El Correo Digital
Miércoles, 30 julio 2014
sol
Hoy 13 / 23 || Mañana 13 / 25 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > > >
Un paseo para descubrir la cala de San Julián de Liendo

la excursión recomendada

Un paseo para descubrir la cala de San Julián de Liendo

Ruta de cinco kilómetros entre acantilados hasta llegar a esta discreta playa cántabra

05.09.13 - 10:19 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un paseo para descubrir la cala de San Julián de Liendo
Vista de la playa de San Julián.

Aún es posible bañarse en una playa salvaje, para ‘conocedores’ y por supuesto sin chiringuitos ni basuras. No hay que ir muy lejos. Está a pocos kilómetros, concretamente en Liendo, Cantabria, y se llama San Julián, por la ermita que se eleva en su proximidad. Es una cala recoleta de unos 100 m. de arenal, protegida por los acantilados de Peña Candina, los más altos de la región.

La arena es oscura y gruesa. No importa. El oleaje moderado y la tranquilidad del paraje compensan esta molestia. Cuentan que fue un fondeadero de contrabandistas, que allí descargaban los fardos a la luz de los faroles. La Guardia civil aún patrulla de cuando en cuando, pero en la actualidad los visitantes son iniciados partícipes del secreto.

Es accesible a pie o en coche desde el barrio de Villanueva. Elegimos la marcha. Área recreativa con fuente y letreros. Caminamos hasta el final del barrio acompañados por los ladridos de los perros (hay muchos). Vemos un humilladero y una carretera de cemento agrietado que sube. Basta con seguirla y superar el repecho. Arriba, protegida por un bosque de eucaliptos, hay una esplanada donde aparcar. Enfrente, enmarcado por los acantilados del pico de Las Minas (izq.) y Peña Candina (der.) se extiende el mar. Para ver la playa aún hay que bajar más, hasta el párking de la mina de yeso, que se abre a nuestros pies.

Antes se descendía por un sendero estrecho y empinado, que se prestaba al resbalón. Ahora se llega por una carretera peatonal de asfaltado reciente. Junto con la tranquilidad, lo mejor de la cala de San Julián es el entorno rural. En los prados azotados por la brisa marina pastan caballos y ovejas, y hasta la misma orilla llegan las cabras asilvestradas que triscan por los farallones cercanos.

Una vez abajo las opciones son bañarse, tomar el sol o pescar. No hay otro tipo de distracción. Los más inquietos tienen la posiblidad de ampliar el paseo por la ruta circular PR-S 125, bien señalizada -derecha del aparcamiento superior-, que acerca al caminante a las ruinas de la ermita de San Julián, siglos XII y XIII. Se alza descuidada en un descampado. Forma parte de la historia de Liendo y del Camino del Norte.

De la ermita baja un camino pedregoso que nos lleva de vuelta a Villanueva y al aparcamiento. Muy cerca, pegados a la Nacional, hay dos buenos restaurantes.

Mapa de la excursión
Un paseo para descubrir la cala de San Julián de Liendo

- Otras excursiones y paseos

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Un paseo para descubrir la cala de San Julián de Liendo
Ensenada de San Miguel. / Fotos: Javier Muñoz
Un paseo para descubrir la cala de San Julián de Liendo
Playa desde el aparcamiento.
Un paseo para descubrir la cala de San Julián de Liendo
Camino que baja a la playa.
Un paseo para descubrir la cala de San Julián de Liendo
Ruinas de la ermita de san Julián.
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.