El Correo Digital
Lunes, 28 julio 2014
nuboso
Hoy 16 / 21 || Mañana 15 / 19 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

problemas de autonomía en los smartphones

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

Desconectar el GPS, quitar el modo vibración, o reducir el brillo de la pantalla son algunas de las recomendaciones que permitirán que el teléfono aguante sin apagarse hasta la noche

15.05.13 - 16:54 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Murphy y su maldita ley. A estas alturas de la película, ya hemos aprendido que “si algo puede salir mal, saldrá mal”. Solo hay que recordar que “una tostada siempre cae al suelo del lado de la mantequilla” para comprobar su veracidad. Lo que nunca pudo imaginar el pesimista ingeniero, dedicado a fabricar cohetes para el Ejército de EE UU a finales de la década de los 40, es que, más de 60 años después, tan singular paradigma podría ajustarse a la perfección al mundo de la telefonía móvil. En ese sentido, se podría reformular esta ley por “siempre nos quedamos sin batería en el momento más inoportuno”. Por muy buen smartphone que tengamos, la autonomía de estos dispositivos es, sin duda, la gran asignatura pendiente de un sector que muchas veces suele dejar de lado este apartado de vital importancia para el usuario.

En ese sentido, siempre se nos apaga el teléfono cuando el GPS nos guía por una carretera que no conocemos, cuando queremos sacar una foto para inmortalizar un momento mágico e irrepetible, cuando necesitamos enviar un mensaje urgente o cuando queremos llamar a una grúa porque se nos ha averiado el coche. Ahí es cuando la ley de Murphy se cumple sin compasión. Y es que, pese a que los fabricantes nos prometen al menos un día de autonomía, los teléfonos apenas aguantan más de 12 horas, con un uso más o menos intensivo, antes de que tengamos que volver a recargarlos. Todo un engorro tecnológico difícil de entender en pleno siglo XXI. Eso sí, existen algunos truquillos para alargar un poco más el tiempo de nuestra batería y evitar que seamos una víctima más de Murphy. Aquí van algunos de ellos.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

1. Desconéctate

Lo que más batería gasta en nuestro móvil es tener activadas todo el rato un montón de conexiones que, en la mayoría de los casos, no estamos utilizando en esos momentos. En ese sentido, supone una auténtica sangría energética tener encendido el GPS, Wifi, Bluetooth o el NFC a la vez. Por eso, cuando los teléfonos más modernos entran en modo de ahorro de batería para evitar que se apague, lo primero que hacen es desactivar casi todas ellas. Así que, aunque sea un poco más engorroso, lo aconsejable es activarlas cuando realmente las necesitemos. Por ejemplo, nada consume más batería que un teléfono buscando en todo momento una red Wifi a la que conectarse. Por lo tanto, es mejor no ponerla en funcionamiento hasta que realmente sepamos que hay una cerca de nosotros y que nos va a permitir conectarnos a ella como sucede con las Wifis libres de parques, edificios públicos o cafeterías. Asimismo, si no estamos conduciendo, tampoco es necesario tener el GPS activado ya que literalmente se bebe la batería. Y así, con todas ellas. Notarás que, con seguir solo este consejo, el móvil te durará casi todo el día con un uso comedido.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

2. Pasa del 3G (o casi)

No dejamos del todo el tema de las conexiones. El siguiente consejo se refiere al tipo de red de datos a la que estamos conectados. En la mayoría de las ocasiones, dejamos este apartado de los menús de configuración de red de nuestros teléfonos en modo automático para que intente buscar la mejor de todas las que estén disponibles en ese momento. Si estamos en el centro una gran urbe, no habrá problemas para que el móvil permanezca estable en la misma conexión. El problema surge cuando nos movemos por otras zonas o, directamente, cuando salimos de la ciudad. Ahí es cuando el indicador de las redes a las que estamos conectados (representadas por las siglas G, E, 3G y H) suelen cambiar cada dos por tres por culpa de la maldita cobertura, lo que genera un gasto extra de batería. Por tanto, lo aconsejable, si el móvil va a estar bastante tiempo en reposo, es tener activado en el citado menú la opción de “solo GSM”, ya que con G= GPRS 1.5 Mb y E=Edge 1.7 Mb tenemos de sobra para recibir y enviar mails o mensajes de texto. Si vamos a navegar por Internet o ver un vídeo de YouTube, lo aconsejable es recurrir a una conexión más rápida por lo que tendríamos que activar la opción de “solo WCDMA” que incluye el 3G= 3G 2.5 Mb y H = HSDPA hasta 7.2 Mb. Eso, en el caso de que esté disponible cerca de nosotros una antena de telefonía capaz de prestar este servicio, claro.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

