Demasiado PSG para el Valencia

El todopoderoso club francés presentó la mejor versión de un conjunto equilibrado y entonado que dificulta la eliminatoria para los valencianistas con un triunfo a domicilio

JAVIER BRAGADO
Valdez se lamenta durante un momento del partido./Josep Lago (AFP)/
Valdez se lamenta durante un momento del partido./Josep Lago (AFP)

El París Saint-Germain dispone actualmente de una capacidad económica puntera en Europa. Pero además, los franceses han contado con el criterio acertado y experimentado de Leonardo y Ancelotti para conformar un equipo. El resultado es un grupo de alto nivel, coordinado, con toques de genio, concienciado en su tarea y con hambre de victoria. Con esos mimbres se entiende que el conjunto parisino saliera de Mestalla con buena imagen y un buen botín.

Frente a semejante transatlántico, Ernesto Valderde apostó por atacar de lleno a su adversario y colocó a sus piezas más creativas. Con Callejón y Banega en el centro del campo y la suma de Guardado desde el lateral el conjunto español arriesgó en la búsqueda del balón. Pero la hipótesis chocó con la realidad de un equipo sobresaliente que se aplicó con acierto desde el primer momento. Porque el PSG avisó pronto con un disparo al poste de Lucas Leiva y solo dos minutos después alcanzó su primer gol con una triangulación entre el efectivo Lavezzi y el talentoso Pastore que sorprendió a pie cambiado a los menos expertos en tareas defensivas (Guardado y Jonas).

Con el tanto del Pocho, respondieron los 'ché' con su intención de arrebatar el esférico a su adversario. Resultó infructuoso porque Verrati enseñó su criterio para manejar el partido y Pastore se movió a su propio ritmo con independencia de los deseos del Valencia. Además, parecía imposible superar a una dupla defensiva (Alex y Sakho) que suma trece partidos invictos. A pesar del intento valencianista, los presuntos hombres creativos no aparecieron (Callejón y Banega) y el resto no descubrieron la imaginación necesaria para superar a la muralla francesa. Tampoco la falta de soluciones en el centro del campo se solventó con la pólvora de emergencia de otros días porque ni Soldado ni Jonas lograron disparar entre los tres palos de Sirigu.

En cambio, los visitantes provocaron el miedo en sus rivales cada vez que se aproximaron a Guatia. El debutante Lucas Leiva exhibió su velocidad antes de ser sustituido y Pastore lució su fútbol de cabeza alta decisiones efectivas. Ambos construyeron el segundo tanto con una penetración clásica del brasileño y el remate en llegada del argentino.

La segunda parte resultó menos tormentosa en los dominios del Valencia aunque con escasas esperanzas. Ancelotti retiró al martirio Lucas Moura y retrasó a sus futbolistas ante el previsible vuelco del club valenciano. Una primera tentativa de los locales levantó a los aficionados locales y una buena maniobra del reserva Valdez a quince minutos del final fueron gotas de agua en el océano. Verrati sostuvo a los franceses con el imán de su pie para posesiones propias y ajenas y en el ataque Ibrahimovic logró deshacerse de sus marcadores para practicar algunos de sus destellos.

No obstante, las esperanzas para el Valencia surgieron de manera milagrosa al final. Rami encontró un balón colgado por Tino Costa para anotar y acercó la eliminatoria cuyo partido de vuelta será el día 6 de marzo en el Parque de los Príncipes. Allí no estarán Ibrahimovic expulsado por una agresión en el último minuto- y Verrati, por acumulación de tarjetas amarillas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos