El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 12 / 27 || Mañana 14 / 25 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Samsung Galaxy S4 contra todos

¿el mejor móvil del año?

Samsung Galaxy S4 contra todos

Descubre si el producto estrella de la multinacional coreana sale bien parado si lo comparamos con los de otras marcas como HTC, Sony o Nokia

21.03.13 - 17:02 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Samsung Galaxy S4 contra todos
Un joven sostiene un Samsung Galaxy S4.

Ya no hay secretos. La semana pasada se presentó el Samsung Galaxy S4, uno de los teléfonos más mediáticos del año. Así las cosas, todo el mundo esperaba mucho de los coreanos y, como suele pasar ante un producto sobre el que recaen tantas expectativas, decepcionó a algunos por su carácter claramente continuista, aunque la mayoría se rindió ante lo evidente: nos encontramos ante, posiblemente, el mejor teléfono del mercado, gracias al equilibrio alcanzado tanto en hardware como en software, donde los coreanos han echado el resto. Eso sí, sus principales contrincantes en el competitivo mercado de la telefonía móvil -Sony, HTC, BlackBerry o Nokia- no han estado precisamente ociosos y han sacado a la venta móviles de gran calidad que no tienen nada que envidiar al de su máximo rival. De hecho, incluso logran superarlo en algunas de sus especificaciones como se puede comprobar en las siguientes comparaciones, para nada odiosas, que nos pueden ayudar a conocer todavía mejor al futuro superventas de Samsung si lo miramos desde el otro lado del espejo. Lo que está claro es que la guerra por ser el mejor smartphone del año va a ser más reñida que nunca cuando coincidan todos en el mercado a partir de abril y por unos 600 euros, el precio estándar para la gama alta.

Samsung Galaxy S4 vs HTC One. ¡Fight!

Samsung Galaxy S4 contra todos

Primer Asalto. Materiales y medidas: Samsung vuelve a apostar por el plástico para desesperación de muchos usuarios que lo consideran indigno de un móvil de gama alta. La multinacional coreana lo defiende porque permite que sea muy ligero, algo que no está dispuesta a sacrificar, ya que ha logrado fabricar el móvil más liviano del mercado con sus 130 gramos de peso, si exceptuamos al iPhone 5 con sus increíbles 112 gramos. En todo caso, Samsung ha elevado la calidad de su recubrimiento, haciéndolo más rugoso y agradable al tacto, por lo que ya no da esa sensación de móvil de mercadillo. Además, cuenta con laterales metalizados que actúan como embellecedores del teléfono y que aportan ese toque de elegancia del que hasta ahora carecía, sobre todo si lo comparamos con los iPhones de Apple. Con 136,6 mm de largo, 69,8 mm de ancho y un grosor de tan solo 7,9 mm, se convierte en el más estilizado y delgado de su gama junto al Xperia Z. Todo ello, naturalmente, si obviamos al iPhone 5 con la insuperable marca de 7,6 mm. Un milagro de la tecnología de consumo.

Nada que objetar hasta que vemos el HTC One, de estilizadas líneas, fabricado a partir de un monobloque de aluminio anodizado y disponible en plata y negro. Amor a primera vista. Es un poco más pesado que el S4, con 143 gramos, pero eso tampoco tiene tanta importancia ya que se gana en belleza y exclusividad. Eso sí, es tan complejo el proceso de confección de cada carcasa, que se tarda alrededor de una hora en fabricar cada una de ellas, lo que ha provocado que, entre otros problemas, el nuevo buque insignia de la firma de Taiwán no pueda salir al mercado este mes como estaba previsto. Todo sea con tal de diferenciarse del resto de móviles del mercado con formas clónicas dónde parece no haber cabida para la originalidad.

Segundo Asalto. Pantalla: El S4 sube casi hasta las cinco pulgadas, cumpliendo así con el nuevo estándar de tamaño para los móviles de gama alta. En ese sentido, ninguna sorpresa, ya que incorpora una resolución de 1080p, al igual que el resto de móviles presentados este año. Su pantalla es Super Amoled con colores mucho más naturales y realistas sin llegar a saturar como en modelos anteriores. Por si fuera poco, cuenta con unos increíbles 441 puntos por pulgada. Ni que decir tiene que los textos y demás elementos multimedia se ven de forma espectacular en el S4.

