El Correo Digital
Miércoles, 23 julio 2014
sol
Hoy 15 / 27 || Mañana 17 / 25 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
No sin mi comida

sin letra pequeña

No sin mi comida

Prohibir la entrada de alimentos y bebidas del exterior en parques de atracciones, cines o festivales al aire libre es un abuso que contraviene la ley de protección de los consumidores

08.09.13 - 00:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Si es usted uno de esos padres que ha acudido en alguna ocasión a un parque de atracciones con varios bocadillos dentro de una mochila y ha sentido flaquear las piernas al pasar por el control de seguridad como si en realidad ocultase medio kilo de cocaína y una recortada, sepa que sus temores estaban infundados. Con la ley en la mano, ningún guarda de seguridad puede requisarle el alijo de pan con embutido por mucho que un amenazante cartel en el acceso al recinto diga lo contrario. Bajo el mismo criterio legal, tampoco pueden imponerle acudir al cine con sus propias palomitas recién hechas en el microondas de su casa –y mucho más baratas que las que le venderían a la entrada– o impedirle que introduzca unas birras en el recinto al aire libre donde va a tocar su grupo favorito. Según advierten las asociaciones de consumidores, estas exigencias no son otra cosa que "cláusulas abusivas" que vulneran los derechos de los usuarios.

Facua-Consumidores en Acción acaba de poner el foco en esta presunta arbitrariedad al exigir a seis parques de atracciones que dejen de prohibir la entrada con bebida y comida comprada en el exterior. Se trata de Isla Mágica (Sevilla), Parque Warner (San Martín de la Vega, Madrid), Port Aventura (Salou, Tarragona), Terra Mítica (Benidorm, Alicante), Siam Park (Costa Adeje, Santa Cruz de Tenerife) y Dinópolis (Teruel). Ya ha remitido a sus respectivas gerencias sendas reclamaciones para que corrijan estas prácticas. De no hacerlo, Facua interpondrá las correspondientes denuncias ante las autoridades competentes en materia de protección al consumidor.

Las empresas argumentan motivos de "higiene" y "seguridad" para prohibir introducir comida, una excusa que tendría fundamento si en su interior estuviese prohibido comer, pero que cae por su propio peso desde el momento en que estos recintos están plagados de restaurantes, locales de fast food y de snacks que se pueden consumir sin cortapisas por doquier. "Veríamos justificado que no se permitiese la entrada con cuchillos metálicos o recipientes de cristal, pero no es la seguridad lo que pretenden preservar los parques de atracciones con esta medida sino más bien incrementar sus ingresos", advierten desde Facua. En su opinión, el objetivo real de esta prohibición es crear "un mercado cautivo" por el que los usuarios se vean abocados a comprar comida y bebida en el interior de los parques a un precio "más elevado" de lo habitual.

Y para controlar que no se vulnera la prohibición, los parques establecen controles en sus accesos a cargo de guardas de seguridad que obligan a los clientes a abrir sus mochilas y bolsos a la entrada, unos "registros superficiales con los que difícilmente pueden detectar objetos peligrosos y cuyo fin principal es retirarles la comida y bebida que lleven dentro".

En cines y conciertos

Esta práctica no solo se reduce a los parques de atracciones, también es cada vez más frecuente que los cines veten el acceso de espectadores provistos de chucherías compradas en el exterior e impongan sus propias palomitas, a precio casi de marisco. También la mayoría de festivales al aire libre como el BBK Live, En Vivo o el Azkena, por citar tres que se celebran en verano en Euskadi, incluyen en sus normas de acceso la prohibición de entrar con comida y bebida al recinto de conciertos donde, por otra parte, proliferan las barras en las que poder adquirir agua, cerveza, bebidas energéticas, bocadillos, sándwiches...

En todos los casos, según Facua, el veto supone una "cláusula abusiva" prohibida por la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuario. En su artículo 82.1, considera como tal "todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente y todas aquellas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe, causen en perjuicio del consumidor y usuario un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato". El apartado 4 de este mismo artículo señala que "en todo caso son abusivas las cláusulas que –entre otros supuestos– vinculen el contrato a la voluntad del empresario", "limiten los derechos del consumidor y usuario" o "contravengan las reglas sobre competencia y derecho aplicable", lo que a juicio de Facua ocurre con esta prohibición.

Y por si quedaba alguna duda, la Comisión de Cooperación de Consumo, organismo dependiente del Instituto Nacional de Consumo (INC) en el que están representadas las 17 comunidades autónomas, ya puso de manifiesto en un informe que "la prohibición de introducir bebidas y alimentos del exterior, cuyas características no comportan ningún riesgo o problema objetivo y que en muchas ocasiones se venden en el propio establecimiento –en ocasiones, a precios más elevados – pudiera constituir una cláusula abusiva, según la normativa de Defensa del consumidor (...), que entiende como tales aquellas cláusulas que perjudiquen, de manera desproporcionada o no equitativa, al consumidor, o comporten una posición de desequilibrio entre los derechos y obligaciones de las partes, en perjuicio de los consumidores y usuarios".

Por el momento, ningún recinto ha anunciado un cambio en sus normas de acceso para suprimir esta arbitraria prohibición. Hasta entonces, Facua recomienda a los clientes pedir las hojas de reclamaciones.

Todos los artículos de Sin letra pequeña

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
No sin mi comida
Jóvenes disfrutan de una atracción en un parque.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.