El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 25 || Mañana 13 / 26 |
más información sobre el tiempo

Ascensión al Indo (Macizo de Hernio. Guipúzcoa)

Macizo de Hernio | Guipúzcoa La ascensión al modesto Indo es la excusa para remontar este barranco repleto de recuerdos de un pasado de ferrerías y molinos
03.08.12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Indo (674m.)
Indo es una modesta cumbre en medio del alargado cordal que desde el valle endorreico de Aizarna asciende hasta Gazume, cumbre gemela de Hernio, de la que le separa la majada de Zelatun. Esta línea divisoria cierra por el sur el Parque Natural de Pagoeta, de cuyo macizo queda separado por el barranco del arroyo Altzolaras o Granada.
En realidad, la ascensión a Indo desde Aizarnazabal no es más que una excusa para descubrir este angosto valle, un increíble reducto de paz en en medio de la Guipuzcoa más industrial, donde el tiempo parece haberse detenido y el agua es la gran fuente de vida. Sin embargo, hubo un tiempo en el que Antzolaras fue el centro de la industria del hierro de la comarca. Nada queda ya de aquel esplendor, salvo las ruinas de ferrerías, molinos y el Palacio Altzolara, donde vivieron los duques de Granada. La tranquilidad domina ahora el valle, que comenzamos a recorrer en la misma desembocadura del Altzolaras en el Urola, en Aizarnazabal.
La ferrería Txiriboga y, un poco más adelante, en la zona más amplia del valle, el molino Urbietatxiki, son los primeros vestigios que encontramos. Dejamos atrás varios caseríos camino de la ferrería Bekola, la mejor conservada, justo en los límites del Parque Natural (0h.25'). Un adorno de piedra en el frontal de la antepara indica que data de 1734. Merece la pena detenerse un rato e imaginar su bulliciosa vida hace tres siglos. Más adelante esperan la ferrería Olalde y, poco después, el ahora ruinoso palacio Antzolara (gótico, s. XV) y el molino Errotatxiki (0h.55').
Desde aquí, un camino carretil lleva hasta el caserío Errezabal, a partir del cual entramos en el tramo más salvaje del barranco, que se remonta por una pista tras vadear el arroyo por un precario puente. El camino permite avanzar sin problemas, hasta que nos separamos del PR-39 (1h.25'). La senda balizada remonta hacia el caserío Astuiberri mientras nosotros continuamos junto al cauce, por un sendero a tramos casi invisible, hasta el ruinoso molino Errotabarrena, una pequeña central eléctrica y el baserri Granada (2h.20'), lugar de nacimiento del famoso bersolari Iñaki Eizmendi 'Basarri' y donde podemos degustar unas truchas pescadas por nosotros mismos.
Aquí comenzamos la ascensión propiamente dicha a Indo por la ermia de Erdoizta. En el baserri, cogemos la pista de cemento (dcha.) hasta una gran curva. Allí seguimos un camino que bordea la vaguada y remonta en amplios zigzags hasta la curiosa ermita circular de Erdoizta (3h.00'). Frente al caserío que hay a la entrada del barrio, tomamos la pista de la izquierda, que inmediatamente se divide, siguiendo la de la derecha. El vial nos sitúa en la vertiente norte de Indo, por la que ganaremos altura por sucesivas pistas hasta el cordal cimero (3h.15'). En cinco minutos (izd.) alcanzamos el hito que marca la cima.
Siguiendo el cordal, descendemos al collado Komisiolatza, caracterizado por la cruz de Pagarte. Aquí conectamos con el GR-35 que, tras ascender el cercano Txoondegi (3h.35') nos llevará en un largo descenso por todo el valle cerrado de Aizarna hasta Aizarnazabal (5h.45').
En Tuenti
canal

Horarios de programas y películas de todas las cadenas

Guía TV

canal

Sudoku. Cada día una tabla con diferente dificultad

Pasatiempos

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.