El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 14 / 26 || Mañana 12 / 21 |
más información sobre el tiempo

Por el país vasco, navarra y burgos

Un singular recorrido por una ruta que atraviesa nueve parques naturales de cinco provincias
03.04.12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
500 kilómetros por la senda del pastoreo
Valle de Kuartango. / Foto cedida por el Dpto. de Medio Ambiente y Urbanismo de la Diputación de Álava.
Mapa: La senda del pastoreo (Ruta GR-282)

El ruido de los cencerros acompaña al caminante. Las vacas pirenaicas están cerca. Pertenecen a un ganadero de Urkabustaiz que cada invierno las suelta en la cara sur del monte Arrieta (998 metros), una de las cumbres que rodean el Puerto de Vitoria. Aquí, entre encinas y boj se alimentan durante los meses fríos y miran, como solo ellas miran, a los senderistas que cruzan de este a oeste la cordillera de los Montes de Vitoria, uno de los enclaves que atraviesa el Camino Natural de la Senda del Pastoreo.
Pero no siempre la cumbre es lo mejor de cada monte. En ocasiones, el sendero ofrece puntos tan atractivos que nos invitan a seguir caminando. Frondosos bosques de hayas y robles, encinares, o prados del altura, farallones y cortados, árboles viejos, cuevas, arroyos cristalinos, monumentos megalíticos, ermitas o majadas de pastores forman un mosaico singular que caracteriza la senda de los pastores, el nuevo itinerario de gran recorrido (GR-282) que a través de 485 kilómetros de caminos nos permite explorar, conocer y disfrutar de los territorios mejor conservados desde el punto de vista de la biodiversidad.
Espacios naturales de interior de Álava, Bizkaia, Gipuzkoa, Navarra y Castilla y León se conectan a través de caminos bien balizados. Estos días se rematan las señales de pintura roja y blanca y los postes verticales que indican la dirección de la senda. El Ministerio de Medio Ambiente ha financiado este proyecto con 1,5 millones de euros gracias al departamento de Medio Ambiente de la Diputación de Álava,que junto a las demás administraciones como la Junta de Castilla y León, el Gobierno de Navarra y las diputaciones de Gipuzkoa y Bizkaia, se encargará de sus mantenimiento. El trazado de la senda recorre el anillo de montañas que se sitúa en la parte centro-meridional del País Vasco, junto con sus conexiones naturales hacia Burgos(Valle de Losa) y Navarra (sierras de Urbasa y Aralar). Se trata de un espacio realmente singular derivado del excelente estado de conservación de su medio natural y de la entidad y gran diversidad de sus paisajes.
El umbral vasco
Pero no solo hay belleza detrás de este camino. Estamos en lo que los expertos denominan ‘el umbral vasco’ por ser un eslabón clave para posibilitar la conectividad biológica de los ecosistemas de montaña europeos dentro de la iniciativa del Gran Corredor de Montaña Cantábrico-Pirineos-Alpes, auspiciada por el Consejo de Europa y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. El 65% del trazado discurre por espacios naturales protegidos: parques naturales, zonas de especial protección para las aves, humedales o paisajes singulares en una sorprendente sucesión que nos lleva de los ambientes atlánticos a los mediterráneos o los mosaicos de transicion.
Pero si hay algo que caracteriza especialmente el trazado es el legado etnográfico y cultural que el ancestral manejo pastoril de estas tierras ha contribuido a crear y le da identidad a la ruta. Los extensos conocimientos acumulados por muchas generaciones que han vivido respetando y conservando su entorno con una sabiduría y una ética en el uso de la tierra y sus recursos. Podremos disfrutar también de la arquitectura propia del manejo pastoril como las majadas, las txabolas, las mangas para recogida del ganado, las loberas para la captura de los lobos y los muros ciegos de piedras que protegen los cultivos.
Los 484 kilómetros de itinerario circular discurren por Álava en su mayor parte (210 kilómetros), por Gipuzkoa (67) Bizkaia (41), Burgos (70) y Navarra (96). Pasa por cumbres emblemáticas de nuestra geografía como el Aizkorri, el Aratz, Pagogan, San Donato, Pico Ballo, Cruceta o Gorbeia. También es posible enlazar en distintos puntos de la ruta con otros Caminos Naturales e itinerarios de montaña de interés como el GR-1, Sendero Histórico, el GR-25 o Vuelta a la Llanada a pie de monte, el GR-38, Ruta del Vino y del Pescado y la vía verde del antiguo ferrocarril Vasco-Navarro.
Desde Arantzazu
La primera etapa comienza en el santuario de Arantzazu, un rincón de marcada significación espiritual, pero con una gran tradición montañera y pastoril. Caminando hacia el Este se atraviesan las sierras de Elgea y Urkilla, los rasos de Degurixa, el embalse de Urrunaga, Urkiola, Gorbeia, Sierra Salvada, el salto del Nervión y el Monte Santiago, el Txarlazo en Orduña o la Sierra Salvada. En cada uno de estos montes y cordales asoman las diferentes formas de gobernar los ganados de vacas, caballos y ovejas, siempre rodeados de una naturaleza esplendorosa.
Tras atravesar el valle burgalés de Losa se alcanza el parque de Valderejo y nuevamente en terreno burgalés los Montes Obarenes. Las sierras de Arkamo y Badaya nos acercan de nuevo al entorno próximo a Vitoria que tiene en sus montes una frontera climática. El desconocido parque de Izki nos lleva hasta las sierras de Entzia e Iturrieta en Álava que siguen con Urbasa y Andía en Navarra. Ya desde la sierra de Aralar el sendero vuelve de nuevo al comienzo en Arantzazu.
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.