El Correo Digital
Viernes, 25 julio 2014
claros
Hoy 18 / 24 || Mañana 17 / 26 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
¿Y qué comen los chipriotas?

cocinillas

¿Y qué comen los chipriotas?

Su gastronomía, basada en productos frescos de la tierra y del mar, está aderezada según las dos tradiciones culinarias, griega y turca, allí presentes

06.04.13 - 18:12 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Casi olvidada desde que en 1974 un golpe militar griego la partió en dos (Estados), Chipre ha vuelto a atraer las miradas del mundo, o al menos de la Europa del euro, a la que la parte helena -el único Estado verdadero, porque la otra parte no es sino una provincia turca- se unió seguramente sin sospechar la que se le venía encima. Hoy su peculiar sistema bancario y su condición de paraíso fiscal de facto se han venido abajo y sus habitantes sufren las consecuencias del inevitable pero inclemente rescate por parte de Bruselas.

¿Y qué comen los chipriotas?, que es lo que en este espacio nos interesa. Lo que pueden supongo, porque tienen serias limitaciones a la disponibilidad de dinero y de ese tipo de corralitos no se obtienen ni pollos picasuelos ni huevos de dos yemas.

Quienes hubieran tenido la prudencia de esconder unos euros bajo el colchón o los que se animen a visitar Chipre podrán disfrutar de una cocina típicamente mediterránea, sana, sabrosa y variada, basada en los productos frescos de la tierra y del mar y aderezada según las dos tradiciones culinarias, griega y turca, presentes en la isla.

Chipre, que debe su nombre a la abundancia de cobre y que algunos identifican con la bíblica Kitim, está enclavada en el extremo oriental del Mare Nostrum, a unos 120 kilómeros al sur de la península turca de Anatolia, y a una distancia parecida de las costas sirias. Es, pues, una isla típicamente mediterránea en su clima, suavemente cálido y muy luminoso, y en sus productos: cítricos, patatas, hortalizas, ganado ovino... y pescados y mariscos, como los que pueden capturarse en el Levante español.

Doradas, lubinas, sargos, salmonetes... se asan a la parrilla de leña y carbón y se rocían con un aderezo de limón, al igual que los calamares. El pulpo se cuece en vino y queda exquisito. Cocidos o asados se sirven los langostinos, camarones y cigalas.

Son espectaculares las ensaladas, con innumerables ingredientes, entre los que no suelen faltar, junto a tomates y pepinos, menta, queso y aceitunas; pero entre los que pueden incluirse humus (un puré de garbanzos), naranja (habitual como guarnición en todo tipo de platos) y yogur. Pepino y yogur componen también la deliciosa salsa tzantziki.

Hay platos de clara influencia griega, como la musaka (pastel de carne y berenjena con queso gratinado), el gyro (una torta de pan con cordero), la kupepia (arroz con carne); el stifado (buey con cebollas y aceitunas), el ofto (carne a la parrilla) y el kleftiko, un cordero asado a fuego muy lento y en horno cerrado herméticamente. Dicen que esta es una fórmula ideada por los cuatreros, que impedían así que el aroma embriagador del asado acabara delatando el robo del corderito.

Otras rectas son de procedencia turca, como la suvlaki stin pita, una versión local del kebab, y algunos postres a base de almendras y miel, aunque también los hay griegos. Pero lo cierto es que los postres no suelen ser lo más deseado porque las comidas suelen ser tan copiosas que es difícil llegar ahí con ganas de rematar.

Y es preciso referirse ahora a dos especialidades típicamente chipriotas, el halumi y el meze. El primero es un queso similar al feta, prensado con menta y cuajado en su suero, que suele servirse con aceitunas. Extraordinario. En cuanto al segundo, el meze, lo más curioso es que se trata de un 'aperitivo', compuesto de ¡hasta treinta platos!: ensaladas, tarama (paté de huevas), humus, tehina (pasta se sésamo)... una variadísima muestra de la cocina chipriota en pequeñas dosis. Y luego, a comer.

Y, para terminar, un café, de estilo turco y que será 'gliki', 'metrio' o 'sketo' según sea más o menos dulce. Y una copita de zivania, el 'whisky' de la tierra.

En fin, Chipre es un pequeño país que merece la pena visitar. Y su cocina es un aliciente. El turismo, su principal industria, puede ayudarle a salir del pozo. A mí me 'rescatan' como Europa lo ha hecho con Chipre y me vuelvo a tirar al agua.

Ver todos los artículos de Cocinillas.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.