El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 14 / 26 || Mañana 12 / 21 |
más información sobre el tiempo

VIDEOJUEGOS

Así ve Sony el futuro

24.02.13 - 07:59 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Así ve Sony el futuro
Mando de PlayStation 4. / Archivo

Se está convirtiendo en una fea costumbre. Al igual que hizo Nintendo cuando presentó en sociedad la Wii U, Sony decidió el pasado 20 de febrero no mostrar el aspecto de su nueva consola, PlayStation 4 (PS4), que llegará al mercado «en las navidades de 2013», según anunciaron. Sin embargo, sí desveló las formas y características del que será su mando, el DualShock 4. Con un aspecto muy similar al del actual -cruceta, sticks analógicos y botones continúan ahí, con ligeros cambios y en las mismas posiciones que antaño, para decepción de algunos-, son varias las novedades que llaman la atención. El pad incluye un micrófono y una entrada para auriculares, una zona táctil, al estilo de los touchpad presentes en los ordenadores portátiles; una barra de luces led en la parte posterior del mando que servirá para indicar aspectos como el estado de salud del personaje -aunque si está en la parte posterior del mando será difícil verlo- o a que usuario pertenece el mando, y un botón 'Share' para compartir contenidos.

Es en ese botón en el que la compañía parece tener puesta gran parte de sus esperanzas. La multinacional apuesta fuerte por el aspecto social del videojuego. Así lo confirma el hecho de que haya llegado a acuerdos con Facebook y Ustream. Con el apoyo de estas plataformas y la reciente adquisición de Gaikai, el servicio de juegos en la nube de Dave Perry, Sony espera ofrecer nuevas funcionalidades a sus usuarios. Según se dijo en el evento neoyorquino, será posible, por ejemplo, probar los juegos de la Store sin necesidad de descargarlos, subir vídeos de partidas al vuelo para compartirlas con otros internautas, introducir a otros usuarios en una partida en tiempo real y ver sus comentarios en la pantalla e, incluso, si un jugador se atasca en una sección difícil podrá pedirle a otro que tome los mandos desde cualquier rincón del planeta.

Pero hay un detalle más que la fijación de los japoneses por la nube podría solucionar. PlayStation 4 no será retrocompatible. Su CPU Jaguar con ocho núcleos, construida por AMD, la alejan de la compleja y única arquitectura de chips Cell sobre la que se levantaba PlayStation 3 y la acercan a un PC de altas prestaciones. ¿La conclusión? Será muchísimo más fácil desarrollar para ella -de hecho no fueron pocos los desarrolladores de videojuegos que se pasaron por el acto para dar su apoyo a la máquina y confirmarlo- pero será imposible jugar a juegos de PlayStation 3 (PS3). La red que Sony está preparando podría dar acceso al enorme catálogo de juegos de todas sus consolas a través de la nube. Aún con todo, hay dos incógnitas por despejar: ¿Obligará Sony a pasar por caja a los usuarios que ya tienen un juego de la generación pasada y quieren jugarlo en PS4? ¿Qué conexión a internet será necesaria para que la experiencia sea óptima?

Las características de la máquina

Pese a que no se ha mostrado la máquina, sí que se han detallado el resto de especificaciones técnicas. Más allá de la CPU, PS4 contará con una tarjeta gráfica de AMD, similar a las últimas Radeon, que trabajará a 800MHz y tendrá una potencia total de 1,84 Teraflops. Lo más sorprendente es que la consola llegará con 8GB de RAM GDDR5 unificada, un detalle éste que la convierte en la máquina más avanzada de la nueva generación, siempre y cuando las características filtradas sobre la nueva Xbox de Microsoft sean ciertas.

También se ha confirmado que tendrá un disco duro interno, aunque no su capacidad, y un lector de discos Blu-ray a x6 de velocidad. Además, aceptará juegos de segunda mano y no necesitará estar siempre conectada a internet, pese a que los últimos rumores apuntaban a ello.

En cuanto a las salidas, tendremos las mismas que en PlayStation 3: HDMI, audio y vídeo analógicos y audio digital. Con respecto a las entradas, contará con puertos USB 3.0 -aún no se sabe cuántos- y Aux. Esta última es una conexión dedicada al otro periférico que se pudo ver durante la presentación: la PlayStation 4 Eye. Se trata de una nueva versión de la cámara de Sony, más parecida a Kinect, de Xbox 360. Cuenta con un sistema de doble objetivo, con una resolución de 1280 x 800 píxeles, cuatro micrófonos y un ángulo de visión de 85 grados. La unidad será capaz de identificar al jugador y su mando -merced a la barra de luz-, separarlo del entorno y detectar en qué posición se encuentra respecto a la televisión. De hecho, será posible registrarse mediante reconocimiento facial. También será capaz de discernir el origen de los sonidos que hagan los jugadores. PlayStation 4 Eye será también compatible con Move, el mando con sensor de movimiento que Sony lanzó para competir con Wii, lo que permitirá a la consola detectar con más precisión los movimientos y su profundidad. Así lo confirmó una demostración técnica en la que se vio a un desarrollador esculpiendo un objeto en 3D con la ayuda de la cámara y Move.

Sony tenía, sin embargo, que plantar cara a Nintendo y a la doble pantalla con la que juega Wii U. Por eso ha anunciado que será posible trasladar la acción de un juego de PS4 a la PlayStation Vita. Por otro lado, actualizará la app de PlayStation para iOS y Android, con el fin de ofrecer una interacción similar a la que SmartGlass proporciona a los usuarios de Xbox 360. Vamos, que los de Japón no están dejando nada al azar.

