El Correo Digital
Jueves, 24 julio 2014
sol
Hoy 15 / 27 || Mañana 17 / 25 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
10 ciudades europeas para conocer en bici

turismo a pedales

10 ciudades europeas para conocer en bici

Turín, Viena o Lyon son algunas de las que ofrecen el mejor servicio de bicicletas públicas

23.06.13 - 12:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Les ha costado mucho trabajo, pero las bicicletas se han abierto un hueco en nuestras calles. Muchos ayuntamientos se han animado a poner en marcha un servicio de préstamo para que sus ciudadanos disfruten de un transporte público sostenible. Y, ahora que se acerca el verano, para los turistas es una forma atractiva de recorrer los rincones más emblemáticos de una ciudad. Sin atascos, de forma saludable y con la posibilidad de parar y ver el paisaje cuando uno quiera. ¡Siempre que el tiempo nos dé la oportunidad!

El club de automóvil RACE realiza, cada año, un informe Eurotest en el que analiza los sistemas de bicicletas públicas de 40 países europeos. Mirando con lupa los lugares en los que se ubican las terminales (lugar de recogida y entrega de las bicicletas), el estado de las bicis y la atención al cliente, entre otros muchos aspectos. En España, las redes bien posicionadas son la sevillana y la valenciana, aunque todavía tienen muchas cosas que mejorar.

A la espera de que se publique el informe de este año, les mostramos los 10 mejores servicios que deben disfrutar si suintención es viajar por Europa y no perder la costumbre para pedalear un rato mientras hace turismo.

1. LYON: Es la única ciudad europea que presta un servicio ‘muy bueno’, según este estudio. El sistema Vélo’v cuenta con 4.000 bicicletas repartidas en 345 estaciones, disponibles todos los días del año. En las consolas instaladas en las terminales, o a través de su web, puede comprar un billete para 1 ó 7 días (cuesta 1,50 euros el acceso durante 24 horas y 5 euros el semanal). El pago se realizará con tarjeta de crédito, que deberá contar con un saldo superior a 150 euros (cifra que se cobrará como depósito de garantía en caso de robo o pérdida de la bicicleta). La primera media hora será «gratuita» y, si supera este plazo, deberá pagar un coste adicional. Pero este sistema tiene sus inconvenientes: es para mayores de 14 años, no hay personal que venda los billetes en mano y las bicis carecen de suspensión.

2. PARÍS: Para este estudio, Vélib’ es un «ejemplo a seguir para las ciudades con sistemas de bicicletas públicas». Está en funcionamiento desde 2007 y es el segundo más grande del mundo, disponible las 24 horas del día todos los días del año (a partir de los 14 años y los menores de edad necesitarán una autorización). El primer paso que debe dar es registrarse en cualquier estación que encontrará cada 300 metros, donde obtendrá una suscripción diaria (1,70 euros) o semanal (8 euros). Y podrá realizar un número ilimitado de trayectos de media hora (si está más tiempo deberá consultar las tarifas adicionales). El servicio se pagará con tarjeta de crédito y se cobrará una fianza de 150 euros (que se devolverá íntegramente si no sufre accidentes ni pierde la bici).

3. BRUSELAS: Uno de los grandes atractivos de la capital belga es que se puede recorrer su anillo de parques y jardines. Si lo hace con Villo! le saldrá por 1,60 euros (por un día) ó 7,50 euros (acceso durante una semana). Los tickets se deberán comprar en cualquiera de las estaciones automáticas con una tarjeta de crédito (en caso de incumplimiento de las condiciones generales y no devolver la bici antes de 24 horas se cobrará un depósito de 150 euros). Tenga en cuenta que podrá usarlas un número ilimitado de veces (gratuitamente durante media hora) y después le cobrarán unos 50 céntimos cada 30 minutos.

