El Correo Digital
Domingo, 20 abril 2014
nuboso
Hoy 4 / 16 || Mañana 6 / 15 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Juegos de mesa: El señor de la Alhambra

uno de los juegos más populares de Europa

Juegos de mesa: El señor de la Alhambra

El alemán Dirk Henn, un matemático de 52 años, ideó este entretenimiento sin pisar el monumento nazarí

05.03.13 - 17:28 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Boabdil entregó la Alhambra y ese gesto ha dado un juego inmenso. Washington Irving pudo escribir allí sus fantásticos cuentos, Sorolla y Matisse llevaron la magia nazarí a sus lienzos y el gran Enrique Morente soñó con ella antes de cantarla como nadie. Ellos, como tantos otros artistas, se empaparon del palacio árabe para poder expresar sus emociones en libros, óleos y soleás maravillosas. El alemán Dirk Henn no había pisado ni el Generalife ni la Alcazaba ni tampoco el Patio de los Leones, cuando hace diez años ideó uno de los juegos de mesa más populares del mundo, al que, curiosamente, llamó ‘Alhambra’. La idea, en realidad, no fue suya. Y así lo reconoce desde su casa en Aquisgrán, en conversación con este periódico.

Henn, un matemático de 52 años que lleva toda su vida diseñando juegos de mesa, empezó en 2003 a darle vueltas a la idea de crear un juego basado en una ciudad medieval europea, más del estilo de Brujas, Amberes o Carcasona, que de Granada o Toledo. Que acabara llamándose ‘Alhambra’ no fue fruto de sesudos estudios de márketing sino de la casualidad. “En la etapa de pruebas del prototipo del juego participaron un montón de jugadores y muchos nos comentaban que el emplazamiento elegido no era el apropiado. Un buen día, un amigo mío soltó ‘¡pero si esto me recuerda mucho a la Alhambra!’. Había visitado el monumento y, por alguna razón, el juego le recordó a la Alhambra. Yo había visto fotos y había leído reportajes, pero no había estado nunca. Como el nombre me sonaba maravillosamente bien y además era un lugar muy conocido, decidimos llamarlo ‘Alhambra’”.

La primera versión de este juego familiar basado en la gestión de cartas y en la colocación de piezas salió al mercado aquel mismo año 2003, y rápidamente se hizo un hueco entre los aficionados alemanes, seducidos por las estrategias que les proponía Henn para ganar puntos y construir su propia Alhambra. Tal fue su éxito, que Alemania lo eligió ‘Juego del Año’, tras lo cual cosechó nuevos premios y nominaciones en Bélgica, Holanda, los países nórdicos… y así hasta alcanzar el millón de unidades vendidas en todo el mundo en los últimos diez años.

En España, donde no existe una cultura del juego de mesa tan arraigada como en Centroeuropa (allí hay colegios que incluyen los tableros en sus planes de estudios), las ventas no llegaron, ni mucho menos, a esas cifras. “Vender dos mil unidades al año de un juego de las características del ‘Alhambra’ se puede considerar un éxito. En Alemania eso sería un rotundo fracaso”, explica Haritz Solana, portavoz de Asmodee, la empresa que se encarga de su distribución en nuestro país. Sin embargo en Granada, Juan Cruz, propietario de Freak Mondo, una de las 16 tiendas de la provincia con licencia para venderlo, se ha quedado sin existencias. “Vendí los últimos en Navidad y el que tengo de muestra, es el mío”.

De Noruega a Granada

Pero volvamos a Dirk Henn, al que dejamos coronado como el ‘padre’ del mejor juego de 2003, pero sin conocer aún ‘in situ’ el palacio que tantas alegrías le ha brindado. Al año siguiente, este matemático, experto también en ingeniería informática, visitó la fortaleza árabe. “Fueron solo dos días, pero resultaron increíbles… los palacios nazaríes, los jardines del Generalife, la Alcazaba… ¡cuánta belleza! Yo solía pasar las vacaciones en el norte de Europa, en Noruega, subiendo montañas y disfrutando de los fiordos y de la naturaleza; por eso viajar al sur, a aquel clima tan distinto, a aquel ambiente en la calle, fue para mí toda una experiencia”.

Desde entonces, el alemán ha regresado a Granada unas cuantas veces más (la última, el pasado mayo). Ha descubierto los bares, las tapas y el Albaicín, y se ha quedado embobado contemplando la magia del atardecer sobre la Alhambra… “con una copa de vino en la mano”. Tanto le encandiló la ciudad, que Henn se sacó otro as de la manga: creó hace apenas tres años un nuevo juego de mesa al que ha bautizado como ‘Granada’, que aunque aún no se comercializa en España, está funcionando muy bien en Alemania.

Diez años después, este peculiar ‘señor de la Alhambra’ sigue viendo como su creación continúa encabezando el ‘ránking’ de ventas junto a ‘Colonos de Catán’ y ‘Carcassone’, otros éxitos que conocen bien los aficionados. Casado con una experta en Física, Henn y su esposa, que no tienen hijos, emplean su tiempo libre en leer, montar en bicicleta y viajar alrededor del mundo… aunque aún no han cumplido su sueño de conocer Machu Pichu… ¿será su próximo juego?

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Juegos de mesa: El señor de la Alhambra
Dirk Henn, un matemático de 52 años, es el inventor del juego.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.