El asunto de los juegos

Después de las frías cifras y las promesas, Sony debía dar el do de pecho con el anuncio de los juegos. Pero quienes esperaban una revolución se quedaron con las ganas. Esta será la generación de las partículas, los reflejos y los pequeños detalles, tal y como confirmaron muchos de los vídeos presentados, pero nada llamó excesivamente la atención. Lo más bruto, en términos gráficos, fue 'Deep Down', un juego de acción medieval de Capcom, realizado con el flamante motor Panta Rhei, que dejó a más de uno con la boca abierta. Diseñado por Yoshinori Ono, productor de la franquicia 'Street Fighter', tiene un aspecto gráfico tan impresionante que hay quien duda de que PS4 tenga potencia suficiente para mover un juego así.

Fuera del evento, Epic mostró una demostración técnica del motor Unreal 4 tal y como se ve en la nueva consola de Sony, aseguran. Las luces y los efectos del hielo y el fuego resultan espectaculares. Pero lo cierto es que 'Knack', uno de los primeros títulos que hacen uso de dicho motor y que desarrolla un estudio interno de Sony, no es tan demoledor. Se trata de un título de acción y plataformas con un aire a las producciones de Pixar y sagas de juegos tan míticas como 'Ratchet & Clank' que nos pone en la piel de un pequeño robot capaz de tomar diversas formas, gracias a las piezas con las que está construido.

Guerrilla presentó 'Killzone: Shadow Fall'. La demostración, que con las herramientas de las que dispone PlayStation 4 fue subida a Facebook al instante de ser jugada, dejó claro que el estudio de Amsterdam conoce otros colores aparte del marrón y el gris. Los primeros compases de la partida comenzaban con nuestro protagonista surcando los cielos de Vekta y demuestran que la máquina puede mover escenarios enormes. Una vez en tierra, una explosión precipita los acontecimientos y el humo, las llamas de fuego y los escombros se apoderan de un escenario pacífico que se ha tornado en guerra. La atención al detalle resulta soberbia pero, al menos en vídeo, la experiencia de juego no parece del todo fluida y, sobre todo, tampoco aporta nada nuevo más allá de unos muy buenos gráficos.

Los creadores del gran 'MotorStorm', Evolution Studios, presentaron 'DriveClub', un juego de coches que pretende que el usuario experimente la conducción de coches de lujo. Muy centrado en el aspecto social -parece que el título obligará a estar siempre conectado-, fue lo menos espectacular del evento. Otro juego que obligará a una conexión permanente es 'Destiny', de Bungie, los creadores de la célebre saga 'Halo'. Aunque no se pudo ver mucho, anunciaron que además de PS3, el juego llegará a PS4 y lo hará con extras exclusivos.

Hubo espacio también para el videojuego 'indie'. Jonathan Blow, padre de esa maravilla que es 'Braid', presentó 'The Witness', un título de puzzles muy colorista que se desarrolla en un mundo abierto. No es espectacular pero dejó un buen sabor de boca por una dirección artística fuera de lo común.

Sucker Punch presentó una nueva entrega de 'inFamous', llamada 'Second Son', que tampoco deslumbró a los presentes. Quizá el juego tire por el sigilo ya que la historia parece desarrollarse en una ciudad fuertemente controlada por las cámaras del Gran Hermano. De eso va, en parte, 'Watch Dogs', el bombazo con el que Ubisoft descolocó a todos en el pasado E3. La demostración -ya se ha comentado que no corría sobre una PlayStation 4 sino sobre un PC con características similares- nos proponía evitar el asalto de un maleante a una dama y darnos a la fuga utilizando, para ello, las posibilidades para hackear el entorno: desde parar trenes hasta subir barreras de protección... Una propuesta original y divertida. Finalmente, Square Enix anunció un nuevo 'Final Fantasy', sin mostrar nada, y Blizzard, una compañía tradicionalmente asociada al PC, puso la guinda al pastel al anunciar un acuerdo con Sony para que 'Diablo III' llegue a PS3 y PS4 con controles adaptados al mando.

Lo cierto es que para Sony esta última andadura no ha sido un camino de rosas. La compañía partía de una posición de ventaja -la que ofrecían el éxito de PlayStation y PlayStation 2-, pero en esta etapa se ha visto superada por Wii y únicamente ha sido al final del ciclo de vida de PS3 cuando ha alcanzado a la Xbox 360 de Microsoft en ventas. Pese a gestionar muy bien sus títulos exclusivos -Wii y Xbox 360 llevan meses en el dique seco, mientras que PS3 continúa en plena forma-, las dificultades para desarrollar juegos en la consola de Sony ha hecho que casi siempre salga perdiendo en los juegos elaborados para todas las plataformas, al tomar como base la de Microsoft. Con PS4, la multinacional quiere cambiar la tendencia pero aún quedan varias preguntas en el aire: ¿Cuáles serán las fechas de lanzamiento? ¿Cuál será su precio? ¿Habrá que pagar una cuota para acceder a internet con la consola? Son solo algunas de las preguntas a las que Sony tendrá que dar respuesta en estos meses.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Así ve Sony el futuro
'Killzone: Shadow Fall'. / Archivo
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.