Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Planes

Estás en: El Correo Digital > Ocio > Planes
PLANES CON NIÑOS
Portujuguete. Un planeta para los clicks
Miles de piezas de Playmobil recrean desde un poblado vikingo a un circuito de Fórmula 1
26.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Atentos porque esto les va a gustar. Un mundo hecho con clicks. Diversos escenarios que muestran a estos muñecos en momentos cotidianos de la vida actual y en otras épocas. Imagínalo, las figuras de 7,5 centímetros de alto esperando la llegada de un tren, custodiando un castillo o asistiendo a un pase de circo con tres pistas. Todo al mínimo detalle, como lo ideó la activa imaginación de Luis Fernández, un «loco apasionado» nacido en Castro y vecino de Leioa que lleva trece años coleccionando miles de Playmobil, tantos que no recuerda la cifra. Y además «tuneados y customizados», como él mismo explica, porque dónde se ha visto a una click embarazada o a un monje flagelándose en pleno éxtasis o a una bruja cociendo su pócima con malignidad y alevosía.
Tres han sido los lugares elegidos para los 100 metros cuadrados de muestra, cada uno con ambientación propia. En Rialia-Museo de la Industria están los pueblos que han vivido junto al mar y la industria. Vikingos y romanos, piratas y pescadores. Cleopatra descansa en el Nilo junto a Moisés. Las grúas cargan mercancías en el puerto comercial. En el deportivo navegan los yates. Que nadie se pierda los trenes circulando en la terminal. Ni la persecución policial en lancha.
En Santa Clara priman actualidad y ocio, por eso se mezclan el aeropuerto y el hospital, las granjas con sus animales, el circo… hasta un circuito de Fómula 1 que daría envidia al mismísimo Alonso. Y en la Torre Salazar lo mejorcito para los adictos a la Edad Media. Cruzados, caballeros y damas, clérigos y plebeyos, repartidos en bosques mágicos, mercados, pueblos y abadías que descansan a la orilla de un lago frente al que se alza el impresionante castillo compuesto por más de mil piezas.
Veintiocho días de esforzado montaje, doce horas diarias de trabajo y la ilusión de ver la obra terminada. Una petición del autor: busca sala para muestra permanente. Cedería colección si a alguien le interesa.
Vocento
SarenetRSS