bicicleta»

'Jinji' atraviesa el puente del Arenal, otra etapa en su viaje por el mundo. :: FERNANDO GÓMEZ

Te ofrecemos todos los eventos de cada día: teatro, conciertos, exposiciones...
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.