Detenido el preso más antiguo de España por un robo de joyas en Marbella

Miguel Montes Neiro fue indultado por el Gobierno a principios del año pasado después de pasar 36 años en la cárcel

ÁLVARO FRÍASMADRID
Montes Neiro, al salir de la cárcel, el 15 de febrero de 2012. / Archivo/
Montes Neiro, al salir de la cárcel, el 15 de febrero de 2012. / Archivo

Miguel Montes Neiro, conocido como el preso más antiguo de España, ha sido detenido por el robo de joyas que se produjo el pasado mes de noviembre en El Corte Inglés de Puerto Banús, Marbella. Después de que la Policía Nacional haya publicado en Twitter que un hombre indultado, después de 30 años en la cárcel, ha sido detenido en relación al suceso, las fuentes consultadas han confirmado la identidad de Montes Neiro.

El arrestado se encuentra en estos momentos en la Comisaría Provincial de Málaga, después de que esta mañana fuese detenido por los agentes que investigan el atraco, en el cual se robaron unos cuatro millones de euros en joyas. La operación se encuentra abierta, según afirmaron las fuentes.

El atraco tuvo lugar el pasado domingo 18 de noviembre en El Corte Inglés de Puerto Banús. Sobre las cuatro de la tarde los delincuentes se presentaron en una de las puertas del recinto, que estaba cerrado al público, y simularon ser unos trabajadores que iban a hacer tareas de mantenimiento para acceder al mismo. Una vez dentro, exhibieron las armas que habían ocultado al entrar y redujeron uno por uno a los tres vigilantes que custodiaban en esos momentos el edificio.

Los asaltantes amordazaron a los empleados de seguridad y utilizaron las esposas que previamente les habían arrebatado para inmovilizarlos. También maniataron a otros tres operarios que se encontraban trabajando en el establecimiento.

Tras hacerse con las alhajas, los delincuentes le arrebataron las llaves del coche a uno de los vigilantes, que había dejado su automóvil aparcado en una de las puertas de servicio del edificio, de manera que bloqueaba la entrada. Utilizaron ese vehículo para darse a la fuga. Los seis trabajadores permanecieron maniatados durante más de dos horas hasta que, sobre las siete y media de la tarde, uno de ellos consiguió liberarse y dar la voz de alarma.

Desde entonces los investigadores de la Policía Nacional que se hicieron cargo de la investigación no habían realizado detenciones. Por el momento solo se conoce uno de los arrestos y la juez encargada del caso ha decretado el secretario de las actuaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos