El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 3 / 20 || Mañana 7 / 16 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Una bodega muy sexual

ENOTURISMO, 'wine&sex'

Una bodega muy sexual

Las Bodegas Monje en Tenerife ofrecen un espectáculo de maridaje entre la cata y el erotismo. Cenas afrodisíacas, una sesión donde degustar los mejores caldos con actores 'performance'...

28.11.13 - 17:04 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Entre barricas y caldos, en la isla de Tenerife, en El Souzal y a unos 15 minutos de Santa Cruz, las bodegas Monje han encontrado la fórmula idónea para enseñar a la gente a disfrutar del buen vino. A cuatro pisos bajo tierra, en la sala llamada 'El Club del Vino', el visitante puede disfrutar de una experiencia inolvidable, y sobre todo, nunca vista. En estas bodegas la originalidad está servida con un poco de picante a través de la experiencia 'Wine&Sex'.

Felipe Monje es la quinta generación de bodegueros de su familia. Desde 1956 estos enólogos ofrecen sus caldos, pero desde hace tres años han añadido un punto afrodisíaco al asunto. Cuatro horas de sensual experiencia es lo que nos presentan. Cata, cena afrodisíaca, 'photocall' y espectáculo 'performance' donde todo el que quiera puede participar, y siempre desde el punto de vista erótico. "Nuestra principal función es acercar el consumo del vino al mundo mediante el erotismo. Aquí todo es fantasía", explica Monje. Y no se piensen que podrán disfrutar de un espectáculo de sexo en vivo. Para nada. Aquí la elegancia está servida, y cada uno hace y ve lo que quiere. "Es una experiencia divertida. La gente es capaz de hacer cosas increíbles. Desde un señor que pide a su cuñada que enseñe el sujetador, hasta otro que se echa unas gotas de vino en los labios para que las coja su mujer", explica el enólogo. Así, las representaciones y colaboraciones del público parecen ser bastante inocentes, aunque luego ya en su casa que cada uno se desfogue como quiera.

La idea surgió como todas las buenas, de pronto y por sorpresa. "Habíamos realizado maridajes con todo tipo de cosas. Un día se celebró un 'tuppersex' en la bodega, y no me dejaron entrar, sólo era para mujeres", explica. "Mientras observaba en la puerta lo bien que lo pasaban me di cuenta de que hombres y mujeres juntos podían disfrutar como ellas". Una idea que ahora mismo ya es una marca registrada, y que está siendo un éxito absoluto desde su primera edición. "Unimos la innovación y la tradición. Es el maridaje entre gastronomía, cultura, placer, erotismo...", describe Monje, bastante orgulloso de su sorpresivo momento de creatividad.

Sólo se realizan cuatro ediciones al año -por cada estación- y a cada una acuden un máximo de 100 personas. Monje asegura que la franja de edad es muy amplia -de los 20 a los 80 años- pero que sobre todo acuden parejas de mediana edad, y que las que suelen hacer las reservas son las mujeres. Además, hay mucha gente que acude en grupos, y otros, los menos, van solos. "Todo es ponerle un poco de gracia", sentencia Monje, aunque aquí los tímidos también son bien recibidos. "Hay mucha gente que no se espera para nada lo que se encuentra, pero nunca nadie se ha molestado durante la experiencia", y es que la única idea de este enólogo es divertir, y que la gente que ya ha acudido pueda recomendarle a sus amigos. 'Wine&Sex' no surgió como negocio, sino como una forma de publicidad, de esta manera la marca se exporta y haces que se conozca el vino, que al final es el elemento principal de nuestro trabajo", explica Monje. A esto hay que añadir la originalidad de la creación, ya que como él afirma, "es un producto nuevo que está en constante renovación".

Además del espectáculo la cena previa merece una mención especial. Crepês con crema de yogur, fruta de la pasión y canela; brochetas de verdura con aceite de vainilla, o cochinillo negro canario con crema de millo al cardamomo.

Por otro lado, la bodega tiene una página web donde se pueden adquirir sus caldos, y como no podía ser de otra manera, acompañados de vibradores y esposas. Son los kit 'Wine&Sex', y desde 25 euros puedes hacerte con uno. “Cuando regalas un kit en un cumpleaños, ten por seguro que al siguiente te volverán a invitar”, explica Monje jocoso, y puede que no le falte razón. En lo que sí tiene razón es en la esencia de toda esta historia, y es que el vino, de siempre, se toma antes del sexo.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Una bodega muy sexual
Unas bodegas muy originales.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.