El Correo Digital
Domingo, 20 abril 2014
nuboso
Hoy 4 / 16 || Mañana 6 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
¿En qué derrocho mi premio?

SORTEO EXTRAORDINARIO

¿En qué derrocho mi premio?

Si usted ha sido uno de los afortunados ganadores de El Gordo, puede gastar 400.000 euros en caprichos de lo más extravagantes

22.12.12 - 14:23 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
¿En qué derrocho mi premio?
Imagen del McLaren MP4-12C Spider, valorado en 400.000 euros. / McLaren
Con 400.000 euros en el bolsillo, una de las opciones más apetecibles es una escapada por todo lo alto. El hotel de siete estrellas Burj Al-Arab, en Dubai, acoge la habitación más cara del mundo, la Royal Suite, cuyo coste por noche asciende a 27.000 dólares (unos 20.480 euros). En los 780 metros cuadrados de la suite, por la que se accede desde un ascensor privado, se puede disfrutar de una enorme sala de estar, comedor, biblioteca y una escalera de oro y mármol que une las dos plantas. El hotel ofrece la posibilidad de contratar traslados en helicóptero y un Rolls Royce con conductor. Para desplazarse hasta este lugar de ensueño, la opción ideal es la primera clase de la compañía Etihad Airways, cuyos billetes valen unos 14.000 dólares (10.620 euros). Una aerolínea tiene como costumbre reclutar a los mejores cocineros del mundo.
Para los amantes del motor, nada mejor que emular a Cristiano Ronaldo. El jugador del Real Madrid, pese a contar con un Ferrari 599 GTO, un Audi R8 Spyder y un Lamborghini Aventador, decidió quitarse las penas aumentando su espectacular flota con un McLaren MP4-12C Spider. Aunque ya ocupa un sitio privilegiado en su garaje la versión coupé del deportivo británico, el portugués no pudo resistirse al motor V8 biturbo de 3,6 litros y 625 CV de potencia con el que llegará a 329 km/h sin problemas.
El flamante vehículo del futbolista es tan deseado como el reloj que luce orgulloso Rafa Nadal. La pieza levanta tanta expectación que mientras el tenista participaba en Roland Garros un empleado del hotel Meliá París entró en su habitación para hacerse con el Richard Mille RM 027 Tourbillon, valorado en 400.000 euros y del que solo existen 50 unidades. El peso total del reloj no alcanza los 20 gramos al estar construido de titanio y lital, una aleación de litio que contiene aluminio, cobre, magnesio y cironio, usada en aviones, helicópteros, misiles, satélites o en la Fórmula Uno.
Para el sector femenino nada más suculento que el diamante mono-cristalino negro 'Vulcain', de 178,88 quilates -perdió el 50% de su peso en su proceso de talla, que duró 15 años debido a su extrema dureza-, tallado en forma de pera y montado sobre un broche de oro blanco y platino. La pieza, la más grande jamás subasta, fue retirada de la venta por falta de comprador. Valorado entre 800.000 euros y 1,2 millones de euros, el diamante salió a la subasta en Saint Amand-Montrond (Francia) a un precio mínimo de 400.000 euros. Si se prefiere ir a tiro hecho, la joyería Warlock ha lanzado Titanium, una colección de piezas entre la que hallamos una magnífica gargantilla-tiara de titanio combinada con brillantes valorada también en unos 400.000 euros.
El capricho más extravangante es el esmalte de uñas más caro del mundo, Azature, que al estar salpicado con diamantes negros de 267 kilates se vende por 250.000 dólares el frasquito (189.660 euros). Con el dinero que sobra de El Gordo pueden desplazarse hasta Londres para adquirir en los clásicos almacenes Harrods las pestañas postizas con rubíes que ha creado el diseñador Karl Lagerfeld por 1.450 dólares (1.100 euros).
Para celebrar la fortuna en el Sorteo de la Lotería de Navidad, una copita de un buen vino para brindar. La botella más cara es un ejemplar de Châteaux Lafite-Rothschild 1869, subastado en Hong Kong por Sotheby’s, la cual alcanzó un precio de 232.692 dólares, a unos 30.000 euros la copa. Si prefiere un whisky de calidad, puede pujar por un Bowmore de 1957. En la subasta de la casa Bonhams (Edimburgo), frustrada en dos ocasiones, la botella partía de los 130.000 euros. Destilado en 1957 y embotellado en 2011, de este whisky solo existen doce botellas. Todo un placer para el paladar al alcance de los bolsillos de los más afortunados.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.