Así las cosas, solo el HTC One se atreve a hacerle sombra en lo que a resolución se refiere con sus 469 puntos por pulgada. Una diferencia inapreciable para el ojo humano, salvo que tengamos la buena vista de Superman. En todo caso, no olvidemos que el móvil de la firma de Taiwán posee menor tamaño de pantalla que el coreano, 4,99 pulgadas frente a 4,7. Un dato para muchos importante a la hora de optar por uno u otro smartphone ya que el HTC es, pese a ello, igual de grande que el de Samsung. Dicho queda.

Tercer asalto. Sonido: Aquí el móvil de HTC parece ganar por goleada. No es que el de Samsung incorpore malos altavoces y seguro que más de uno solo escucha la música con cascos. El caso es que los de Taiwan ya estaban empeñados desde hace tiempo en dotar a sus terminales del mejor sonido posible con su famosa alianza con Beats Audio, una de las empresas punteras en la fabricación de auriculares y demás dispositivos de este sector. Como era lógico, el resultado no decepciona pero es que además el One cuenta con dos altavoces estéreo en su frontal, con amplificador incorporado, que no solo sirven como elemento decorativo de lo más exclusivo sino que permite escuchar sonidos con mucha más calidad que el resto de móviles de la competencia que optan por colocarlos en su carcasa trasera. Punto para HTC.

Samsung Galaxy S4 vs Sony Xperia Z. ¡Fight!

Samsung Galaxy S4 contra todos

Primer asalto. Resistencia: Samsung siempre ha dicho que lo bueno del plástico es que permite soportar mejor una caída. Eso, si no es la pantalla la primera en llevarse el porrazo. Por eso, la del S4 lleva Gorilla Glass 3, convirtiéndose en el primer móvil en incorporar la última versión del prestigioso cristal que lo hace prácticamente inmune a golpes y arañazos. Veremos. Eso sí, en este ámbito, todo el Xperia Z es poco menos que indestructible ya que es sumergible hasta un metro de profundidad, es inmune al polvo y es antishock gracias al cristal templado que lo recubre por delante y por detrás. Lo malo es que tanta protección obliga a tapar todas las conexiones. Un engorro cuando se trata de cargar el móvil o conectar unos cascos. Está claro que no se puede tener todo.

Segundo asalto. Memoria: En cuanto a la memoria base, de 2 GB, tanto el S4 como el Xperia Z cumplen con este requisito que se da ya por sentado en los smartphones de alta gama para 2013. Respecto a su espacio de almacenamiento, el producto de Samsung cuenta con distintas versiones según sea su memoria interna (16, 32 o 64 GB), mientras que el de Sony se tiene que conformar con unos escasos 16 GB. Menos mal que ambos son de los pocos teléfonos, junto con la BlackBerry Z10, en incorporar una ranura para expandir sus respectivas memorias internas a golpe de microSD. Eso sí, aquí los coreanos vuelven a ganar, ya que soportan tarjetas de hasta 64 GB mientras que los japoneses sólo admiten la mitad de esta cifra como máximo. El S4 seguro que hará las delicias de los que les gusta ir por la vida con sus discos, películas y series favoritas en el bolsillo y que no se terminan de fiar de la famosa nube para acceder a sus archivos.

Tercer asalto. Batería: Seamos sinceros, pese a que han pasado un montón de años desde que apareció el primer smartphone, todavía seguimos quejándonos de lo poco que nos dura la batería. Cuando llega la noche, hay que poner a cargar el teléfono sí o sí. Eso, con suerte. Uno de los grandes aciertos de Samsung fue apostar, al contrario que Apple, por las baterías intercambiables. Solo hay que llevar siempre una pila de repuesto para evitar quedarse incomunicado. Una gozada que se echa de menos en muchos productos de la competencia y que constituye, como en el caso de las ranuras de expansión de memoria, una de las señas de identidad de la familia Galaxy. Como no podía ser de otra forma, el S4 también admite baterías intercambiables, en este caso, de 2.600 mAh, una capacidad nada desdeñable, con una nueva tecnología incorporada que promete una mayor duración que las utilizadas por otras marcas. A ver si es verdad.

Por el contrario, Sony ha optado en su producto estrella por una nada desdeñable batería de 2.330 mAh. Eso sí, fija. Para compensar esta aparente ventaja de su principal competidor, la multinacional nipona ha encontrado una solución vía software. De esta forma, surge el sistema Stamina, que permite que lleguemos a la noche sin necesidad de cargar el teléfono eliminando todos los procesos internos de esas aplicaciones que se comen todos los recursos sin que el usuario sea consciente de la sangría energética que acontece todos los días en su móvil. Al parecer, el sistema funciona y los dueños del buque insignia de Sony están de lo más contentos aunque eso no quita para que, en ocasiones, echen de menos poder abrir la tapa de su smartphone y cambiar la batería gastada por otra de repuesto.

