El Correo Digital
Miércoles, 17 septiembre 2014
tormenta
Hoy 19 / 28 || Mañana 18 / 29 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Adelgazas, te diviertes y no gastas: ¡Ponte los patines!

patinar, un deporte cada vez más en alza

Adelgazas, te diviertes y no gastas: ¡Ponte los patines!

Consejos sobre dónde aprender, cómo circular por áreas urbanas, recorridos y pistas sobre los patines más adecuados

03.05.13 - 20:12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Patinar adelgaza, fortalece la musculatura –se trabajan mucho los glúteos–, es divertido, barato, el material se guarda en poco espacio, fomenta las relaciones sociales y es perfecto para practicar en familia. Además, es una practica deportiva respetuosa con el entorno y, si lo llegamos a dominar, puede servir como medio de transporte. ¿Quién da más? Eso sí es imprescindible cumplir una serie de recomendaciones a rajatabla: dominar la técnica mínima para saber frenar y caer, disponer del material adecuado y aprender a moverse por la ciudad con seguridad. No hay que lanzarse a las calles sin tener unos conocimientos básicos, acabarás por aburrirte, darte un golpe y dejarlo. Repasa estos consejos sobre dónde aprender, cómo circular por áreas urbanas, rutas y recorridos, o pistas sobre los patines más adecuados para empezar con buen pie en esta afición al alza.

Cómo empezar

Si nunca has patinado lo mejor es dar unas clases de iniciación. En la primera sesión se toma contacto con el material y las protecciones, se aprende a caer, la frenada de emergencia o a adoptar la posición correcta de cadera, rodilla, tobillo, brazos y espalda para evitar lesiones. En la siguiente sesión conoceremos los movimientos básicos, como pisar bien y dar pasos laterales o avanzar hacia delante y atrás, antes de comenzar a rodar. En Bilbao hay una escuela con mucha experiencia, Zona Verde, que te lo pondrá fácil. Dan clases en Deusto, bajo el puente Euskalduna, Barakaldo, Mungia, Llodio o Górliz. En Vitoria está Gaubela, la asociación de patinadores de la capital alavesa. Las dos agrupaciones imparten gratis una primera sesión de toma de contacto con este deporte. Zona verde ofrece cada domingo una sesión gratuita de once a dos del mediodía en Artxanda –te dejan los patines, solo puedes apuntarte una vez, y la inscripción se hace en su página web–; y Gaubela invita a acudir a su taller los lunes en el colegio Luis Dorao, de ocho y media a diez de la noche para probar, un máximo de tres días. Un cursillo de tres meses, dos horas a la semana, cuesta cerca de 100 euros. Se admiten alumnos desde los 4 años hasta más de 80 y no exigen una preparación física previa ya que el tono muscular se coge de forma gradual y continuada. Una vez adquiramos los conocimentos básicos podemos rodar solos o quedar con otros patinadores: en estos cursillos es habitual que se formen grupos de similar nivel que participan en salidas colectivas por la ciudad.

Seguridad

Patinar no es un deporte de riesgo pero exige adoptar una serie de medidas de seguridad víal aplicada al patín y de protección para evitar lesiones. Es obligatorio el uso de rodilleras y muñequeras, aunque también es muy recomendable utilizar coderas y casco, sobre todo los niños. Una de las enseñanzas más importantes que se adquieren en las clases es aprender a movernos por la ciudad, salvar obstáculos, cruzar pasos de peatones, escaleras, rampas, charcos de agua, encontronazos con perros, a evitar coches... Hay unas normas básicas que hay que recordar:

- Antes de salir a patinar hay que ponerse las protecciones.

- Para poder hacer una ruta tendremos que dominar la frenada, subir y bajar bordillos y control de la velocidad en cuestas.

- Si circulamos en grupo siempre tendrá que ir un patinador experto en cabeza y otro en cola. Nunca más de 20 personas y ¡no se adelanta al que dirige la marcha!.

- No se circula por la calzada. Lo mejor es utilizar los carriles-bici, pero si no disponemos de ellos, avanzaremos por las aceras y sin molestar a los peatones.

- Antes de cruzar una calle hay que reagruparse y no parar el tráfico.

- Atención a los cruces y semáforos. No hay que pensar si tenemos o no preferencia porque, en todo caso, nuestro cuerpo es el chásis.

– Y no olvidemos calentar antes de empezar a patinar. En este enlace hay ejercicios adecuados a este deporte. www.cdzonaverde.com/ESTIRAMIENTOS.html

Material

Muy importante: no comprar patines sin el asesoramiento de un experto. Y no nos sirven los vendedores de cualquier centro comercial o tienda de deporte. Corremos el riesgo de tirar el dinero. Lo más aconsejable es preguntar al monitor con el que vamos a dar clases o informarse en un club o asociación de patinadores antes de ir a la tienda. Nunca compremos patines de plástico o juguete para los niños. No frenan ni se agarran al suelo, porque no tienen el tacto de goma o silicona. Los más pequeños se sentirán torpes con ellos y no querran patinar, cuando la culpa la tiene el material inadecuado que les proporcionamos. También debemos romper el mito de que hay que usar patines de una o dos tallas más que los zapatos habituales: es peligroso para los tobillos, especialmente para los menores porque sus huesos son más frágiles. ¡No hay que comprar patines para que le valgan al niño mucho tiempo, es peligroso! Se deben llevar totalmente ajustados, al igual que los zapatos. Las holguras dificultan el control del patín, desestabilizan y repercuten en rodillas, caderas y hasta en la espalda. Para saber que unos patines nos están bien hay que atarlos firmemente y comprobar que no tocamos la puntera desde dentro, pero si elevamos ligeramente los dedos, sí. Los primeros días resultarán duros pero irán cediendo y adaptándose al pie. Los expertos de Zona Verde recomiendan fijarnos en la calidad de los materiales, en que podamos tener recambios y aconsejan la marca Rollerblade. Apuntan que unos patines que reúnan las condiciones adecuadas pueden costar cerca de 100 euros. Lo bueno es que nos pueden durar muchos años y solo exigen un mantenimiento mínimo.

Tan importante como los patines son las protecciones. Debemos tener en cuenta unos consejos:
- Las rodilleras tienen que ser duras -nunca de plástico o juguete- para absorber los impactos, y estar ajustadas con el fin de que no se desplacen a los lados.
- La muñequera también debe quedar justa y no debemos llevar el reloj por debajo de la protección porque entonces anularemos su eficacia. Imprescindible que cuenten con una placa en la base de la mano que asciende hasta la mitad del antebrazo. De esa forma se evita lesiones en la articulación de la muñeca.
- Hay cascos especiales para patinadores que ofrecen una protección más adecuada a este deporte que los de bici.

En Tuenti
Adelgazas, te diviertes y no gastas: ¡Ponte los patines!
Bilbao ofrece numerosas rutas para patinadores.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.