Un conductor ebrio mata a un bebé y a un niño de doce años

Los padres de las víctimas, que también viajaban en el coche, se encuentran muy graves y el conductor ha sido detenido

EFEGRANADA
Los bomberos actúan en la zona tras retirar los vehículos. / A. Aguilar/
Los bomberos actúan en la zona tras retirar los vehículos. / A. Aguilar

El conductor de la furgoneta que chocó frontalmente contra otro vehículo en Iznalloz (Granada) y que ocasionó la muerte de dos hermanos, de 1 y 12 años, y heridas de gravedad a sus padres permanece bajo custodia en el hospital de Traumatología tras dar positivo en el control de alcoholemia.

Acusado de supuestos delitos de homicidio imprudente, el conductor está detenido en dependencias hospitalarias, donde fue trasladado tras el siniestro, aunque su estado no reviste gravedad, según han indicado fuentes próximas a la investigación.

Tras el accidente, que tuvo lugar ayer pasadas las seis de la tarde en la carretera autonómica A-308, a la altura de Iznalloz, agentes de la Guardia Civil de Tráfico practicaron la prueba de alcoholemia al conductor de la furgoneta. Las pruebas han revelado que el detenido circulaba bajo los efectos del alcohol y podrá pasar a disposición judicial en cuanto mejore de sus lesiones.

Los padres de los dos niños fallecidos continúan ingresados en el hospital Clínico de Granada con pronóstico reservado, han explicado fuentes sanitarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos