El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 11 / 18 || Mañana 7 / 22 |
más información sobre el tiempo

Entre los ríos Omecillo y Bayas

El Cantoblanco es una despejada cima que destaca sobre los extensos pinares que cubren los municipios de Añana y Pobes
03.08.12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Cantoblanco (1.005 m)
Cantoblanco (1.005 m)
Cantoblanco, 'Centenario' alavés, se eleva entre Salinas de Añana y Basquiñuelas, un pueblo refugiado en un vallejo boscoso, en la divisoria de las cuencas de los ríos Omecillo y Bayas. Es una aldea minúscula, que ya aparece documentada en el Voto de la Reja de San Millán (año 1025). Según el investigador S. Ruiz de Loizaga, su nombre se debe a vascos que repoblaron esta zona de Castilla en los siglos X y XI. Hubo un monasterio dedicado a San Ginés, que ya existía en 1216 y que puede coincidir con el templo actual.
Una pista sale detrás de la iglesia (izq.). Al principio llanea, con el arroyo a la izquierda, aunque pronto comienza a subir. Campos de cereal -trigo y cebada- nos acompañan en este tramo, hasta que llegamos al depósito de agua (0h.20'). Las antenas que coronan la cima de Cantoblanco se divisan a nuestra derecha. Los pinos llegan casi hasta ellas.
Poco más arriba está el alto (0h.23'), donde sobresale una válvula del gaseoducto. Otra pista (derecha), de tierra y maltratada por los tractores, remonta la cuesta. Lleva al borde de una vaguada, ahora trigal, por donde iba el camino. Bordeamos por el lindero superior y entramos en un pinar (0h.30'). Reaparece el antiguo sendero, estrecho pero bien marcado, que nos lleva hasta una pista que sube de la carretera. El camino es empinado, de cantos rodados sueltos y molestos. Permite ganar metros con rapidez. Supera una cancela (0h.45') y entre pinos y alguna encina llega a un rellano (1h.00'). Hay una charca -seca en verano- junto a la que pastan caballos y vacas. Cantoblanco destaca a la derecha.
El terreno se abre y la pista nos acerca al borde de la sierra (1h.10'). Con Artaza abajo, a la izquierda, seguimos el camino, en realidad un cortafuegos, hasta la cima del Pinachos (1h.25'). No hay buzón. Ya por terreno abierto y pedregoso salpicado de pinos descendemos a un collado. Un pequeño esfuerzo y pisamos Cantoblanco (1h.35'). Vértice geodésico, antenas y buzones. Uno roñado y antiguo, casi una reliquia. Otro más moderno del Iberduero. Amplio panorama que abarca las sierras de Arkamo, Badaia, Arcena, Valderejo, Obarenes...
Para volver a Basquiñuelas, abajo, escondido entre pinos, seguimos la loma. Tras pasar por una tercera cota, Lagunos (1h.45'), también sin buzón, iniciamos un largo descenso hasta el collado por donde cruza el camino de Escota (2h.20'). Una portilla y nos adentramos (derecha) en el pinar. La pista pierde metros con rapidez y llega a un rellano en el fondo del barranco (2h.40'). Nueva cancela que da paso a otra pista. Subimos por ella (derecha) hasta enlazar con la ruta de subida (2h.50') y volver al pueblo (3h.05'), donde está la única fuente de la marcha.
En Tuenti
canal

Horarios de programas y películas de todas las cadenas

Guía TV

canal

Sudoku. Cada día una tabla con diferente dificultad

Pasatiempos

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.