Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
ALAVA - VIZCAYA | Personalizar edición | RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Ocio

MÚSICA. EL BAFLE de Óscar Cubillo

The Quarter After y The Asteroid # moldeando la psicodelia en Barakaldo. Ambas formaciones teletransportaron en cuerpo y alma al público tan escaso como ilustrado del Edaska baracaldés
02.10.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El miércoles, de noche y en el hermético invernadero bunkerizado que es el Edaska Rock Club de Barakaldo, floreció la mejor psicodelia norteamericana actual. Oficiaron la liturgia dos nutridos combos: The Quarter After, de Los Ángeles, y The Asteroid # 4, de Filadelfia. La feligresía era escasa, pero en gracia. Y muy masculina, por cierto. Inopinadamente, abrió fuego The Quarter After, pues los dos grupos han quedado en alternarse en el orden de salida cada día de esta gira europea (Inglaterra, Francia, España) y, como comparten equipo, pues ni tan mal. Y vaya equipo: mirabas al suelo y estaba repleto de pedales de guitarra. Los de la Costa Oeste dispusieron unos 17, y los de la Costa Este, el doble.
Según nuestras preferencias y reconocido buen gusto, los Quarter After se salieron y superaron a sus compañeros por la variedad del repertorio, la verosimilitud en la recreación de la psicodelia sesentera brotada a ambos lados del Atlántico, la conjunción extrema de las tres guitarras y la calidad de las composiciones, todas originales. Elaboraron nueve temas (el último, doble) en tres cuartos de hora y podríamos escribir sobre todos, pero destacaremos cuatro títulos por encima del nivel celestial general: ‘Counting The Score’, contagioso de la alegría, un country cósmico que supera en reciedumbre a sus colegas de Beachwood Sparks, con la steel cayendo del cielo en honor de Gram Parsons; ‘This Is How I Want You To Know’, combinando tralla guitarrera y batería redoblante en plan la onda máximum de los Who; ‘Early Morning Rider’, dotado del misterio del Jefferson Airplane; y ‘One Trip Later’, un rock vía los Eagles pero menos melódicos y más roquistas.
También a menudo los californianos remitieron a los Byrds (‘Turning Away ’), a los Beatles (‘Too Much To Think About’) y, agárrense, a los Status Quo de su protohistoria psiquedélica (‘Your Smile Is Mine’). The Quarter After se pueden estabular junto a los australianos actuales The Lovetones (el crítico rutero Eduardo Ranedo vestía una camiseta suya y, gracias a tal elección estética, fue alabado en público por el cantante Dominic Campanella), estuvieron geniales, superaron a sus álbumes manieristas y preciosistas mediante la adición de energía eléctrica y volumen brutal, y actuaron en quinteto, pues se trajeron a un guitarrista y teclista extra que vive en Hollywood pero desea mudarse a Madrid, porque no ha visto nunca tantas chicas guapas como en España. Al menos cinco hembras (uh, se le ha escapado a Pato, ministra Aído) destellaban en el Edaska, donde habría unas 7, que lo sepan.
Nos pocos ilustres espectadores se piraron al poco de empezar los segundos de la notable y memorable velada. The Asteroid # 4 operaron en sexteto, con sexy rubia de bote a los teclados, otras tres guitarras, una treintena de pedales y hasta una timbala de refuerzo para arreglos fugaces. Más que de Filadelfia, los asteroides parecían de Manchester, pues se arrancaron con un monolítico cienpiés de rock de Manchester, un absorbente agujero negro psiquedélico en la estela de Oasis (esta referencia era descarada incluso en el deje vocal a lo Liam Gallagher del cantante), Stone Roses, The Verve o los Ride de Oxford. El ambiente oscuro atravesado por visuales lisérgicas y la espiral sónica mórbida se aclararon en su segunda parte, cuando se pusieron más retros, más orfebres y reminiscentes de Beatles, Kula Shaker y demás.
El sábado descargan ambas bandas en el HellDorado de Vitoria, o sea que nadie se lo pierda. De nada.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Eventos   Bares   Restaurantes  

canal

Horarios de programas y películas de todas las cadenas

Guía TV

canal

Sudoku. Cada día una tabla con diferente dificultad

Pasatiempos

Chat

Entra y charla con la comunidad

¿Te apetece hablar? ¿Quieres hacer amigos? Participa en los chats de elcorreodigital.com

Información útil

Vocento
SarenetRSS