El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 10 / 11 || Mañana 8 / 17 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
La familia Xperia Z, a prueba

tiempo de ocio en verano

La familia Xperia Z, a prueba

Sony ha conseguido dar con una tableta y, sobre todo, con un móvil que le permita encaramarse y competir con solvencia en lo más alto del mercado

18.08.13 - 00:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Vista de la Xperia Tablet Z. (Ver más fotos). / Foto y vídeo: Virginia Carrasco

A finales de febrero, en la última edición de un Mobile World Congress ya diluido en el colectivo imaginario del gremio, los responsables de Sony se atrevieron a vaticinar lo que denominaron como un "año de ruptura tecnológica". Aquel día, el primero de la feria más importante del mundo en lo que a dispositivos se refiere, la factoría nipona completó un tándem que supone su gran apuesta para la presente temporada: la familia Xperia Z. El teléfono, un 'smartphone' de alta gama con una generosa pantalla de cinco pulgadas que vio la luz en el CES de Las Vegas, transmite como en anteriores modelos la sensación de un diseño y un exterior de gran calidad, superior al grueso de teléfonos que beben del maná de Android. En el caso de la tableta, Sony logró tras varios intentos con resultado discreto dar con un dispositivo a la altura de la tradición de este fabricante.

XPERIA Z: Un alta gama muy resistente

El Xperia Z es el caballo al que Sony ha apostado en la carrera de los 'smartphones' de alta gama para este año. Un terminal con un diseño sobrio, sin curvas y elegante que ofrece una gran resistencia ante golpes y caídas a pesar de haber escogido un armazón acristalado, resistente al polvo y sumergible en el agua hasta un metro de profundidad y durante treinta minutos. El material escogido ha sido el cristal templado, tanto para la cara frontal como para la trasera, lo que ha funcionado sin problema alguno (y eso que durante las pruebas el terminal ha sido protagonista de un par de caídas nada desdeñables y de una buena colección de golpes que no han dejado impronta alguna).

Con un grosor que no llega a los ocho milímetros y un peso de 146 gramos no existe problema alguno para manejarse con seguridad con una generosa pantalla de cinco pulgadas, incluso para manos no muy grandes y ofrece un buen agarre, al contrario de lo que podría de un primer vistazo. En la parte trasera, vemos un diseño muy limpia presidido por el logo de la serie, la insignia NFC, el flash y la cámara de fotos.

Los laterales -que incorporan un borde con poliamida reforzada con fibra de vidrio- quedan para el botón de encendido y las 'discretas' ranuras de la MicroSD (hasta 32 GB) y el conector miniUSB así como la conexión de auriculares, todas ellas ocultas por unas pequeñas tapas de protección. La pantalla Full HD con una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles ofrece una calidad de altos vuelos gracias a una densidad de 443 pixeles por pulgada y la tecnología Mobile BRAVIA Engine 2, propia de la marca. Mover la máquina queda para un procesador Snapdragon de cuatro núcleos a 1,5 Ghz (gigahercios) y una memoria RAM de 2GB.

Llega con Android Jelly Bean 4.1. y versión de 16GB, ampliables por microSD. Incluye, al igual que la tableta del mismo nombre, el modo STAMINA que ayuda a economizar el gasto de energía. El Xperia Z, sin un uso abusivo, puede aguantar perfectamente toda la jornada sin pasar por el enchufe gracias a una batería de 2.330 mAh. La cámara de fotos, gracias sus 13 megapíxeles y el sensor Exmor RS, es probablemente uno de los grandes atractivos de la cámara. Con una variada selección de ajustes, ofrece un gran resultado sea cual sea la situación.

- Más: La posibilidad de sumergirlo, la cámara de fotos y la resistencia que ofrece el cristal templado. La tecnología STAMINA para ahorrar batería.

- Menos: El material del armazón tiende a ensuciarse mucho por lo dedos Las pestañas para introducir microSD, la microSIM y los auriculares no son excesivamente cómodas a la hora de abrirlas.

XPERIA Z TABLET: Diez pulgadas con una silueta muy fina

Liviana, ligera… díganlo como quieran pero lo que más sorprende de la Xperia Tablet Z al tenerla entre las manos es su peso: tan solo 465 gramos. Sony ha conseguido mostrar sus mejores armas en este dispositivo de diez pulgadas que además de un diseño anguloso y elegante, muy parecido al de su teléfono estrella, puede presumir de ser uno de los más finos del mercado, más incluso que algunos móviles: 6,9 milímetros. Si se tiene en cuenta solo las tabletas, no hay dispositivo, por el momento, tan delgado como este.

La pantalla de diez pulgadas Full HD ofrece un buen resultado con su resolución 1920 x 1200. La parte trasera es de policarbonato, el formato rectangular escogido hace que el manejo sea muy sencillo. En esta misma cara, podemos observar la insignia del NFC -también cuenta con un sensor de infrarrojos para ser utilizada como mando- y una cámara de ocho megapíxeles que, como en el resto de tabletas, no todos encontrarán demasiado útil. Los laterales quedan para los altavoces, en las esquinas inferiores, el botón de encendido, el HDMI y el micro SD así como los botones de volumen. Es resistente al polvo y al agua y sumergible durante 30 minutos hasta un metro lo que da mucha seguridad a la hora de utilizarla en cualquier lugar.

El encargado de mover la tableta es un procesador Qualcomm Snapdragon S4 Pro de 4 núcleos y cuenta con 2GB de memoria RAM. Algo que ofrece buenos resultados aunque se echa en falta más fluidez al abrir las aplicaciones, no a la hora de usarlas, donde todo corre perfectamente. La batería, por su parte, ofrece una autonomía entre las 7 y las 10 horas. Lleva equipado Android Jelly Bean 4.1. aunque Sony ha implantado su interfaz particular, dando especial protagonismo al consumo de los contenidos dando a los negocios de cine y música de la compañía. También han sustituido el álbum de fotos predetermina de Android (al igual que en el caso del teléfono) por su propia aplicación.

- Más: El diseño, el buen rendimiento de las aplicaciones así como la calidad de imagen, ideal para películas y vídeos. La resistencia al agua y al polvo es un importante plus a tener en cuenta

- Menos: La falta de fluidez a la hora de pasar de una app a otra. Dependiendo la forma de agarrar la tableta que tenga el usuario, alguna vez puede tapar el altavoz.

A la espera del Xperia Z Ultra

Pero la familia Xperia Z no acaba aquí. El pasado mes de junio, Sony presentó el nuevo miembro de la saga, que se completará con un 'tabletófono'. Con una pantalla de 6,4 pulgadas, el Xperia Z Ultra cuenta con el display Full HD (1.920 x 1080 píxeles) más grande del mercado y es el terminal con esta calidad de imagen más fino del mercado, ya que solo mide 6,5 milímetros de grosor. Además de dotarle del elegante diseño que tienen su hermano pequeño y la Xperia Tablet Z , se ha vuelto a apostar por un terminal resistente al agua una característica que se ha convertido en una de las señas de las últimas novedades de la factoría asiática . Llegará, como en anteriores casos, en blanco, negro y violeta. En el interior, el corazón que insuflará vida a este terminal será un procesador Snapdragon 800 MSM8974 de cuatro núcleos a 2,2 GHz. Tendrá 2 GB de memoria RAM y 16 de memoria interna, ampliables mediante tarjetas externas. Aunque no han concretado el día, el lanzamiento en España se producirá a finales de verano, probablemente en el mes de septiembre.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.