Mourinho se lleva cuatro porteros a Estambul

El técnico luso enreda más en torno a Casillas cuando el Madrid disfruta de su mejor momento de la temporada

I. TYLKOMADRID
Iker Casillas , Diego López y Antonio Adán. / Efe/
Iker Casillas , Diego López y Antonio Adán. / Efe

Con la Liga perdida «muy pronto», según ha reconocido José Mourinho en una entrevista al exportero argentino Sergio Goycoechea, y el billete para la tercera semifinal consecutiva de Liga de Campeones oficiosamente cerrado después del 3-0 ante el Galatasaray en el primer asalto, la actualidad del Real Madrid sigue centrada en los líos entre José Mourinho e Iker Casillas.

El técnico portugués parece empeñado en que la polémica no cese. Sorprendió al facilitar este domingo una lista de convocados con nada menos que cuatro porteros para el choque de este martes en Estambul. Faltan Xabi Alonso y Sergio Ramos, sancionados, y Kaká, con molestias, pero acuden al cuerno de oro de Estambul los guardametas Diego López, titularísimo, Casillas, Adán y Jesús Fernández, que se disputa la titularidad en el Castilla con Tomás Mejías.

Un síntoma evidente de que Mou no confía para nada en Iker, al que convocó por vez primera tras su lesión para el choque liguero del sábado ante el Levante. El mostoleño dispone del alta médica desde hace semanas pero está por ver si jugaría en caso de que Diego López sufriera algún contratiempo de última hora. Y queda claro que tampoco cree en Adán, al que en su día el técnico alabó para justificar la suplencia de Casillas.

Al margen de este asunto, que marcará el día a día de los blancos de aquí a final de curso, todo son buenas noticias en los merengues. Tal y como dijo Mourinho, tras el paseo triunfal ante el blandito Galatasaray, y repitió Aitor Karanka, después de la goleada ante los granotas, da la sensación de que el Madrid ha llegado al momento clave de la temporada en su mejor momento.

No tiene lesionados ni sancionados y se permite el lujo de poder rotar incluso en el mes de abril. En Liga no puede dar caza al Barça y tiene virtualmente garantizado un puesto de acceso directo a la Champions; la final de la Copa del Rey ante el Atlético está aparcada hasta la semana del 17 de mayo, y la cita en Galata, el barrio rico y más europeo de Estambul, antes era temida pero ahora es un trámite.

Los jugadores parecen frescos y chisposos. Ganan en el torneo de la regularidad aplicando la ley del mínimo esfuerzo, Cristiano sigue su romance con el gol y hasta Higuaín y Benzema han recuperado la confianza que precisan los delanteros. Ambos mojaron ante la escuadra de Fatih Terim y el Pipita firmó ante los de JIM uno de los mejores goles de la Liga al dibujar una volea de ensueño. Bajo los palos, Diego López ha disipado las dudas de quienes solo profesaban su fe en San Iker y se temían una debacle cuando el guardián de la selección se rompió una mano por una patada fortuita de Arbeloa en Mestalla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos