El Correo Digital
Viernes, 19 septiembre 2014
tormenta
Hoy 16 / 28 || Mañana 16 / 26 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Cómo hacer deporte sin perder el estilo en el intento

running y moda

Cómo hacer deporte sin perder el estilo en el intento

No hace falta ir de marca, pero sí cumplir unas normas básicas para ponerse en forma sin miedo a ser elegida la peor vestida del gimnasio o del parque

25.06.13 - 10:10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Eva Nasarre marcó una época en los gimnasios. La televisiva profesora de aeróbic coló calentadores, cuerpos de lycra y colores vistosos y cintas de pelo XXL en los armarios de sus espectadores. Alguno de ellos se mostrará hoy arrepentido de haberse fotografiado con aquel ‘look’ ochentero y se habrá dado cuenta de que montarse en la bicicleta estática, levantar unas pesas o salir a correr siempre puede ser compatible con el estilo. Y para ello no hace falta contar con un físico digno de la portada de la revista Sports Illustrated, sólo cumplir un sencillo decálogo.

1. No hace falta ir de marca. Chanel creó hace unas cuantas temporadas su propia línea deportiva y hoy es posible, por ejemplo, ver sobre la pista una raqueta con la famosa doble ‘c’ entrelazada. Pero hacer deporte no tiene por qué ser caro. Los grandes almacenes dedicados a este tipo de artículos cuentan con un surtido asequible tanto de ropa como de complementos para practicar todo tipo de ejercicios. Con apenas 50 euros puedes vestirte de pies a cabeza para unos minutos de running.

2. Tejidos transpirables. Sudar como consecuencia de hacer deporte no significa acabar empapado. Las prendas deben permitir una correcta transpiración y no sólo para evitar cercos como los que acompañaron al exseleccionador nacional José Antonio Camacho en el Mundial de Corea y Japón, sino por pura comodidad. Moverse con una camiseta pegajosa no es nada agradable al cuerpo ni a la vista.

3. Las camisetas con propaganda, mejor en el cajón. Compañías de telefonía móvil, refrescos, cervezas... Numerosas marcas han caído en la tentación de diseñar una camiseta con su logotipo y mensajes más o menos acertados, pero lucir como un ‘hombre anuncio’ no es precisamente elegante. Estos derroches de creatividad conviene dejarlos en casa. Una prenda lisa de un color poco estridente es un acierto seguro pese a que en el ropero nos sobren las camisetas ‘veranoski’.

4. Ni escotes ni shorts minúsculos. La cinta de correr no es la pasarela Cibeles y a la hora de elegir la ropa debe primar el sentido práctico, no el interés por ser elegido ‘miss’ o ‘mister’ gimnasio. Tener que ajustarse continuamente el pantalón porque se sube demasiado o tirar de la camiseta porque no para de bajarse molesta, desconcentra, se interpone en el correcto desarrollo del ejercicio y hasta puede sacarte los colores.

5. Comodidad en la ropa interior. Si elegir la talla adecuada siempre resulta fundamental, en las piezas deportivas –porque las hay específicas– tiene aún una mayor importancia. Ni holgado ni demasiado justo. El sujetador debe permitir que los movimientos sean naturales, pero también ‘proteger’ el pecho de cualquier gesto más brusco de lo habitual. Los básicos, en blanco, crudo o negro, sin adornos ganan por goleada.

6. Invierte en unas zapatillas y jamás olvides los calcetines. Si hay un elemento del atuendo deportivo que se debe elegir con mimo son las zapatillas, que soportarán carreras, saltos y hasta derrapes. Cada ejercicio, además, cuenta con modelos concretos. Al contrario que ocurre con las sandalias, este calzado pide a gritos llevarlo con calcetines y, a poder ser, cortos, a la altura del tobillo para que no quede duda de que nos los hemos puesto. Que se vean, sí, pero discretos.

7. Recógete el pelo. No es necesario colocarse un moño propio de ‘El lago de los cisnes’ ni clavarse decenas de horquillas en la cabeza. Basta con retirarse bien el pelo de la cara, en una coleta por ejemplo, para que en plena batalla deportiva no se vaya a los ojos o a la boca y te cueste un buen tropezón.

8. Nada de maquillaje. Si acabas de salir de la oficina o llegas de una cita no resulta imprescindible -pero sí aconsejable- desmaquillarse para hacer un poco de spinning. Piensa que la sombra de ojos o la máscara de pestañas pueden empezar a deshacerse en plena carrera hasta acabar como un mapache o, lo que es peor, introducirse en los ojos y hacerte llorar. Como espectáculo no está mal, pero los Juegos Olímpicos aún no lo han admitido como disciplina.

9. No lleves el joyero encima. A la máxima ‘menos es más’ habría que añadir ‘y si no brilla, mejor’. Además de resultar incómodas, las joyas no hacen buena pareja con mallas o cortavientos y tan sólo los pendientes, si son pequeños, pueden acompañarte durante el ejercicio. El reloj, el reproductor de música o el pulsómetro son buenos complementos, pero cuidado con explorar demasiado tu vena tecnológica hasta parecer un astronauta en pruebas para despegar hacia Marte.

10. Haz caso a quienes saben. Los monitores -casi siempre- tienen la razón. Déjate aconsejar.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Cómo hacer deporte sin perder el estilo en el intento
Es imprescindible sentirnos bien con la ropa que elegimos para movernos.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.