El Correo Digital
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 8 / 12 || Mañana 6 / 11 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Serenidad de Villanueva

LÍNEA DE PASE

Serenidad de Villanueva

Calderón, paradigma de la cordura, usará Detroit como plataforma para retos más elevados

06.02.13 - 09:55 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

José Manuel Calderón Borrallo es un hombre extraordinario porque en su mente no cabe mayor proporción del menos común de los sentidos: el sentido común. Marcha por la vida con un motor excelente que rellena de gasóleo y diríase que, a veces, se convierte en noticia muy a su pesar. Pertenece a esa estirpe de baloncestistas tan correctos que se dejan notar más en la ausencia que en la presencia. Acostumbrado a hacerlo todo bien sin aspavientos ni gritos, el público y los compañeros reparan en él cuando falta y el engranaje del equipo, entonces, se queja con el lamento agudo de las puertas desvencijadas.

La falta de algarabía a su alrededor no significa que el extremeño ande corto de respeto en la NBA. Todo lo contrario. Los entrenadores valoran su obediencia escrupulosa a las normas de este deporte y al primer mandamiento de cualquier base, mejorar el rendimiento de quienes visten su misma camiseta. Siempre la lógica por bandera, el pase coherente sin concesiones a la magia, la generosidad, los tiros justos y el compromiso. En un diccionario de sinónimos, junto a su foto y apellido aparecerían términos como ‘solvente’ o ‘seguro de vida’. Se le puede confiar el timón de todo grupo como primer espada o escudero relevante de un titular en un club ávido de títulos. Calderón no estropea nada. Aporta cordura a un estilo de juego, el americano, que linda en ocasiones con la anarquía. Muy atrás queda ya aquel debate sobre unas condiciones que la acercaban más al puesto de escolta.

A los fieles de Santo Tomás, que anteponen certezas a sensaciones, basta añadirles un dato que define el rango mayor del pacense en la NBA. Cobra 10,5 millones de dólares al año, sueldo alto y al alcance de muy pocos bases en la Liga. A Toronto no le sobraba en su plantilla, sencillamente la única franquicia canadiense ha decidido liberar masa salarial y obtener piezas importantes a cambio teniendo en cuenta que el contrato de Calderón expira dentro de unos meses. Y lo ha logrado. Rudy Gay, alero de clase y fogonazos intermitentes, compañero de Marc Gasol hasta la semana pasada, recala en los Raptors por el traspaso del director español.

Lástima que el destino para el natural de Villanueva de la Serena, reclutado por el Baskonia durante su etapa infantil, sea Detroit. José Manuel me confesaba hace dos años y medio en Vitoria, durante unos amistosos de la selección para preparar el Mundial, que le encantaba la vida de Toronto pese a la presión fiscal canadiense, superior a la de Estados Unidos. Anteayer debutó con los Pistons (derrota en Nueva York con 15 puntos suyos desde la titularidad), un grupo deprimido en sintonía con la ciudad del motor, otrora lugar pujante e inmerso ahora en una recesión muy severa por la crisis del automóvil y una desbandada demográfica. Un club sin opciones de colarse en las eliminatorias, muy alejado de aquel equipo campeón de 2004 a los mandos de Chauncey Billups.

¿Un entierro prematuro? No. Al término de la campaña, dentro de dos meses y medio, Calderón será tan libre como cantaba Nino Bravo para firmar con cualquier franquicia un contrato elevado. Después de siete años y medio en Toronto, donde amasa casi todas las marcas históricas, el extremeño pondrá a disposición de los conjuntos que quieran aprovecharlo sus fundamentos y coherencia. Muchas veces ha sonado como segundo base con peso específico para aspirantes serios al anillo. Y ahí llevaría el bote alto que aprendió con José Luis Salazar, la mirada al frente, sus piernas-NBA y su cabeza europea. También la experiencia que le proporcionan ocho temporadas en la Liga, 550 partidos y medias de 7 asistencias y 11 puntos con muy buenos porcentajes de lanzamiento. Sobre todo en los tiros libres, faceta en la que condensa la serenidad lógica de quien nació en Villanueva de la Serena. La respuesta flotaba en el viento o, en su caso, el destino estaba escrito.

Ver todos los artículos de Línea De Pase.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Serenidad de Villanueva
José Manuel Calderón en su debut con los Pistons.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.