4. LUXEMBURGO: La red vel’oH! pone a su disposición 250 bicicletas en sus 54 estaciones, ubicadas en el centro de la ciudad. Los usuarios mayores de 14 años deberán registrarse en sus terminales siguiendo las instrucciones que indica la pantalla. Al contrario que en los casos anteriores, en Luxemburgo solo se emitirán billete a corto plazo para usar durante 7 días y deberá pagarse con tarjeta de crédito. La primera media hora será gratuita y, a partir de ese plazo, deberá pagar el coste del servicio.

5. MILÁN: En 2008 nació el servicio público de alquiler BikeMi, creado para favorecer la movilidad de los ciudadanos entre los puntos estratégicos de la ciudad. Para coger una de sus 3.500 bicis hay que suscribirse y adquirir un abono semanal (6 euros) o uno diario (2,5 euros). Además, habrá que pagar una tarifa adicional si se utiliza más de 30 minutos. La inscripción se puede hacer a través de la página web, llamando a un teléfono gratuito o en uno de los paneles de las estaciones (el pago se realizará a través de una tarjeta de crédito).

6. TURÍN: La ciudad italiana cuenta más de 75 kilómetros de carril bici. Tobike es el servicio público encargado de este préstamo y cuenta con 116 estaciones de intercambio en toda la ciudad (disponible las 24 horas del día). Lo primero que deberá hacer es registrarse en cualquier área de reserva siguiendo las indicaciones o a través de su página web. Después, con tarjeta de crédito, comprar un billete diario o semanal (5 u 8 euros, con carga obligatoria de 3 euros). Y podrá usarlo durante media hora, varias veces al día (para disfrutarla más tiempo deberá consultar la tarifa de precios).

7. PRAGA: Uno de los grandes atractivos de Homeport Prague es que ponen a disposición de sus usuarios bicicletas clásicas (sin engranajes, con 3-5-7 marchas), unas especiales para quienes vayan a hacer la compra y bicicletas eléctricas. Los turistas podrán acceder a su servicio aunque no deja muy claro cuál es la tarifa (aunque sí especifica que hay que dejar un depósito por cada bicicletas usada). La ciudad cuenta con 185 kilómetros dedicados al uso de las dos ruedas y hay circuitos turísticos bien delineados y señalizados que recorren los principales monumentos de la ciudad.

8. DUBLIN: Desde 2009 opera Dublinbikes, que cuenta con unas 15 bicicletas en cada una de sus 44 estaciones, repartidas por el centro de la ciudad. En las terminales de alquiler automático podrá registrarse y comprar, con tarjeta de crédito, un billete de 3 días que cuesta 2 euros (la primera media hora es gratuita y, después, se aplicará un cargo por servicio). Si un usuario llega con una bicicleta alquilada y no encuentra espacio para dejarla, el terminal de regalará 15 minutos más para que busque otra estación vacía.

9. VIENA: El servicio Citybike Wien acaba de cumplir una década en funcionamiento y sus 100 estaciones han tomado toda la ciudad. Y tiene tanto éxito desde que nació que cuenta con 350.000 usuarios. La primera hora será gratis mientras que la segunda le costará 1 euro. Los turistas que deseen pasear por Viena en bicicleta tendrá que reservar con antelación en la página web de turismo o en el terminal y pagar 1 euro que será devuelto en el momento en el que devolver la bicicleta (su página no especifica cuánto días puede hacer uso de ella).

10. HAMBURGO: La red StadtRad Hamburg comenzó como un proyecto piloto en 2009 y ha conseguido arraigarse en este municipio, siendo utilizado tanto por sus vecinos como por sus turistas. Se trata de un servicio muy demandado tanto para ir al trabajo como para desplazarse a los lugares de ocio nocturno. Los préstamos se pueden solicitar tanto en las terminales (identificándose con tarjeta de crédito) como por teléfono, aunque los turistas deberán consultar la tarifa específica para visitantes (la tarifa normal es de 12 euros).

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
10 ciudades europeas para conocer en bici
Ahora que se acerca el verano, para los turistas es una forma atractiva de recorrer los rincones más emblemáticos de una ciudad.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.