Domingo, 8 de octubre de 2006
Registro Hemeroteca

en

DEPORTES

SAMUEL SÁNCHEZ CICLISTA DEL EUSKALTEL-EUSKADI
«No quiero flagelarme pensando en el Mundial»
«No quiero flagelarme pensando en el Mundial»
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

-Dice que es un corredor versátil y polivalente. Es cierto. Pero también es un corredor valiente. Tiene muy pocos rivales a la hora de bajar o de tomar curvas.

-Para mí no soy valiente. Yo eso lo llevo dentro. A mí no me cuesta arriesgar y entrar a las curvas rápido. Si arriesgo es hasta mi límite y conozco bien ese límite. Si me paso, sé que voy al suelo. Hay gente que arriesga sin saber. La verdad es que no me cuesta tirarme para abajo en un puerto. Se me da bien desde niño. Siempre he tenido mucha habilidad con la bicicleta.

-¿Pero es una cuestión de habilidad o de arrojo?

-La habilidad es fundamental. El dominio de la bici, el sentido de la gravedad, el saber cambiar pesos, el tener seguridad en uno mismo. Algunos entran en las curvas 'cuadraos', no se tumban, van con miedo y si las bici les hace un extraño no saben cómo reaccionar. A mí si me hace un extraño o tengo que derrapar, pues lo hago. Tengo esa facilidad natural. Es algo que me sale instintivamente desde niño. Y creo que es muy importante porque yo siempre digo que las carreras se ganan tanto subiendo como bajando. Valverde perdió la Vuelta en una bajada.

-Una de sus mejores demostraciones de destreza y valentía la ofreció en la última curva del pasado Mundial. Una curiosidad. ¿Cuando piensa en esa carrera en qué piensa?

-He hablado mucho de esto y lo tengo muy claro. Me vine de Salzburgo muy contento porque hice mi trabajo como se me ordenó. No busqué mis intereses sino los intereses del equipo. En ese sentido, tengo la conciencia muy tranquila. Con la conciencia tranquila puedes dormir bien y yo esa noche dormí fenomenal. Otra cosa es que, fríamente, después de analizar cómo se desarrolló la carrera, ves que yo podría haber quedado campeón del mundo. Si las circunstancias hubiesen sido otras en el final de carrera yo tendría el maillot arco iris a la espalda y hubiese pegado un pelotazo de la leche porque es mi carrera preferida. Si a Valverde se le hubiese pasado por la cabeza cortar y dejarme a mí ir para delante o si hubiese decidido parar hasta ver lo que hacían Bettini y Zabell, el final hubiera sido distinto.

-¿No le queda de verdad la sensación de que cometieron un error del que se aprovecharon Bettini y Zabell?

-No son errores. Se dio una circunstancia que no se había planteado y pasó lo que pasó. Pero no quiero flagelarme pensando en el Mundial. Yo estoy muy contento con el trabajo que hice y todos me felicitaron por ello. Cuando me llevé a Valverde pensé que ya teníamos el oro.

-Eso es cierto. Valverde no suele fallar.

-Se confundió con el desarrollo. Llevaba un 54/11 y se equivocó. Y mira que yo le fui diciendo todo el rato que no metiera el 11, que se iba a atrancar. Pero no me hizo caso.



 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master El Correo