Samsung Galaxy S4 vs Nokia Lumia 920. ¡Fight!

Samsung Galaxy S4 contra todos

Primer asalto. Procesador: Samsung ha provocado un pequeño lío en este aspecto cuando el día de la presentación de su nuevo buque insignia dijo que iba a poner a la venta dos versiones de su teléfono con distintos procesadores dependiendo de su compatibilidad con las redes de alta velocidad de Internet, conocidas como LTE y, de momento, prácticamente inexistentes en nuestro territorio. Todo parecía indicar que a España iba a llegar solo la versión 3G, que integraría un procesador Exynos con dos bloques de cuatro núcleos nunca trabajando a la vez. El más modesto se utiliza para las tareas más sencillas, como mandar un mensaje, y el más potente para ejecutar programas complejos, como por ejemplo juegos. De lo que se trata es de optimizar recursos y alargar así la duración de la batería. Pues bien, más tarde, Samsung España desvelaba que también se va a vender aquí la versión LTE, que integra un procesador Qualcomm Snapdragon 600, con cuatro núcleos a 1,9 GHz. En cualquier caso, nos encontramos ante el móvil más potente del mercado en cualquiera de sus dos modalidades.

Teniendo en cuenta estos datos, parecería que el Lumia 920 no puede hacerle frente con un procesador de tan sólo dos núcleos por mucho Qualcomm Snapdragon que sea. Da igual. La diferencia radical entre ambos teléfonos reside en su sistema operativo. Windows Phone 8, al igual que el IOS que gobierna los dispositivos de Apple, no precisa de tanta fuerza bruta para lograr un rendimiento similar e incluso, en algunos casos, superior al de muchos terminales Android teóricamente más potentes. En el caso de Nokia, menos es más. Todo un ejemplo de sentido común en la loca carrera emprendida por los fabricantes de smartphones para demostrar quien la tiene más grande. Metafóricamente hablando, claro.

2. Asalto. Cámara: No se puede negar que este elemento cada vez tiene más importancia para los usuarios que, por comodidad, sueñan con no tener que llevar una compacta en sus bolsillos. Al igual que sucedió en su día en el mercado de las cámaras, los fabricantes han emprendido una loca carrera para dotar a sus teléfonos de más y más megapíxeles. En este caso, Samsung no ha querido quedarse atrás y con el S4 podemos hacer fotos de 13 megapixeles con una más que honrosa apertura f/2.4. Incluso con la cámara secundaria, la que normalmente se utiliza para hacer videoconferencias, podemos grabar vídeos a 1080p gracias a sus 2Mpx. Una barbaridad. Curiosamente, en la principal nos encontramos con el Sony Exmor RS, el mismo sensor que monta el Xperia Z y que mejora las instantáneas en condiciones de escasa luz respecto a su versión anterior.

¿Es esto suficiente para asegurar que el S4 tiene la mejor cámara del mercado? No, aunque hay que reconocerle su gran calidad. En este aspecto, el Lumia 920, gracias a su tecnología PureView, sigue siendo el rey en este apartado pese a sus 8 megapíxeles. Por si fuera poco, cuenta con una apertura f/2.0 (es mejor cuanto más pequeño sea su número) y la afamada óptica de la lente Carl Zeiss. Todo ello provoca que las fotos obtenidas no tengan nada que envidiar a las de una compacta. Sobre todo en situaciones con poca luz, dónde el producto estrella de Nokia no tiene rival con instantáneas de gran nitidez y sin apenas ‘ruido’. Naturalmente, tener un estabilizador óptico, del que carece el S4, ayuda, y mucho, a las hora de que las fotos no salgan movidas, algo muy habitual en el caso de la mayor parte de los móviles. Es más, incluso el HTC One saca mejores fotos gracias a que implementa con éxito una nueva tecnología para este sector basada en los ultrapíxeles, píxeles más grandes que absorben más luz y que permiten sacar instantáneas más nítidas en ambientes oscuros. Para muchos, la mejor cámara Android pese a sacar fotos de “sólo” 4 mpx.

3. Asalto: Software: En este aspecto, Samsung ha querido imponer su hegemonía como en otro tiempo lo hiciera Apple cuando presentaba ingeniosas soluciones a un mercado poco dado a las revoluciones. Y todo ello envuelto en su Touchwizz, la mejor capa de personalización de Android pese a la fuerte competencia que suponía la emblemática Sense de HTC. Gracias ella, hacer scroll con los ojos sin necesidad de tocar la pantalla, algo de lo más útil cuando hay que leer algo, está perfectamente integrado en el sistema. Asimismo, si estamos viendo un vídeo y apartamos la mirada de él, el reproductor activará el botón de pausa automáticamente. Esto ya es magia. Y con sólo hacer determinados gestos en el aire, como si fuéramos jedis en una película de ‘Star Wars’, el móvil sabrá lo que tiene que hacer. Una chulada. Y no nos olvidemos de su traductor casi instantáneo, la posibilidad de hacer fotos utilizando sus dos cámaras a la vez o el modo conducción para hacer competencia al Here Drive de Nokia.

Precisamente, este excelente sistema de navegación guiada, gratuito para los clientes de Nokia, demuestra los esfuerzos de los finlandeses por ponerse las pilas en este aspecto aunque sus soluciones de software no están integradas en WPH 8 debido a que Microsoft no permite que los fabricantes metan mano a su sistema operativo. Una pena. Eso sí, tenemos aplicaciones tan importantes como su apuesta por la realidad aumentada con Here City Lens, que nos aporta información de interés sobre nuestro entorno más próximo. Con solo ver lo que nos rodea a través de la pantalla del Lumia, podemos saber dónde están los restaurantes, cines, museos y demás lugares de ocio más cercanos. También destaca Nokia Música, una de las mejores radios online que existan y también sin coste alguno para los dueños de un móvil de la familia Lumia. O su disparo inteligente, muy útil para fotografías en grupo. Se realiza una ráfaga de varias instantáneas que después se pueden mezclar para que todos los rostros de los fotografiados salgan bien, algo normalmente imposible de lograr por los métodos convencionales. O la posibilidad de sacar fotos con efectos de animación. Una forma como cualquier otra de diferenciarse de la competencia.

Samsung Galaxy S4 v iPhone 5. Combate nulo.

Samsung Galaxy S4 contra todos

Sería injusto ponerse a comparar las bondades del último producto de Samsung con otro que lleva casi un año en el mercado, una eternidad en este sector de constantes innovaciones tecnológicas. Está claro que los coreanos ganan de calle, pero también el resto de móviles lanzados en 2013. Mejores pantallas, cámaras, baterías, aplicaciones... la lista es interminable. Y ese es precisamente el reto de Apple. Volver a sorprender a todo el mundo con un nuevo hardware como ya hiciera hace seis años con su primer iPhone. Desde luego, no lo va a tener nada fácil. También deberá acometer cambios en el propio sistema operativo, cuyo aspecto visual y funciones apenas han variado a lo largo de los años. Y seamos sinceros, sus últimas aportaciones en materia de software no han tenido mucho éxito. Sólo hay que recordar a Siri, un asistente virtual que no utiliza casi nadie al no ser tan eficaz como se le presuponía. De momento, del presunto iPhone 6 sólo hay rumores, como que tendrá 4,8 pulgadas de pantalla, procesador de cuatro núcleos, cámara de 12 mpx y que llevará un sensor de huellas dactilares con el que nos identificará como sus legítimos dueños. Asimismo, parece que incorporará, por fin, el chip NFC que permitirá, entre otras funciones, pagar con el móvil, algo que ya implementa la competencia en sus nuevos terminales. En todo caso, el panorama ha cambiado y ahora Samsung es el rival a batir. Si Steve Jobs levantara la cabeza…

Especificaciones del S4
- Batería de 2.500 mAh
- Sistema operativo: Android 4.2.2
- Pantalla de 5 pulgadas SuperAMOLED
-Resolución 1080p (1920 x 1080 píxeles)
-Densidad de píxeles de 441 ppp
-Corning Gorilla Glass 3
-Procesador Exynos 5 Octa (4+4 núcleos @ 1.6 GHz). Versión 1
- Procesador Qualcomm Snapdragon 600 (4 núcleos @ 1.9 GHz). Versión 2
-GPU PowerVR SGX 544MP. Versión 1
-GPU Adreno 320. Versión 2
-2 GB de memoria RAM LPDDR3
-Memoria interna de 16, 32 o 64 GB
-Ranura para tarjetas MicroSD de hasta 64 GB
Cámara trasera de 13 megapíxeles
-Cámara frontal de 2 megapíxeles
-Wi-Fi a/b/g/n/ac
-Conectividad LTE (Versión 2)
-Bluetooth 4.0
-Soporte NFC
-GPS + Glonass
-Puerto de infrarrojos
-Micro USB con MHL 2.0
-Radio FM
- Batería de 2.500 mAh

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.