El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 25 || Mañana 13 / 26 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Seis millones de notas

música | el soniquete

Seis millones de notas

Las reivindicaciones laborales y el drama del paro han dado lugar a un buen número de canciones de denuncia. He aquí seis de las fundamentales

02.03.13 - 11:15 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Seis millones de parados. Seis millones de notas. Es este el grandes éxitos de la especulación financiera, la corrupción y la ineficacia política que ahora mismo se interpreta en nuestro país. Una situación que, para los viejos roqueros, se parece mucho a la que a finales de los 70 y principios de los 80 generó una auténtica explosión en el rock, el heavy y el punk cargada de canciones de denuncia como metralla. Resulta paradójico repasar ahora aquellas letras para percatarse de su vigencia, de la semejanza de las tragedias de entonces con las de ahora, de la familiaridad con la que pueden escucharse sin perder un ápice de actualidad informativa. Desempleo, bolsillos vacíos, las empresas cerradas, las dificultades para llegar a fin de mes, la angustia, la desesperación,el capitalismo salvaje, la clase trabajadora caída en la lona, la movilización social... Son esos los denominadores comunes a la crónica musical que el rock, a lo largo de la historia, ha ido escribiendo en defensa del orgullo trabajador. Y he aquí seis canciones, una por cada millón de parados censados en España, dispuestas a demostrar que el r'n'r' no es solo diversión y alcohol.

'El paro (Sin empleo)'. Los Suaves. La banda orensana liderada por Yosi Domínguez y sus hermanos se estrenó en 1982 con 'Esta vida me va a matar', un disco crudo, social y perfectamente adecuado a la época y el heavy de aquellos años. Asfáltico, duro, respondía claramente a una España que, como ahora, vivía una dura crisis y en las asociaciones de parados se repartía leche, aceite y arroz. También es un documento muy interesante sobre los principios de uno de los grupos más representativos del rock en este país, que dispone incluso de un sello filatélico propio. Grabado con escasos medios y poca limpieza, lo normal en aquellos años, el álbum, editado por la Sociedad Fonográfica Asturiana, compensa todos sus defectos con descargas de rabia, energia y letras sin ambages. "La maquina callada, los puños apretados" o "Por la mitad del salario te has ofrecido, es igual / Tres millones de parados, estadística y tú uno más" revelan que nada ha cambiado en treinta años.

'El mismo hombre'. Revólver. Carlos Goñi es uno de los mejores narradores de la realidad social del ciudadano medio, además de un tipo comprometido contra las injusticias y desigualdades de esta civilización. En 1996 escribió la canción que probablemente relata más fielmente la tragedia de un desempleado de larga duración en la historia del rock español. Ahí van dos ejemplos: "Que duro me resulta vivir sin hacer nada / esto no es vivir, es morir sin honor / las noches son eternas y los días igual / frente al televisor". "Sabes que el trabajo ya me terminó / cualquier tiempo pasado siempre fue mejor / túmbate conmigo y dejemos pasar la vida hasta las diez". El tema fue incluido en el álbum 'Calle mayor' y en él se aprecian los teclados del miembro de la E Street Band Roy Bitten. Un año más tarde, Goñi incluiría 'El mismo hombre' en el álbum 'Básico 2', unplugged que roza la perfección técnica y musical. Es justo destacar que en ese concierto estrenó la demoledora 'Una lluvia violenta y salvaje', una auténtica metáfora musical que escribió como denuncia del secuestro y asesinato del concejal del PP Miguel Ángel Blanco.

'Contento'. Loquillo. "Y en la calle la lucha sigue siendo igual / tan cotidiana y tan sucia / pero llega a emocionar". El Loco y Sabino Méndez firmaron a finales del año pasado el disco que volvìa a sellar su alianza musical tras casi un cuarto de siglo de divorcio laboral, que no personal. El álbum, 'La nave de los locos', recoge canciones que el histórico Méndez ha ido escribiendo en los últimos lustros, pero que son tan válidas musical y argumentalmente hoy como ayer. 'Contento', el primer videoclip del disco, grabado por el cineasta Óscar Aibar, es un canto al descontento social, pero también a la resistencia y el valor que requiere mantenerse en pie en tiempos críticos. Algo muy parecido a lo que sucede en las calles de España últimamente.

'Working Class Hero'. John Lennon. Himno de la clase trabajadora que ha sido reproducido hasta la saciedad por decenas de intérpretes, desde Cyndi Lauper hasta Ozzy Osbourne y Manic Street Preechers. Sin embargo, la canción original fue compuesta por John Lennon allá por 1971 e incluida en su primer LP, 'John Lennon/Plastic Ono Band'. Lennon abruma con la sencillez de 'Working Class Hero', que grabó únicamente con su voz y una guitarra. El cantante se negó a corregir una estrofa en la que aparecía el término "jodido ignorante", lo que le supuso ser censurado en numerosas emisoras estadounidenses. Sin embargo, ayudó a su difusión que adquiriese rápidamente el rango de canción-protesta en una sociedad desencantada, antibelicista, sumida en la crisis y abocada a un futuro oscuro y precario.

She Works Hard for the Money'. Donna Summer.' Tiene razones sobradas este tema para ser incluido en este listado, en cuanto que terminó convertido en un himno feminista y una canción clave en la reivindicación de los derechos laborales de las mujeres en los primeros años 80, cuando todavía (hoy también podría valer en bastantes ámbitos) 'ellas' no podían acceder a determinados empleos ni a determinados cargos. Donna Summer lo ejemplifica muy bien desde la portada del álbum, en el que aparece vestida de camarera. El disco, y la canción homónima, apareció en 1983 y marcó un cambio de trayectoria definitivo en el rumbo de la cantante, que se despidió entonces de su imagen de reina de la música disco de los años 70 para convertirse en una intérpete de pop dance consistente.

'God Damn Job'. The Replacements. La canción fue incluida en el EP 'Stink', editado en 1982 y reeditado en 2008 con material inédito de la banda. The Replacements nació en 1979 en Minneapolis. Transgresores, gamberros, grandes consumidores de alcohol, sus componentes practicaban un punk-rock tan acelerado que su discográfica acabó obligándoles a rebajar la distorsión de las guitarras y grabar con metrónomo para que sus discos no terminaran convertidos en el mismo delirio que sus conciertos. Pasados los primeros años de efervescencia, el grupo derivó hacia el rock clásico para finalmente convertirse en abanderado del rock alternativo. 'God Damn Job' no pasará a la historia por la profundidad de su letra (apenas hay algo más que la repetición insistente de las frases 'God damn job' y 'God damn girl'), pero tiene la razón de entrar en este listado por el carácter rebelde de sus autores. Inspiradores de Nirvana o Green Day, The Replacements respondieron a la idea de su manager de lanzarles comercialmente con una canción que hablaba de la generación perdida de la era Reagan y, cuando la MTV quiso que uno de sus clips se conviertiera en un éxito de la cadena, no tuvieron mejor ocurrencia que grabar un vídeo en el que se pasaban toda la canción sentados inmóviles en un sofa. Como era de esperar, no duraron mucho. La banda se disolvió en 1991.

Ver todos los artículos de El Soniquete.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
'Working Class Hero', el himno de la clase trabajadora de Lennon.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.