La inflación cae al 2,9% y subiría la pensión media 18 euros

El coste de revalorizar las pensiones ascendería a unos 3.800 millones de euros

LUCÍA PALACIOSMADRID
El abaratamiento de la gasolina, clave para la caída de la inflación. / Archivo/
El abaratamiento de la gasolina, clave para la caída de la inflación. / Archivo

El abaratamiento de los carburantes y lubricantes ha logrado que el Índice de Precios de Consumo (IPC) bajara seis décimas en el mes de noviembre hasta situar su tasa interanual en el 2,9%, según ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE). Aunque todavía es un dato provisional, si se confirma este dato el próximo 13 de diciembre, el coste de la revalorización de las pensiones ascendería a unos 3.800 millones de euros. La mitad de esa cantidad correspondería a la compensación a los pensionistas por la desviación de precios sobre la subida inicial de sus prestaciones (1%) y el resto a su consolidación en la nómina de los pensionistas.

Como la pensión media de jubilación se sitúa en 953,7 euros y en enero todas las pensiones subieron un 1%, debe actualizarse con la diferencia entre el IPC real y este 1%, es decir, debe aumentar en un 1,9%. Por tanto, esto supondrá 18 euros más al mes.

Todo hace indicar que el Gobierno se muestra partidario de asumir esta revalorización, ya que responsables tanto del Ministerio de Empleo y Seguridad Social como del Ministerio de Hacienda han declarado que hay margen presupuestario para ello y que su intención es la de seguir el criterio legal "vigente".

El IPC interanual de noviembre es el que se utiliza como indicador de referencia para la actualización de las pensiones. La práctica habitual es la de abonar a los pensionistas la paga compensatoria, en un único abono, en el mes de enero, pero la ley marca realmente como fecha tope el 1 de abril del ejercicio siguiente. Es decir, que en el caso de 2012, la paga compensatoria por la desviación de precios debería abonarse durante el primer trimestre de 2013.

Cuatro meses de ascensos

Con esta caída, el IPC interanual pone fin a cuatro meses de ascensos tras haber repuntado desde junio un total de 1,6 puntos por la subida del IVA (en vigor desde el 1 de septiembre), el encarecimiento de las medicinas y el de los carburantes. La tasa del 2,9% alcanzada en noviembre es la más baja que registra el IPC desde agosto, cuando la inflación interanual se situó en el 2,7%.

Por su parte, el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en noviembre en el 3%, cinco décimas por debajo de la tasa registrada en septiembre. El organismo estadístico ha recordado que los indicadores adelantados sólo proporcionan información orientativa, de tal forma que no tienen por qué coincidir con los datos definitivos, que se publicarán el próximo 13 de diciembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos