El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 8 / 14 || Mañana 6 / 12 |
más información sobre el tiempo

MÚSICA. EL BAFLE de Óscar Cubillo

Etéreas, gráciles, guapas y reducidas a dúo, My Bubba & Mi enamoraron en el Cotton Club (12 de abril)
05.10.09 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Seducidos en las distancias temporal y espacial por la estética celestial de las fotografías camperas, ingrávidas y luminosas de las tres vikingas rubicundas My Bubba & Mi (una danesa, otra sueca y la tercera finlandesa), el lunes sin dudarlo convergimos al Cotton Club para comprobar de cerca la belleza corporal y libar la hermosura musical de sus ‘nanas de la campiña’. Puntuales arribamos, nos ubicamos rodeados de risueñas veinteañeras de buena pinta y el capo del local nos advirtió que del trío bombón faltaría una miembra y que le sustituiría un contrabajista itálico, un tímido traductor, un anodino moreno tras sus cabellos y barba enrulados. Pero las otras dos... ahhhh...
Las dos encantadoras beldades pilotaron un bolillo de 55 minutos y 13 temas entonados con gargantas trémulas, instrumental acústico (guitarra, banjo, arpa peculiar...) y una feminidad al filo de la física: con qué nerviosa delicadeza pasaban sus dedos del mentón a la sien, con qué suavidad compartían la botella de agua, con qué abstracción cerraban sus ojos sin ojeras (yo no pude aguantar más de cinco segundos la purísima mirada de la de la derecha, una Scarlett Johansson mejorada, una femme fatale de cine negro florecida en el paisaje de la casa de la pradera y que actuó descalza con leotardos y vestido campesino). Sentaditas en sus altos y aparatosos taburetes, las muy dulcísimas no alcanzaban desde ahí al suelo y rogaron: «¿alguien nos puede dar el agua?» Y Pato, que estrenaba su camiseta del Reverendo Horton Heat, se abalanzó al tablado, agarró una botella, se la cedió a la guitarrista, se volvió presumiendo de que es muy caballeroso, y la muchachita musitó: «esto es cerveza». Pero se la bebió.
En tan cómplice ambiente y entre escaso humo, a unos 70 decibelios de volumen el sonido brotó tórrido y sureño, igual que a la vera del Mississippi. Las lindísimas escandinavas divulgaban su debut, ‘How It’s Done In Italy’, y flotaron como Madeleine Peyroux, pellizcaron el rag de Nueva Orleans en plan KD Lang, se pusieron dramáticas vía Cowboy Junkies, el country lo exhumaron con el eco sepulcral de Hank Williams, susurraron el gospel y a veces exhibieron armas lacrimógenas (‘No volveré a amar a un chico joven nunca más’), pero siempre fueron tiernas a lo largo de un bolillo que superó generosamente nuestras expectativas.
En Tuenti
Eventos   Bares   Restaurantes  

canal

Horarios de programas y películas de todas las cadenas

Guía TV

canal

Sudoku. Cada día una tabla con diferente dificultad

Pasatiempos

Chat

Entra y charla con la comunidad

¿Te apetece hablar? ¿Quieres hacer amigos? Participa en los chats de elcorreodigital.com

Información útil

elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.