3. La Wifi es tu amiga

Todo lo anteriormente dicho vale si en esos momentos no nos podemos conectar a una Wifi. En el caso de que estemos en casa o en un lugar público que disponga de acceso libre a este tipo de redes, no lo dudes. Está demostrado que se gasta mucha menos batería cuando se está conectado a ella, tanto en reposo como navegando. No hay más que percatarse de que la mayoría de los móviles se calientan mucho más cuando los utilizamos con una conexión 3G, debido a su alto consumo energético. Por tanto, si vas a un bar y te ofrecen Wifi gratis, no seas tímido y pregunta por la contraseña para conectarte. Trata de saltar de wifi en wifi a lo largo del día y recuerda el consejo de no dejarte activada esta opción si sales a la calle. Además, este truco también sirve para que te puedas ahorrar bastantes megas al día en tu tarifa de conexión de datos de tu operador móvil. Nunca sabes cuando los vas a necesitar.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

4. Que no te ciegue tu pantalla

Después de las conexiones, lo que más gasta de batería en un móvil es su pantalla. Naturalmente, no todas consumen lo mismo aunque las diferencias entre los distintos modelos y tipos, como las Amoled o IPS Led, son escasas. Por eso, cuando pasamos unas horas navegando, viendo un vídeo o jugando a un videojuego, la autonomía de nuestro smartphone comienza a resentirse. No obstante, existen algunos trucos para asegurarnos unos minutillos extras de batería. En primer lugar, debemos disminuir el nivel de brillo de la pantalla en el menú de opciones con lo que consumirá menos energía. En algunos teléfonos, se aconseja activar el elemento de “brillo automático”, muy útil en exteriores ya que entonces se incrementa automáticamente el brillo para que podamos navegar incluso a pleno sol y se reduce cuando estamos dentro de casa. En otros teléfonos, como el iPhone, se desaconseja esta opción porque gasta mucha batería y es mejor que permanezca estable en un nivel bajo de luminosidad. Asimismo, se aconseja evitar los fondos de pantalla de colores claros porque gastan mucha batería, a no ser que tengamos una pantalla tipo IPS, que utiliza la misma energía para representar cualquier tonalidad. También es recomendable en las Amoled o Superamoled evitar los modos de pantalla con colores saturados. Son un auténtico coladero de energía. Mejor optar por gamas más apagadas, que, por otra parte, son más realistas.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

5. Un solo correo para dominarlos a todos

Un factor que gasta mucha energía y que muy pocas personas tienen en cuenta son los correos electrónicos. Todos los móviles nos dan la oportunidad de administrar varias cuentas electrónicas para que podamos acceder a todos los mensajes que nos envían desde los distintos buzones. En la práctica, esta opción consume mucha energía ya que el teléfono tiene que estar constantemente accediendo a distintos servidores para saber si tenemos un mensaje nuevo. Por eso, es aconsejable unificar todo nuestro correo en una sola cuenta para que el móvil tenga que hacer esta operación una sola vez. Esa función está presente el menú de administración de cuentas como Hotmail, Gmail, Yahoo, etc y serían sus servidores, y no nuestro móvil, los que comprobarían en los distintos buzones si hay algún mensaje nuevo para después almacenarlos en nuestra bandeja de entrada común. Asimismo, también se aconseja dejar la comprobación de correo en modo manual si no esperamos mensajes urgentes.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

6. Notificaciones, las justas

Lo mejor de los teléfonos inteligentes es contar con aplicaciones que nos avisen cuando se produzca algo novedoso que nos pueda interesar. De esta forma, nos alertan cuando se acerca el cumpleaños de un amigo, cuando alguien que nos interesa ha actualizado su estado en alguna red social o cuando tenemos un mensaje nuevo de WhatsApp. El problema se produce cuando activamos demasiadas notificaciones, ya que las aplicaciones que las gestionan permanecen todo el rato funcionando en la memoria de nuestro móvil gastando mucha más energía que si permanecieran totalmente apagadas. Por eso, a mayor número de notificaciones, más consumo de batería. Así que no nos queda más remedio que ser mucho más rigurosos a la hora de dejar que los programas nos envíen estos mensajes de alerta, dejando activados solo los que realmente necesitemos y eliminar las de esas aplicaciones que, pese a tener activada esa opción, no nos han mandado una alerta en la vida. De esta forma, evitamos ese esfuerzo extra de nuestro móvil que gasta demasiadas energías gestionando un buen número de notificaciones.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

7. Menos multitarea

Cuando surgió el primer iPhone, no existía la multitarea. Lógico. Los ingenieros y programadores de Apple sabían que tener un buen puñado de aplicaciones funcionando a la vez suponía un considerable gasto de energía y, por tanto, de batería. Por eso, sólo los programas de la gran manzana tenían acceso a ella. Pero al final los fabricantes han tenido que abrir la mano y permitir a todas las aplicaciones ejecutarse al mismo tiempo. En la mayoría de los sistemas existe un proceso automático que va cerrando las que lleven tiempo sin ser usadas por parte del usuario. Pero claro, hasta que eso se produce, puede pasar bastante tiempo, lo que conlleva un elevado consumo de batería. Por consiguiente, lo ideal es entrar en nuestro gestor multitarea de vez en cuando y cerrar manualmente las que consideremos que no deben estar ya activas. Este sencillo paso, que nos puede llevar unos segundos, puede ser determinante a la hora de lograr que nuestro móvil no necesite recargarse hasta bien entrada la noche. Sorprende ver la cantidad de aplicaciones que nos dejamos abiertas sin darnos cuenta.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

