Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Planes

PLANES

El noveno centenario del santo que fundó la ciudad es una de las bazas de La Rioja en Expovacaciones
29.04.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Santo Domingo de la Calzada (La Rioja). La ciudad de los milagros
La torre, barroca y puntiaguda, identifica la ciudad en la distancia. El peregrino mantiene el paso. La etapa parece gobernada. Hace horas que salió de Nájera. Tal vez, de Azofra. Apenas había amanecido. Alcanza ahora las primeras construcciones. El Camino de Santiago atraviesa la ciudad. Las conchas, pintadas, talladas o vagamente perfiladas, ejercen de guía. Sobreviene entonces esa íntima satisfacción del que se aproxima a la meta.
Sorprende pensar que millones de corazones romeros han sentido esa emoción a las puertas de una ciudad que nació para el caminante. Hablamos de Santo Domingo de la Calzada. Hablamos, por tanto, de un eremita de nombre Domingo que, impelido por una insólita vocación asistencial, construyó una calzada, un puente, un hospital de peregrinos y una iglesia: los orígenes de la ciudad. Falleció hace novecientos años. Y Santo Domingo lo celebra ahora.
El Camino de Santiago discurre por la calle Mayor, una avenida salpicada de casas palaciegas, blasones y referencias al fundador. Una hornacina de piedra, presidida por el santo, indica al peregrino el solar que acogió la Casa del Corregidor, ubicado frente a la abadía cisterciense de las monjas bernardas. Dice la tradición que el caserón fue escenario de uno de los prodigios más famosos de la Edad Media: el milagro del gallo y la gallina.
Hugonell y sus padres hicieron noche en la ciudad. Se dirigían a Santiago. La hija del mesonero se enamoró del joven, pero él desatendió sus insinuaciones. Despechada, introdujo una copa de plata en el zurrón del peregrino. Al día siguiente, fue acusado de ladrón y ahorcado. No murió. Los padres corrieron a anunciar la nueva al corregidor. Éste, incrédulo, afirmó que Hugonell estaba tan muerto como el gallo y la gallina que se disponía a comer. Las aves saltaron del plato. ¡Habían resucitado!
Un gallo y una gallina figuran desde entonces en el escudo de Santo Domingo. La hoz y la encina son también símbolos recurrentes en la heráldica local. Evocan otro hecho milagroso. El santo taló encinas a cientos con una hoz en una sola noche: un árbol caía con cada golpe. Necesitaba madera para levantar el puente. El Centro de Interpretación del Camino de Santiago, ubicado poco más allá de la Casa del Corregidor, supone una oportunidad ideal para descubrir mil y un detalles sobre la ciudad. También acoge la Oficina de Información Turística y plantea al visitante un recorrido sensorial por el Camino de Santiago. La visita es el único método válido para resolver el misterio de esta propuesta. El caminante llega a su destino: la Casa de la Cofradía del Santo, que cuenta con un albergue de peregrinos. Sostienen los cronistas la posibilidad de que la cofradía, una de las más antiguas de España si no la más, fuese creada en vida de Santo Domingo.
El descanso del peregrino será breve. Queda mucha ciudad por descubrir. Una calle lateral conduce a la Plaza Mayor. Atesora el único acceso a la urbe amurallada que se mantiene en pie. Al frente, surge la plaza del Santo, tan antigua como la ciudad. Curiosidades de la vida, un lujoso parador se erige sobre lo que fuera el hospital que fundó Santo Domingo. Al este, altanera, se levanta la torre exenta, independiente de la catedral.
Subida al campanario
La subida al campanario es imperativa. El reloj late en el interior. Son 132 escalones. La altura revela el sinuoso discurrir del Camino de Santiago, la presencia de las murallas y la monumentalidad del convento de San Francisco. La catedral se levanta al norte. Como la visita es harina de otro costal, baste reflejar aquí la sorpresa que causa al peregrino descubrir el gallo y la gallina que viven en un bello gallinero gótico ubicado en el templo.
La travesía concluye a pocos pasos del Oja, río que otorga nombre a la comunidad. El puente que, según la tradición, construyera Santo Domingo vadea el cauce. Más allá, serpentea el Camino de Santiago. Marca el rumbo que, mañana a primera hora, tomará el peregrino. El destino siempre es Santiago de Compostela.

[FECHAS CLAVE]
1 de mayo: La Cofradía del Santo distribuirá a pri­mera hora los molletes: panecillos con poca levadura que tienen grabada la imagen del santo. A las 11.00 horas, será inaugurado el Noveno Centenario de Santo Domingo. Una hora más tarde, se celebrará la misa de apertura del Año Jubilar Calceatense. Será presidida por el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, y el obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, Juan José Omella.
10 de mayo: Unos carneros, que serán sacrificados para celebrar el Almuerzo del Santo, desfilarán engalanados por la ciudad. El cohete inaugurará las fiestas a las 13.30 horas. Por la tarde, un carro transportará unas ramas de encina hasta la catedral. Servirán para proteger el sepulcro del santo en memoria de una remota época en la que se encontraba al aire libre. La procesión de las prioras y el recuento de las hogazas del almuerzo pondrán punto final a los actos tradicionales.
11 de mayo: La procesión del Pan del Santo o del Peregrino partirá al mediodía. Evoca el milagro del gallo y la gallina. Un niño encabeza la comitiva con una simbólica horca en sus manos. A continuación, avanzan las tradicionales doncellas. Todas vestidas de blanco, portan una cesta con pan sobre sus cabezas. Por la tarde, saldrá la procesión de la Rueda. Recuerda la resurrección por intercesión de Santo Domingo de un peregrino aplastado por un carro.
12 de mayo: La jornada evoca la muerte de Santo Domingo. Comienza al alba con el tradicional Almuerzo del Santo. Representa la dedicación del fundador al servicio de peregrinos y necesitados. La procesión del Santo partirá de la catedral a las 12.30 horas.
13 de mayo: Toma de posesión de los nuevos priores de la Cofradía del Santo, cuyo mandato se prolongará por un año.

Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS