El Correo Digital
Viernes, 19 septiembre 2014
tormenta
Hoy 16 / 28 || Mañana 16 / 26 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
El año del dromedario vasco

bilbao al fondo

El año del dromedario vasco

Como un símbolo de los nuevos tiempos, va a escenificarse en Urduliz la lucha del hombre contra el camélido

22.03.13 - 11:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Se quejan algunos lectores de la superficialidad de mis artículos. Se me acusa de ser frívolo y hay quien incluso encuentra en mi supuesta ligereza una táctica destinada a desviar la atención general de las cosas importantes, gravísimas, que ocurren en la actualidad. Contra lo que pueda pensarse, estas críticas tienen su efecto en mí. Yo he pensado mucho en ellas y sé que me debo finalmente al público lector, como se debe cualquier otro profesional a sus clientes. Así que he decidido reaccionar. La realidad es seria. Y nada puedo hacer si he sido superficial, excepto no volver a serlo. A partir de ahora, no esquivaré los asuntos decisivos y, como hacen mis colegas, daré mi opinión contundente, absoluta, reveladora sobre las grandes cuestiones que afectan a nuestra sociedad.

Bien, vamos allá: en Urduliz están entrenando a un dromedario para que desplace piedras de 800 kilos. El dromedario se llama ‘Baltza’ y va a enfrentarse al equipo de sokatira del pueblo en un reto de arrastre. Han circulado fotos de los entrenamientos. Se ve en ellas a los hombretones de la sokatira tirando de su piedra. No tienen buena cara. A su lado ‘Baltza’ arrastra la suya sin apenas torcer el gesto. Es el suyo un noble gesto de dromedario, un gesto envidiable, como de pasar de todo y mascar mucho chicle.

«Se ha criado en Urduliz y es fuerte», ha dicho el entrenador de ‘Baltza’, satisfecho con los primeros entrenamientos del camélido. ‘Baltza’ por su parte no ha dicho todavía nada, pero no debemos interpretar su mutismo como desdén o altanería. Recordemos que el dromedario se ha criado en Urduliz. Eso probablemente también le hace ser discreto.

Será a mediados de abril cuando se escenifique en Urduliz la lucha del humano contra el dromedario. Es de esperar que, llegada esa fecha, los colectivos contrarios al maltrato de los animales se acerquen al pueblo para protestar. Si se acercan mucho, es de esperar que los tiren al pilón. Esa posibilidad movilizará necesariamente a los colectivos contrarios al maltrato de los animalistas. La exhibición llevará mucha gente al pueblo. Habría que pensar en ofrecer menús veganos en las sidrerías. Y, como todo es ponerse, creo que ya se me va ocurriendo una primera conclusión seria, de peso, sobre todo este asunto. Tiene que ver con la legitimidad geográfica. Si un dromedario puede participar en unas idi probak, a ver quién le dice a Aymeric Laporte que no puede jugar en el Athletic.

Hablando de cosas raras, creo recordar que llegué ver a un canguro boxear contra un humano en uno de los circos que visitó Gorliz en los veranos de mi infancia. Ganó el canguro, claro. Llevaba unos calzones con la bandera estadounidense, como Balboa, y tenía un brutal directo de izquierda, como Larry Holmes, solo que lo sacaba con los pies, como Marchena. A diferencia de ‘Baltza’, aquel canguro soportaba una vida asalariada, siniestra e itinerante. El dromedario de Urduliz está en cambio plenamente integrado en su comunidad y lo de la piedra de 800 kilos, más que una imposición, parece una de esas absurdeces en las que termina enredándose uno, con las copas, después de comer con los amigos. No sería extraño que a estas horas ‘Baltza’ estuviese preocupado por si no se les irá todo de las manos, temiéndose que al final se haga daño alguno de los de la sokatira.

Por otro lado, y volviendo a mi reconversión en analista serio, yo voy a decir aquí que la inclusión de un dromedario natural de Uribe Kosta en una prueba de arrastre de piedras es un símbolo del nuevo tiempo que vivimos. Nos enfrentamos a un traumático cambio de ciclo, a un nuevo paradigma. Avanzamos por un camino que no tiene vuelta atrás. ¿A qué voy cogiendo el tono? Es que creo que ya lo entiendo: la versión seria de mi trabajo consiste en exudar hipótesis categóricas a partir de mis propias obsesiones. Pues vamos con ello: yo tengo unas obsesiones estupendas. ¿Les he dicho ya que lo del dromedario anuncia un cambio de paradigma? Pues eso. Pronto -ojalá sea muy pronto- veremos a un koala en Ajuria Enea. Y habrá flamencos australes al frente de la Patronal. Y lémures marcando las políticas de los sindicatos de clase. 2013 no será el año de la muerte de Chávez o del nombramiento del papa Francisco. Menudencias. Será algo mucho más importante, puedo verlo con claridad. Atención, redobles. El año del dromedario vasco.

Todos los artículos de Bilbao al fondo

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
El año del dromedario vasco
El dromedario ‘Baltza, durante los entrenamientos para que desplace piedras de 800 kilos.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.