El Correo Digital
Martes, 16 septiembre 2014
claros
Hoy 18 / 31 || Mañana 17 / 31 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
¿Compartirías habitación de hotel con un desconocido?

nueva fórmula para ahorrar

¿Compartirías habitación de hotel con un desconocido?

Una web pone en contacto a usuarios que estén dispuestos a hacerlo y así abaratar el coste del alojamiento

03.07.13 - 20:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

¿A quién no le ha ocurrido alguna vez aquello de tener que hospedarse sólo en algún hotel y que la habitación individual le saliera por un ojo de la cara? Pues problema resuelto. Porque, cuando ya creíamos haberlo visto todo en cuanto a fórmulas imaginativas que nos permitieran viajar economizando al máximo, llega un nuevo e innovador servicio al mercado basado en esa filosofía de compartir recursos muy poco implantada aún en España pero que se abre paso con fuerza tanto dentro de nuestras fronteras como en otros países del mundo.

A la oferta ya existente de compartir vehículo para realizar un viaje, o incluso el sofá de tu casa con huéspedes ocasionales, se suma ahora la posibilidad de compartir habitación de hotel a través de la web HallSt.com. La sede social desde dónde operan estos tres jóvenes empresarios está ubicada en Barcelona y en palabras de uno de sus fundadores Alfredo Ouro “se trata de fomentar la economía compartida y de generar un espacio que ponga en contacto a través de Internet a usuarios con estas necesidades”. Pero la idea además no es solo la de ahorrar unos euros al bolsillo sino la de conocer gente y hacer en su caso nuevas amistades.

El planteamiento es sencillo. A través de la web y previo registro, el usuario puede ofrecer y solicitar habitación para compartir en la ciudad a la que desee o tenga previsto desplazarse. Aunque para muchos lo de dormir con un desconocido o desconocida pueda ser un tema delicado y pueda generar, cuando menos, cierto reparo, lo cierto es que la web pone a disposición de todos los usuarios datos de los posibles compañeros de habitación al objeto de evitar malas experiencias o incompatibilidades. Para ello cada nuevo registrado crea un perfil propio, donde muestra a los demás, guiado por las diferentes opciones que le facilita la web, distintas características personales (nivel cultural, forma física, si le gusta la música, ) pero sobre todo características directamente relacionadas con el acto de dormir, sus previos, etc... Cuestiones del tipo de si se usa pijama y de qué tipo , si a uno le gusta la luz ambiente para dormir o no, si su sueño es profundo o ligero, o algo tan importante como si se ronca o no y en qué medida. Que tampoco es cuestión de ahorrar a costa de no pegar ni ojo.

Además HallSt.com oferta también otro servicio muy novedoso y útil para que quien tenga que cancelar alguna estancia en hoteles ya reservados y abonados previamente, pueda poner a la venta tal reserva de modo que otra persona haga uso de la misma no perdiendo de esa forma el importe.

Una experiencia innovadora 'made in Spain', que seguro será bienvenida para muchos bolsillos y que apunta a exitosa. Así que si prueban, ya saben. No se olviden el pijama de gala. Porque está claro que aquí roncar... No ronca nadie.

En Tuenti
¿Compartirías habitación de hotel con un desconocido?
En la web podemos ver datos de los posibles compañeros de dormitorio para evitar malas experiencias.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
--%>
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.