El parricida de Mallorca usó un palo con clavos en el crimen

El homicida se pudo inspirar en su videojuego favorito para crear el arma | Una herencia de 50.000.000 de euros, posible móvil del asesinato

AGENCIASMADRID
André Coll, joven que mató a su padre, entrando el juzgado. / Foto y video: Atlas/
André Coll, joven que mató a su padre, entrando el juzgado. / Foto y video: Atlas

El joven de 19 años André Coll está en prisión provisional acusado de matar a su padre, un empresario mallorquín de 57 años. Coll pudo atacar a su progenitor con una cachiporra de cuatro clavos de 10 centímetros de largo fabricado por el mismo. El arma que se sospecha que utilizó es la misma que aparece en uno de los videojuegos preferidos por el parricida, donde conoció a su cómplice Francisco, un joven de 20 años que estaba enamorado de él.

El asesinato tuvo lugar por la noche, cuando la víctima se encontraba en su cuarto. El cuerpo recibió 40 golpes en la cabeza y fue abandonado en el maletero de su coche con la intención de simular un robo. Todo indica que el móvil fue económico, ya que el parricida era el único heredero de un patrimonio valorado en 50.000.000 de euros. Por el momento, el juez ha dictado prisión provisional para ambos acusados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos