Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Planes

PLANES

Vitoria abre en su barrio medieval un recinto de aire moderno que expone hachas, estelas y... naipes
17.03.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Museo de Arqueología y de Naipes. Bibat (Vitoria). El cofre de la memoria
Toma nota en tu agenda. El próximo jueves, 26 de marzo, se inaugura en Vitoria el Bibat, que alberga los museos de Arqueología y de Naipes. Si lo hubieran construido en una capital europea moderna, cultureta y más promocionada, lo tendríamos hasta en la sopa. No sólo por su indudable atractivo –un cofre de metal y vidrio de diseño calculadamente rompedor levantado junto a un palacio del Renacimiento–, también por albergar dos colecciones en principio tan yuxtapuestas. No faltará el aguafiestas que vea en esta propuesta un añadido traído por los pelos, un pegote de última hora, porque lo cierto es que las dos colecciones no tienen nada que ver entre sí. Pero en realidad es otro magnífico ejemplo de diversificación museográfica, una sana costumbre que tiene un referente en el Artium, con sus conciertos y mil otras actividades.
Poner un pie en el patio interior, planteado como acceso a los dos edificios, es hacerlo en un escenario desconcertante. El visitante tiene la sensación de haber entrado de sopetón en una viñeta futurista dibujada por Moebius, en la que el despistado dibujante hubiera plantado un anacrónico torreón medieval. Decoración minimalista, línea recta y lucernarios imposibles junto a piedras de sillería y escudos nobiliarios. Una apuesta arriesgada cuyo espectacular acabado debería acallar las críticas recibidas por el aplazamiento y sobrecoste de las obras (10,7 millones en total).
Y es que en el Bibat, además del contenido, el continente diseñado por el arquitecto navarro Patxi Mangado es también espectacular. Adosado al cofre de Morgado se yergue el señorial Palacio de Bendaña, que presenta elementos propios del gótico tardío como la puerta de arco apuntado de la fachada principal o la bóveda octogonal estrellada sobre la escalera. La organización y las formas decorativas renacentistas se concentran especialmente en el patio, característico de los palacios residenciales de la época, con galerías abiertas de grandes arcadas.
En tres plantas
Impresionado por el envoltorio, el visitante penetra en el edificio para encontrar una colección compuesta por unas 1.500 piezas, procedentes de varios yacimientos habitados durante milenios. Lascas y hachas primitivas, restos de monumentos megalíticos, ajuares funerarios de la edad de Bronce, ánforas y vasijas, mosaicos que una día decoraron una terma, Venus, estelas, cerámicas, los propios esqueletos de sus autores… la lista es interminable. Repartida por las tres plantas del edificio, ofrece al visitante un completo recorrido en el tiempo y le permite darse un garbeo desde la Prehistoria hasta la caída del Imperio romano.
Cabe señalar el modo de presentación, decididamente visual, apoyada por proyecciones, gráficos, y paneles explicativos que ayudan a contextualizar cada una de las piezas de la colección. El Bibat contará con una amplia programación de actividades de difusión, visitas y talleres didácticos que contribuirán a dar a conocer la historia del territorio alavés.

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS