El Correo Digital
Jueves, 21 agosto 2014
nuboso
Hoy 12 / 20 || Mañana 15 / 17 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
Los grandes precursores

DESMARQUES

Los grandes precursores

El patinador Javier Fernández sigue la estela de históricos pioneros del deporte español como Santana, Ballesteros, Blume, Ángel Nieto o Fernando Alonso

02.02.13 - 19:38 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Ya son pocas, pero al deporte español todavía le quedan algunas fronteras por cruzar. Y, desde luego, todavía le quedan voluntarios para la apasionante aventura de ir más allá y pisar territorios que siempre nos han estado vedados y donde la presencia de un español es vista como un suceso extraordinario y fuera de toda lógica. Reconozco que siempre he sentido una debilidad especial por estos grandes pioneros. Pienso en Manolo Santana, Ángel Nieto o Severiano Ballesteros, por ejemplo. Hablamos de un niño nacido en Madrid bajo las bombas de la Guerra Civil y que trabajaba de recogelepotas en el Club de Tenis Velázquez, de un chiquito de Zamora que se fue a vivir a Vallecas en plena postguerra, y de un muchacho de Santoña que trabajaba como ‘caddie’ en el campo de golf de su pueblo. Supongo que el público del Old England Tennis Club, del circuito de Assen o del campo de Saint Andrews les observaría con curiosidad de entomólogo la primera vez que les tuvo delante.

Que lograran todo lo que lograron fue un auténtico milagro, como lo fue la medalla de bronce de Maider Unda en lucha libre durante los pasados Juegos de Londres, por citar la última gran conquista olímpica de una gran pionera; en este caso, una mujer indomable que tuvo que conquistar su sueño en un mundo hostil donde las leyes las dictaban eslavas y japonesas de enorme fiereza. (Por cierto, Unda ha decidido posponer su retirada y continuar, al menos hasta el próximo Europeo. Para poder hacerlo y competir en buenas condiciones, la luchadora alavesa se tiene que pagar de su bolsillo los viajes a los torneos de preparación, el próximo el de Suecia, lo que demuestra cómo protege y gratifica este país a sus deportistas más meritorios).

El legado de Santana, Nieto, Ballesteros y de otros como Blume o Fernando Alonso va mucho más allá de sus títulos. Lo que les distingue es su condición de precursores en un país donde, probablemente, la especie humana más exótica sea la de los adelantados que abren camino en cualquier disciplina. El patinador Javier Fernández ha sido el último en una larga lista de deportistas de los que se podría decir que han fundado su deporte en España. «Otro grande», pensé, cuando me enteré de que este joven madrileño de 21 años se había proclamado campeón de Europa de patinaje artístico con una puntuación histórica. Y eso que le extraviaron el equipaje y no pudo entrenar con sus patines hasta el día anterior a su primer día de competición en Zagreb.

¡Patinaje artístico! Reconozco mi ignorancia casi absoluta sobre este deporte. Ahora bien, lo he visto en suficientes ocasiones –siempre he apreciado su plasticidad, incluso la belleza de algunas de sus coreografías, pero lo cierto es que tanta pirueta me acaba aburriendo y de esa modorrilla algodonosa sólo me despierta la caída del patinador y el lamento del público y de la comentarista de televisión–, como para que la presencia de un español -sobre la pista de hielo-, y además entre los favoritos, me produzca la misma extrañeza que al populacho del estado de Misssipippi le producía observar a un negro montado a caballo, como se ve en la última película de Tarantino. Aquello del patinaje sobre hielo era para otra gente, para deportistas de los países civilizados del norte de Europa, para norteamericanos y japoneses, como los saltos de esquí, el curling o el luge. Qué quieren que les diga, son deportes fríos y blancos, de gente que a los sesenta años piensa seriamente en la posibilidad del suicidio, incompatibles con la siesta, la luz del Mediterráneo, la manzanilla y las gambas con gabardina.

De manera que ya me he hecho un rendido admirador de Javier Fernández, un chaval que comenzó a patinar a los seis años en la pista de hielo de Majadahonda y, desde el principio, demostró un talento enorme y el espíritu rebelde de los genios posibles. A los 17 años se fue a Estados Unidos para poder progresar y luego a Toronto, donde ahora vive. Sueña con una medalla en los Juegos de Sochi y Amaya Iribar le ha descrito como ‘Un Nureyev sobre hielo’, lo que es mucho decir pero seguro que está bien dicho. Sólo queda, por tanto, darle la bienvenida al altar de los grandes precursores del deporte español.

Ver todos los artículos de Desmarques.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Los grandes precursores
El joven madrileño Javier Fernández, campeón de Europa de patinaje artístico.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.