Una parada en el cementerio... antes de su boda

Una joven de Michigan visita la tumba de su padre, fallecido hace año y medio, cuando se dirigía a la iglesia a casarse

L. P.MADRID
La joven Paige Eding llora ante la tumba de su padre. / RC/
La joven Paige Eding llora ante la tumba de su padre. / RC

Debía haberle acompañado al altar, pero murió inesperadamente 18 meses antes de su boda. Una infección pulmonar se lo llevó a los 45 años, pero su hija lo mantiene vivo en su recuerdo y así lo demostró el mismo día de su enlace, cuando, camino de la iglesia, pidió al chófer que parara unos instantes en el cementerio.

Allí se vivió un emotivo momento: delante de la tumba de su padre, Paige Eding, una joven de 23 años de Michigan, cayó de rodillas, vestida con su traje blanco y con su ramo de flores, rota por la emoción y el dolor.

Nada de esto habría saltado a la luz si el fotógrafo Kari Wieringa no hubiera capturado ese instante con su cámara y, previo permiso de la novia, lo subiera al Facebook de su empresa. Así es como esta curiosa imagen se ha convertido en viral, obteniendo 718.000 'Me gusta'.

Por cierto, que la novia sí acudió a dar el 'sí quiero' a su novio, y hubo beso, y baile y risas y alegrías después de esas desgarradoras lágrimas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos