El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 11 / 18 || Mañana 7 / 22 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El Rey reivindica «la gran política»

CASA REAL | MENSAJE DE NAVIDAD

El Rey reivindica «la gran política»

25.12.12 - 20:52 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Zarzuela había advertido de que, este año, el discurso de Nochebuena del Rey tendría ‘alto contenido político’. El año pasado, don Juan Carlos tuvo que rescatar la institución de las garras del ‘caso Urdangarín’, que ya se ha digerido relativamente (está en avanzada vía judicial y el personaje ha sido apartado de la familia real), y este año, el jefe del Estado, rehabilitado de algunos deslices, ha entrado realmente en materia con sentido de la oportunidad: España está sumida en una profunda crisis económica, a las puertas de un hipotético rescate y al límite de sus fuerzas, mientras el particularismo nacionalista trata de aprovecharse de la coyuntura para provocar la secesión.
De todo esto ha versado el discurso prenavideño del Rey, tradicionalmente la más relevante y específica de las intervenciones regias. Don Juan Carlos ha entrado de lleno en la amarga coyuntura actual, que se caracteriza por la persistencia de una gravísima crisis, mal gestionada por una clase política desacreditada que genera creciente desafección.
El Rey ha sido claro: esta crisis, probablemente el episodio de más difícil de la Historia reciente de España, está cebándose en no pocas familias y en muchísimos jóvenes, generando pesimismo, deterioro de la calidad del clima social y desapego hacia las instituciones y la función política. Pues bien: a juicio del Monarca, esta situación debe generar nuevos modos de actuar y una puesta al día de las respuestas, en el bien entendido de que la austeridad y el crecimiento deben ser compatibles. Y para crecer, hace falta poner orden en las cuentas y generar estímulos -“hay estímulos que son creados por medidas de política económica o fiscal, o por políticas de fomento de la innovación o el emprendimiento”-, pero el principal estímulo para salir del pozo es la confianza. Este país ha salido de otros atolladeros y no hay razón para creer que ahora no será posible.
La médula del discurso ha sido metodológica: frente a estas circunstancias de decadencia socioeconómica y desapego de lo público, el Rey ha reivindicado la política, la política grande, con mayúsculas, volcada en el interés general, tendente a integrar y no a dividir, capaz de aceptar renuncias, cimentada en el espíritu de servicio, basada en los grandes valores de la transición: respeto mutuo y lealtad recíproca entre los interlocutores del debate.
Mensaje a la política estatal
Tal reivindicación, que colma un hueco que incomprensiblemente no han llenado en toda la crisis los intelectuales, es un mensaje tanto a los protagonistas de la política estatal cuanto a las corrientes disolventes que llegan de las comunidades autónomas a lomos del populismo. Porque fue aquella política superior la que hace más de treinta años contribuyó “a poner en pie un nuevo marco de convivencia, el reconocimiento de nuestra pluralidad y el amparo de las diferentes lenguas, culturas e instituciones de España”. En la hora presente, conviene que “todos miremos hacia delante y hagamos lo posible por cerrar las heridas abiertas”.
Don Juan Carlos, titular de una institución cenital que arbitra y modera pero que no cuenta con poder ejecutivo, no puede hacer más que aconsejar, influir. En este caso, ha sugerido un cambio profundo de procedimientos, otra forma de hacer política, más realismo en las estrategias, más preocupación cualitativa en los procesos de selección de la clase política, más solvencia y dedicación en la gestión de lo público. De algún modo, es una crítica profunda a las desviaciones del sistema. La Corona cumple así su función; las estructuras políticas tienen ahora la palabra.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Don Juán Carlos, durante el mensaje de Navidad de este año. / Efe
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.