8. No sobrecargues tu móvil

Por mucho cuidado que tengamos, al final del día casi siempre tenemos que dejar enchufado el móvil a la corriente. Algo que solemos hacer cuando nos vamos a la cama. Pero cuidado, porque hay que tener en cuenta una serie de factores si queremos que la vida útil de nuestra batería no se resienta. Normalmente, un smartphone tarda de dos a cuatro horas en cargarse. Lo que sucede es que cuando termina este proceso, nosotros seguimos dormidos. A partir de ahí, el teléfono, con todos sus procesos activos que generan su lógico gasto de energía, lucha desesperadamente por seguir a tope de batería, lo que genera un sobrecalentamiento innecesario que al final se termina pagando. Por tanto, lo aconsejable es no dejar tantas horas el móvil enchufado para que la batería no se termine resintiendo de esta exposición excesiva a la corriente eléctrica. Es más, incluso algunos expertos recomiendan no llegar al 100% para que no se produzca esta situación en ningún momento. Con una carga del 96, 98% es suficiente. Asimismo, parece ser que preservaremos mejor la batería si no esperamos a cargar el móvil cuando se apaga totalmente. Es aconsejable empezar a recargarla con el 20% de su capacidad. Si hacemos caso de estos pequeños trucos, nuestra batería funcionará casi como el primer día durante mucho tiempo.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

9. Quita la vibración

Muchos dueños de un móvil tienen la costumbre de ponerlo en estado de vibración por si el ruido de la calle no les permite escuchar su timbre de llamada preferido. El problema surge cuando mantenemos esta opción aunque estemos dentro de nuestra casa o en una oficina donde podemos oír perfectamente los avisos de nuestro móvil. La considerable energía que se necesita para hacer mover un teléfono cada vez que nos llaman o mandan un mensaje nos la podemos ahorrar perfectamente si nos acordamos de quitar esta opción cuando nos encontramos entre cuatro paredes. Nuestra batería nos lo va a agradecer mucho. Asimismo, quitemos el sonidito que se produce cada vez que hacemos uso del teclado virtual. Supone un gasto extra de batería tan molesto como innecesario. Y eso se puede extender a todos efectos sonoros de los que nos cansamos a los dos días de uso del nuevo terminal. No merecen la pena si tenemos en cuenta la cantidad de energía malgastada a lo largo de horas y horas de uso.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

10. Limita tus widgets

Este consejo está destinado casi en exclusiva a los poseedores de un móvil Android, que son los que poseen los widgets más espectaculares en sus escritorios. A todos nos gusta encender el móvil y comprobar en nuestras pantallas como se actualizan los distintos elementos flotantes de las más peregrinas aplicaciones en tiempo real. El problema es cuando nos dedicamos a poblar nuestros escritorios con estos elementos que gastan mucha, pero que mucha energía. Los expertos recomiendan desactivarlos todos o, por lo menos, limitar su presencia a la pantalla principal. En otras palabras, mantener el widget del tiempo y poco más. Veremos que la batería nos dura bastante más al final del día. Y cuidado también con los fondos de pantalla animados tan populares en los móviles con el sistema operativo de Google. La mayoría son preciosos pero suponen un tremendo gasto extra de energía. En ese sentido, mejor quitarlos y poner un fondo de pantalla fijo de los de toda la vida. Nuestra batería lo agradecerá.

Diez consejos para no quedarte sin batería en el móvil

Y si al final te quedas batería pese a ser de lo más ahorrativo, está bien contar con un plan B. En ese sentido, es de lo más recomendable si viajamos en coche tener siempre metido en la guantera un cargador de mechero. De esta forma, mantendremos intacto el nivel de nuestra batería pese a pasar largas horas con el navegador de GPS activado, una de las funciones que más energía gasta en los smartphones. Si no conducimos y tenemos un móvil con batería reemplazable, como las que usan los miembros de la familia Galaxy de Samsung, está bien llevar siempre consigo una segunda unidad por si las moscas, sobre todo si vamos de excursión. De esta forma, evitaremos que el móvil se nos apague a media tarde por no poder conectarlo a una toma de corriente. ¿Y que pasa con los móviles con batería fija como el iPhone? No hay problema. Existen en el mercado un montón de baterías supletorias de distintas capacidades que permiten recargar en ellas nuestros móviles como si estuvieran conectados a un enchufe. Incluso, dependiendo de nuestro modelo de teléfono, se venden fundas con las baterías ya integradas para que el abastecimiento de energía extra se realice con la mayor comodidad para el usuario. Si tenemos en cuenta todo esto, será muy difícil que nos quedemos sin batería en el momento más inoportuno. O, en otras palabras, que Murphy se siga saliendo con la suya.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.