El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 11 / 28 || Mañana 17 / 34 |
más información sobre el tiempo

Planes

La última tecnología aplicada a los juegos ecológicos es la apuesta del parque de Poitiers
04.05.11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Expovacaciones (Barakaldo). Futuroscope propone dar guerra al bicho
«Creíamos que era tan grande que podía soportarlo todo». Lo dice la navegante francesa y portavoz de la UNESCO Maud Fontenoy sobre el mar, su medio de vida y su pasión. De que es grande no queda duda, pero lo de que puede con todo... Ni los gigantes. De ahí que a nuestros mares les haya surgido un octavo continente en el que nadie puede vivir y en el que, como prueba, mueren las especies marinas y las aves. Es una enorme masa de basura que vaga en algún punto entre Asia y Hawai, en el océano Pacífico. Algunos marineros, como Maud, la han visto de cerca y aún están sorprendidos. Hay otras, muchas, a la deriva por las aguas saladas del mundo.
De esa realidad nace la última atracción que han inaugurado en Futuroscope, el enorme parque cercano a Poitiers que aúna diversión y aprendizaje. Porque la tecnología más puntera les sirve para montar espectáculos en los que disfrutar y conocer algo nuevo. En ‘El octavo continente’ el juego consiste en destruir, subido en una moto y por medio de una pistola, a todo bicho mutante que aparezca en la pantalla. Hay que limpiar los océanos y contribuir está en nuestras manos.
Ecología casera
Eso nos lo explican a medida que avanza la cola para entrar en el juego, donde podremos enterarnos de cómo fue la expedición de Fontenoy (madrina y asesora de la atracción) y qué hacer para generar menos basura de esa que termina flotando por ahí aunque no la veamos. Cada mutante destruido sube puntos al marcador de la moto y se convierte, se supone, en aire limpio.
Como el que respeta otra de las inauguraciones de la temporada 2011, ‘La casa eco-sostenible’, una vivienda de 80 metros cuadrados que nos muestra cómo reducir el consumo de energía y la emisión de dioxinas sin salir de nuestras casas. Divertirse y descubrir más del mundo es lo que ofrecen en Futuroscope, que el año pasado alcanzó 1,8 millones de visitantes. La clave es inaugurar nuevas atracciones cada año, y nuevos pabellones -el parque es un espacio verde sembrado de pabellones temáticos-.
Y sin embargo su gran baza les acompaña desde hace tiempo. Se trata del mundo de Arthur y los Minimoys, disponible para visitantes en un simulador 4D. Sentadito en el sillón, el espectador se convierte en protagonista gracias a los saltos, el aire, y por supuesto las gafas de 3D. Arthur tiene tanto éxito que hasta le han organizado un menú de cocina molecular, la última sensación culinaria del parque.
El chef Noël Gutrin sirve espumas de los bosques, dulces de Sélénia y esferas heladas (la lengua las recordará durante horas) como si fuera un cocinero Minimoy. Lo hace en el restaurante Le Cristal, situado junto al estanque en el que cada noche un dj de carne y hueso y su amiguito virtual intentan resolver el Misterio de la Nota Azul. Música, luces y agua son el equipo perfecto para cerrar la visita. n
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.